11 de noviembre de 2022 - 1:00 AM

Núñez, de vacaciones en la cárcel

Núñez, de vacaciones en la cárcel

Redacción. Además de la autorización de varias visitas libres y sin requisitos, el coronel Benjamín Núñez Jaramillo, procesado por el asesinato de los tres jóvenes de Chochó, goza de muchos otros privilegios como tener en su celda un televisor, una guitarra, radio y un colchón especial. Cabe mencionar que este sujeto se encuentra privado del libertad desde el pasado mes de septiembre en la cárcel de Ibagué, Coiba Picaleña.
El coronel no solo tiene comodidades en su celda, si no que también habría recibido sin ninguna restricción la visita de su suegro, el general retirado Gustavo Adolfo Ricaurte, al que la Fiscalía le imputó el delito de celebración de contratos sin el cumplimiento de requisitos legales por aparentes irregularidades en un convenio que no tenía aval del Ministerio de Educación, y con el cual paramilitares se graduaron de abogados.
Por otro lado, se conoció que el pasado fin de semana, su suegro Ricaurte lo visitó con familia y amigos, y según información de fuentes, recibieron todas las atenciones del director de la cárcel de Ibagué, Miguel Ángel Rodríguez Londoño, quien en su fin de semana de descanso fue hasta la cárcel para que no hubiera problemas con estas visitas.

Otros privilegios
Por otro lado, el coronel hace uso de su celular, quedando en evidencia que son muchos los privilegios de los que goza, presuntamente, gracias a su suegro, quien habría pedido trato especial para su yerno, que se encuentra recluido y protegido en el pabellón especial de exfuncionarios, bloque 7.
Tanto la gente del común como familiares de los tres jóvenes masacrados, presuntamente, a manos de Núñez, siempre tuvieron esa sensación, que tendría privilegios y eso está pasando.
Por otro lado cabe mencionar que la semana pasada a Núñez le fueron imputados dos delitos más, para sumar tres en total: homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y falsificación de documento público, cargos que no aceptó, por ahora el presunto asesino seguirá recluido en el penal donde no vive vida de preso razo. Se espera que a inicios de año se empiece a desarrollar el juicio por los hechos que le señalan, por ahora se espera que los entes encargados se apersonen de la situación.
Autor: El Meridiano

1 Comments

  • Eso se ve en locombia, el que tiene plata y poder no paga cárcel y si lo encierran es por poco tiempo y con muchas comodidades. Desgraciadamente es así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *