Un lazo de amor y de vida

Un lazo de amor y de vida

Redacción. La lactancia materna es un lazo de amor y de vida porque forma vínculos afectivos. Con el amamantamiento se forman niños más saludables y felices. Por esta razón, si estás en época de lactancia es importante que acates algunas recomendaciones como lavarte muy bien tus manos, debes estar cómoda, con la espalda recta y que el cuerpo del bebé esté junto al tuyo.

Es este un proceso que tiene consigo un vínculo maravilloso entre madre e hijo (a) porque más allá de su contenido nutricional, se establece una conexión emocional al ser este un tiempo especial, intenso y singular que no solo involucra a la madre, sino también al padre y a su familia.

Así pues, se cataloga como un lazo de amor y vida en el que, con el nacimiento del bebé, este se conecta y une con su madre desde las entrañas.

Cuando una madre da el pecho a su hijo se establece una interacción en la que no solo se le brinda alimento al recién nacido, sino también inicia una serie de procesos afectivos necesarios para que se siga manteniendo el apego entre ambos.

El parto y la lactancia estimulan la producción la oxitocina, conocida como la hormona del amor, que fortalece la relación de apego entre la mamá y su bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.