18 de mayo de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

Sevilla, de nuevo finalista de la Uefa

Por
19 de may. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Sevilla. ¡¡¡Otra más!!! ¡¡¡Otra final para el Sevilla!!! ¡¡¡Celebra y canta y llora y sueña en un año complicadísimo que puede acabar en fiesta!!!

Los goles de Suso y Lamela, los dos primeros cambios de Mendilibar, le valieron al equipo sevillista para viajar a Budapest y citarse con la Roma con un título en juego. El gol de Vlahovic puso en ventaja a una Juve que sólo se volcó en los minutos finales. De la emoción a la infinita tristeza pasó Juventus en casa de Sevilla, en la semifinal de vuelta de la Europa League. Ganaba 1-0 pero le remontaron los españoles, que acabaron imponiéndose por 2-1 y clasificando a la gran final.

El nerviosismo era protagonista en el arranque, con una serie igualada que obligaba a Sevilla como local pero facilitaba la marca italiana de Juventus.

Gati era el primero que probaba en serio a Bono para su lucimiento y respondía Szczesny en un clavado para negarle el gol a Ocampos y por centímetros no entró la pelota.

Lo tuvo Di María a los 25 en gran pase de Rabiot que quiso acabar con un globito que le salió elevado y era turno para Acuña con otro remate que probaba al buen arquero polaco. Se anulaba la jugada de gol de Locatelli por un offside a los 40 y había que ir hasta el segundo tiempo para ver los goles.
El primero fue una jugada que propuso y finalizó Vlahovic a los 65, que no pudo celebrar suficiente pues a los 71 metió un remate tremendo de media distancia Suso para poner la cuenta 1-1 y sostener la igualdad que obligó incluso al alargue.
Y entonces, una carta oculta de Sevilla: Lamela. Y a los 95 la confirmación: un cabezazo suyo fue el 2-1 que enloqueció a la afición local, una revancha personal para quien se perdiera el mundial con Argentina pero ahora pasaría a ser el héroe de la final de la Europa League.
​Un detalle incómodo: la expulsión de Acuña por la tontería de demorar un saque lateral y recibir la segunda amarilla. Insólito perderse una final por eso.
​Cuadrado jugaría 105 minutos pero se iría triste con Juventus y Sevilla, en su torneo fetiche, otra vez peleará la final, cara a cara con Roma de Mourinho el próximo 31 de mayo.