Onasis Miguel González Muñoz

Batalla campal: hombre vs naturaleza

Por: Onasis Miguel González MuñozOpinión2020-09-16 12:00 AMRedacción
El hombre en su afán egocéntrico de mostrar poder cada día ofende a la tierra y se auto destruye atentando contra su propia vida.

Esta es una guerra casi invisible que ante los ojos del mundo pasa desapercibida, pero si te detienes analizarla los desastres catastróficos naturales, es una batalla campal y de cuidado.


El hombre en su afán egocéntrico de mostrar poder cada día ofende a la tierra y se auto destruye atentando contra su propia vida, que es el medio natural, estamos escupiendo para arriba y nadie mira que la saliva le cae encima.


El hombre ataca a la naturaleza con tala indiscriminada, industrias que envenenan el aire con monóxido de carbono, explotación minera en todos sus campos, producción de químicos agrícolas, seca y contaminan ríos, humedales, realizan fracking y arrojan basuras en cualquier lado. La carrera por el consumismo y producir comodidad en la vida cada día llevan al ser humano a contaminar más.


El crecimiento poblacional en el mundo va en aumento, aunque el demográfico Francesco Billari de la Universidad de Oxford dice que para el 2050 seríamos 15 mil millones de habitantes en el mundo, pero esto puede ser incierto porque en muchos países la percepción de vida aumenta y la tasa de natalidad disminuye, lo que permite que tengamos poblaciones más viejas, pero lo claro de todo esto es, que cada ser humano que nace va a vivir de la naturaleza, hasta ahora todo lo que se consume y se usa lo produce la naturaleza y cada uso y consumo trae contaminación.


La Naturaleza se defiende, empieza con el efecto invernadero que es la subida de la  temperatura por la acumulación de gases en la atmósfera de dióxido de carbono y el hombre cobarde corre a buscar refugio por el calentamiento global, esto permite que las aguas se condensen más rápido causando aridad del suelo y lleguen precipitaciones en cualquier momento del año, originando inundaciones, avalanchas que golpean al ser humano; el medio natural por la concentración de químicos empieza a mutar en la mal formación de la flora, que es consumida por la fauna, la cual le causa otra mutación al ingerirla, se consumen aguas contaminadas y  peces de esas aguas, lo que permite el surgimiento de virus que afecta a la humanidad como el que hoy vive el mundo con el covid-19.


Este golpe de la naturaleza a la humanidad con este virus, fue un “upper cut" a la barbilla del mundo, lo que permitió que el medio natural cogiera un aire, pudimos observar animales silvestres invadiendo ciudades, se pararon muchas industrias lo que hizo que bajara la contaminación, la concentración de gases en el Valle de Aburrá bajo un 28% según la Oficina de Calidad del Aire de Medellín.


Es de anotar que la mayoría de enfermedades en el mundo son por contaminación hídrica o de la atmósfera, no respiramos aire de calidad ni tomamos agua óptima. El hombre no debe desafiar a la naturaleza por eso nuestros aborígenes la llaman "pachamama" madre tierra, porque es un Dios que nos provee todo lo que necesitamos y le pagamos mal.


Aún es incierto quien gane esta batalla, pero el camino que llevamos no es el indicado, el primer cambio climático debe existir en el corazón de cada quien, creando una cultura ambiental, industrias con cero emisiones de CO2, apartarnos de muchas vanidades que generen contaminación, sembrar árboles que produzcan gran cantidad de oxígeno para reducir el anhídrido de carbono. De lo contrario la naturaleza nos seguirá golpeando fuerte con nuevas enfermedades y cambios climáticos que afecten de manera directa a la humanidad.

MÁS NOTICIAS

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para elaborar información estadísticas, mejorar las preferencias y funcionalidad del sitio. Al continuar, aceptas su uso.
Aceptar