23 de abril de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

No hay resultados

Por
21 de may. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Los dos años de estaticidad en el Índice de Departamental de Competitividad del departamento de Sucre, revelado esta semana por el Consejo Privado de Competitividad de la Universidad del Rosario, es una foto panorámica de cómo va en estos términos el territorio en manos del gobierno de Héctor Olimpo Espinosa en diferentes ítems. Es ilógico que el indicador de innovación, por ejemplo, haya bajado 4 puntos en contraste con el resultado del 2022, cuando se supone que la Estrategia de Productividad e Innovación se creó con la finalidad de acoplar toda aquella oportunidad en esta y otras materias para Sucre.
Paradójicamente, la posición final (23 de 33 departamentos para este 2023) depende del promedio de los indicadores, y con sorpresa bajaron los que tienen programas asociados (caso innovación) y subieron los que no dependen de la gestión gubernamental, como obertura en salud y tamaño del mercado. Con el sol a las espaldas, dejando un departamento en categoría 4 y ahora con poca efectividad en el IDC, el reto seguirá siendo mucho más grande para el gobierno entrante que deberá, ojalá, buscar la forma de mejorar estas posturas que solo superan a los históricos territorios pobres del país.

La Comisión Regional de Competitividad e Innovación también debe revisar que tan relevante son sus acciones para impactar mejor el IDC.

Autor: Luis Germán Rubiano Farak.