Planta arrocera y molino son elefantes blancos: Contraloría

Planta arrocera y molino son elefantes blancos: Contraloría

Redacción. Tres días después de que El Meridiano publicara que la denuncia que hizo Félix Padilla Aguas sobre un presunto detrimento en la contratación y montaje del molino de la planta arrocera, que se construyó en Majagual, no había surtido los efectos esperados en la Contraloría General de la República y Fiscalía General de la Nación, el ente fiscal reaccionó.
Es así que El Meridiano conoció que la Contraloría, en medio de la investigación de la denuncia que hizo Padilla, que entre otras cosas, dijo que ni la planta ni el molino arrocero han funcionado, detectó unos hallazgos.
En ese sentido, la Contraloría narró que la Asociación de Pequeños Productores Agropecuarios de la Vereda Lana (Asoprolana), representada por Julio Maury Villacob, fue beneficiaria de la convocatoria nacional “Pacto por el Agro”, liderado por el Ministerio de Agricultura, el cual recibió un apoyo económico de $1.384.571.666, discriminados de la siguiente forma: $246.000.000, por parte del Ministerio para infraestructura e instalación y la adquisición de una planta beneficiadora de arroz (molino arrocero). Así como una contrapartida del Municipio de Majagual por un monto de ($18.480.000), y un aporte de Asoprolana de $1.120.091.666.

La Contraloría señaló que hubo deficiencias en la interventoría y la supervisión realizada al proyecto, ya que avalan un acta final de la obra, sin poner en funcionamiento el molino.

Pero pese a esos aportes, la Contraloría cuestionó que la planta nunca ha funcionado ni ha prestado el servicio a sus beneficiarios. Además, compraron un molino con menor capacidad y de menos calidad que el indicado en el proyecto, con el objeto de que les quedara recursos a ellos para apropiarse ilegalmente de estos. “Hoy en el Municipio de Majagual, tanto las instalaciones como el molino, están en un estado de abandono, lo que indica que el convenio no cumplió el objeto para lo cual fue adjudicado, convertidos así en un elefante blanco”, dijo la Contraloría.
Otro hallazgo detectado por el ente de control, es que el ejecutor del convenio presuntamente incumplió con algunas obligaciones contractuales, las cuales afectaron el cumplimiento del mismo, debido a la ausencia de medios de verificación y supervisión que permitieran validar la ejecución de las actividades y obligaciones contractuales de acuerdo a las especificaciones técnicas del convenio.
“Se pudo evidenciar una indebida gestión fiscal en la administración de los recursos de la Nación, ya que no hubo una adecuada planeación del proyecto, en lo concerniente al estudio técnico que analizaría la compatibilidad de las redes eléctricas que atraviesan el predio donde funciona la planta beneficiadora de arroz, situación no contemplada que traería sobrecostos. Es de resaltar que el molino no ha sido puesto en funcionamiento desde su montaje 31 de enero de 2016”, cuestionó la Conraloría.
La Contraloría concluyó que el convenio no se ejecutó acorde con las clausulas contenidas en él, y ratifica lo dicho por el denunciante.
Con respecto a estos hallazgos detectados, ya la Contraloría aperturó un proceso de responsabilidad fiscal y le dio traslado de los mismos a Procuraduría y la Fiscalía.

Autor: El Meridiano

1 Comments

  • Tranquilo bobby!!! No va a pasar nada……ya los responsables se gastaron esa platica… van a pedir una adicion ….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.