17 de julio de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

Política sucreña, pero solucionando

Por
27 de abr. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Por: Francisco Montes Vergara

Me gusta hacer una evaluación cada semana en la medida que avanza el trabajo en estos momentos preelectorales. Ahora, estoy convencido de que conocer al departamento de Sucre no es tener en la memoria una a una las necesidades que nos tienen sumidos. Conocernos es saber cómo romper la inercia que nos embarga el desarrollo económico.

Miles de discursos han corrido por las plazas de nuestros municipios. Innumerables reuniones se han realizado en los patios de las casas de los lideres en municipios y barrios de Sincelejo. Incontables sancochos se han degustado. Pero en ningún momento de esas congregaciones ha surgido la fórmula para pagar la deuda de subdesarrollo que tiene embargado al Departamento.

Las razones que nos embargan el desarrollo económico en el departamento de Sucre se han construido en medio de la avidez política, monetaria y el encerramiento logrado entre costumbres que se construyeron en las últimas tres décadas. Por mi parte, considero indispensable realizar un trabajo mirando hacia el desarrollo de Sucre, rompiendo esquemas antes de las elecciones y después de ellas. Adelantar las tareas que se requieran, pero sin jugar con la oportunidad.

El oportunismo ha llevado adormilarse a Sucre porque no exige un sacrifico para lograr cosechas. Es una dinámica que se realiza pensando en el presente porque el futuro no existe. De este contexto se alejan otros actores como la empresa privada, pues consideran que han logrado salir adelante a pesar de la ausencia de una llave de productividad entre la gobernación, las alcaldías y ellas.

Las necesidades existentes en el Departamento son evidentes. Podemos recorrerlo todo una y otra vez durante varios años, pero, si no aterrizamos y ejecutamos proyectos, los recorridos que se realizan nunca serán la solución. Caminar el Departamento solo para conocerlo en sus necesidades es redundante cuando son las mismas que siempre han existido. Los recorridos por los municipios con una óptica de espectros infinitos son líneas con un ángulo de 360 grados.

Encontrar la solución contemplando los problemas desde las entidades gubernamentales llamadas a construir el tejido del desarrollo económico, no es el camino. La respuesta la encontramos con el empoderamiento gubernamental y rompiendo esquemas tradicionales. Muy necesaria, la articulación institucional entre gobernación, alcaldías y entidades regionales. Recorrer municipios para descubrir la rueda y no articular las entidades llamadas a solucionar, es una conducta de protocolo.