21 de junio de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

Segunda lección: como nacieron los poderes públicos

Por
19 de may. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Por Valmiro Sobrino Oliveros

Nace Tomas Hobbes el 5 de abril de 1588 en el tránsito del capitalismo industrial del siglo XVII al surgimiento de la burguesía, por una parte, y de la ruptura histórica entre el iusnaturalismo y el positivismo jurídico; "nace en medio de la violenta revolución inglesa… entre los antagonismos de su tiempo entre la vieja nobleza (el rey) y el joven parlamento que estalla como guerra en 1640".
"En medio de esa turbulenta ruptura epistemológica del conocimiento, de la política y de la sociedad escribe El Leviatán, en cuya obra se refleja una contradicción profunda …entre la filosofía política medieval y la moderna; entre el pensamiento feudal y el burgués" (Valmiro Sobrino; Tomas Hobbes y las vivencias existenciales del Estado, 2003).

En ella describe la materia, forma y poder de un Estado eclesiástico y uno civil y al sentar las bases definitivas del Estado moderno sostiene que el poder civil emana de un acuerdo entre los hombres para librarse de un Estado absolutista que subyugaba a sus ciudadanos "por la gracia de Dios". Entonces el Estado aparece como el mediador de los conflictos para aclimatar la paz y convivencia de ese lobo salvaje que el hombre lleva por dentro, (lupus est homo homini).

El arzobispo de Canterbury hizo quemar El Leviatán en las puertas de la Universidad de Oxford alegando que era "una obra del diablo", era tarde porque ya estaban sentadas las bases definitivas de los que serían algún día los sistemas democráticos.
Dos siglos después, cuando aparece el iluminismo francés, otros sabios, Juan Jacobo Rousseau heredero del pensamiento Hobbiano, escribe El Contrato Social y dice que el gobierno proviene del pueblo que conforma al Estado mediante un contrato social y Voltaire, filósofo francés, escribe que "Todos los hombres son libres por naturaleza. El verdadero carácter de la libertad es la independencia, mantenida por la fuerza. Todos los hombres son iguales; no es su nacimiento, sino la virtud misma la que marca la diferencia". Enseguida Montesquieu inspirado en el empirismo inglés de John Locke, desarrolla en El Espíritu de las Leyes la teoría de los tres poderes.

Una mini síntesis del largo recorrido de cinco siglos por el pensamiento político, filosófico y jurídico para llegar a los Estados modernos de hoy. Definitivamente la democracia occidental es el triunfo del racionalismo sobre el oscurantismo.