18 de julio de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

Ruta al mar: una estrategia geopolítica

Por
20 de may. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Por Carlos Rodríguez Santos

La geopolítica es la ciencia que estudia estratégicamente los factores o elementos geográficos en la vida y progreso de una nación-cultural, con el fin de abstraer conclusiones y teorías políticas que formulen cómo lograr desarrollo e influencia del Estado respectivo en las relaciones internacionales no, exactamente, a nivel militar, sino, básicamente, a nivel económico, social y cultural; de forma, que un sistema nacional de carreteras eficiente y eficaz constituye, indiscutiblemente, una de las estrategias geopolíticas para que el Estado colombiano adquiera incidencia en las relaciones internacionales, pues, Colombia tiene dos lejanías, una geográfica porque los productos no llegan y una cultural porque el colombiano no discierne la identidad cultural de su país.

Efectivamente, Colombia es un país de regiones y subregiones naturales que está, incluso, en mora de expedirse la ley de las regiones y las provincias como estrategia geopolítica, pues, como ejemplo de estrategia geopolítica, ya existe la concesión ruta al mar suscrito con la ANI que tiene por objeto unir los Andes y el Caribe, partiendo de Antioquia, Córdoba, Sucre y Bolívar comprendiendo, ineludiblemente, subregiones de estas dos regiones, que si estuviéramos divididos territorialmente en regiones y provincias facilitaría el desarrollo integral de nuestro país.

Pues bien, se ha tenido conocimiento de problemática social derivada por los cambios de movilidad generados por la construcción de la segunda calzada Cereté – Lorica que está impidiendo el avance de tan importante obra ruta al mar, debido a la exigencia de la comunidad de retornos más cercas y disposición de glorietas, amenazando con realizar cierre vial y no permitir trabajar las máquinas, muy a pesar de las numerosas reuniones y los compromisos que ha venido desarrollándose con la comunidad misma.

La comunidad, entonces, debe tener conciencia de la concesión ruta al mar para nuestra "economía productiva" y el "desarrollo" y más bien los municipios de Cereté, San Pelayo y Cotorra, inclusive los políticos locales, deben respetar que estas obras se realicen viablemente por generar menos afectación social, económico y ambiental, v.g., en lugar de exigirse glorieta injustificadamente, Cotorra como municipio debe ir proyectando indicadores de comercio exterior y política comercial. Se las dejo allí.