La lactancia materna y sus ventajas

La lactancia materna y sus ventajas

Amamantar es la forma natural de la especie humana para alimentar a sus ​hijos e hijas. La lactancia es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su hijo apenas nazca, no solo por su contenido nutricional, sino por su contribución emocional, ya que el vínculo afectivo que se establece entre la madre y su bebé constituye una experiencia especial que vincula al padre y a la familia.

Lactar al bebé tiene una serie de ventajas o beneficios. El Ministerio de Salud y Protección Social aborda algunos que aquí te explicamos.

La leche materna tiene una disponibilidad permanente, entre más se amamanta, más suficiencia y estabilidad hay en su suministro. En términos de acceso, no exige ningún gasto a la familia, su consumo es el deseable y oportuno.

La leche materna, además, beneficia a la madre desde el momento del parto, porque ayuda a la expulsión de la placenta, reduce el riesgo de hemorragias posparto, evita la mastitis y disminuye el riesgo de cáncer de mama y de ovario.

Su contenido nutricional e inmunológico está demostrado científicamente y corresponde exactamente a las necesidades de los seres humanos. Ninguna leche industrial infantil puede compararse a la leche materna.

Incluso trae beneficios económicos y ambientales, por ser un alimento natural que no necesita ser comprado, que no produce residuos tóxicos ni sólidos y no tiene efectos sobre el medio ambiente, como la deforestación.

Contar con una alimentación adecuada, influye positivamente en el desarrollo inmunológico de los niños y niñas, en su capacidad de respuesta a las enfermedades, en la frecuencia y gravedad de las mismas.

No sólo es importante que el bebé sea amamantado desde la primera hora de nacido, sino hasta los 6 meses de manera exclusiva y hasta los 2 años y más. Con el amamantamiento se fortalecen las relaciones intrafamiliares y los vínculos afectivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.