Lactancia materna: mitos y realidades

Lactancia materna: mitos y realidades

Redacción. Lactar o amamantar tiene innumerables ventajas para la salud del bebé, así lo señalan algunas madres lactantes y también la Organización Mundial de la Salud. Sin embargo, alrededor de esta práctica hay muchas dudas que el médico y especialista en pediatría Marco Bru Herazo explica.

  1. Se debe suspender la lactancia si la madre queda en embarazo. Falso
    Existe la creencia errónea que la lactancia produce abortos espontáneos debido a las contracciones uterinas generadas por la oxitocina que se produce cuando el lactante estimula el seno de la madre, esto ha sido desmentido en numerosos estudios.
  2. El bebé debe ser amamantado cada 3 horas. Falso.
    La lactancia materna debe ser a libre demanda lo que significa que es cada vez que el bebé lo pida y el tiempo que él lo necesite. De esta manera se garantiza la producción de leche de la madre y la correcta alimentación del bebé.
  3. Las madres de senos pequeños no producen suficiente leche. Falso.
    El tamaño de los senos no influye en la producción de leche materna, aunque algunas mujeres tienen más tejido graso que otras, el tejido glandular que produce la leche es casi igual en todas las mujeres por lo que solo se requiere una buena técnica de agarre.
  4. Las madres que tienen prótesis en los senos no pueden amamantar. Falso.
    Los implantes no intervienen en la producción de leche ya que estos son colocados detrás de la glándula mamaria o debajo de los músculos del pecho.
  5. Los bebés que reciben lactancia enferman menos. Verdadero.
    La leche materna además de aportarle al bebé, agua, nutrientes, vitaminas y minerales le brinda anticuerpos y otras sustancias que lo protegen de muchas enfermedades y si enferman mejoran más rápido.
  6. Es normal que amamantar duela. Falso.
    Al principio es probable que moleste un poco sobre todo en las madres primerizas, pero una vez se logre una adecuada técnica de agarre no debe doler. Si hay dolor lo ideal es consultar al médico.
  7. La leche materna después de los 6 meses no aporta casi nada al bebé. Falso.
    Muchas madres piensan que luego de los 6 meses la leche materna desmejora en su calidad y no es así, es el bebé quien a medida que crece requiere más calorías para cubrir sus necesidades energéticas por lo que se hace necesario iniciar a esta edad la alimentación complementaria con el fin de cubrir esa brecha energética que la leche materna no puede suplir. Pero sus virtudes siguen iguales hasta un poco más de los 2 años.
  8. Si la madre abandonó la lactancia, ya no puede volver a amamantar. Falso.
    Sin importar el tiempo de abandono, es posible relactar siempre y cuando la madre tenga el deseo y la disposición para hacerlo, ya que el principal estímulo para la producción de leche es la succión que ejerce bebé.
  9. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar. Verdadero.
    Todas las mujeres tienen la capacidad de amantar hay situaciones muy especiales y excepcionales en que la madre no puede hacerlo, pero será el médico quien indique el por qué.

Noticia anterior

Hubo protesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.