Por fin general

Por fin general

La reciente decisión que tomó el general Jorge Luis Vargas, director general de la Policía Nacional, en el sentido de relevar del cargo al comandante en el departamento de Sucre no solo significa la decidida voluntad de llevar un proceso enmarcado en la ética y la transparencia, sino que también podría significar que cada vez toma más fuerza la hipótesis de la culpabilidad de la institución y de algunos uniformados en la muerte de los tres jóvenes el pasado 25 de julio en Sincelejo. Para muchos, el general Vargas tardó en tomar decisiones, inclusive tardó en dar su punto de vista oficial desde la institución hacia lo que sucedió en ese entonces, luego de la muerte del uniformado y posteriormente la muerte de los tres jóvenes. Ahora lo que toca es seguir esperando que la Fiscalía General entregue prontos resultados sobre la investigación que están llevando sobre este hecho, que tiene consternados aún a la gran mayoría de los habitantes de este departamento y que sigue poniendo en tela de juicio el respeto y la honorabilidad que merece la Policía. Esperemos entonces que sigan avanzando las investigaciones de este lamentable hecho y que pronto se conozcan a los responsables, de los que se espera les caiga todo el peso de la ley.

Es posible, que un poco más de 30 uniformados estén involucrados en el asesinato de los tres jóvenes, hasta el momento solo ocho han sido separados de sus funciones.

Autor: El Meridiano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.