23 de septiembre de 2022 - 12:00 AM

Jueza que ordenó embargos no aceptó cargos

Jueza que ordenó embargos no aceptó cargos

Redacción. Clarena Lucía Ordóñez Sierra. jueza primera civil del Circuito con funciones laborales de Corozal, no aceptó los delitos de prevaricato por acción en concurso con peculado por apropiación, que le imputó la Fiscalía Delegada ante el Tribunal Superior de Sucre.
La imputación se hizo ante el Juzgado Promiscuo Municipal de Los Palmitos.
A la funcionaria la procesan por unos embargos que ordenó en contra la Gobernación de Sucre que no procedían, porque desde el 2010 se encuentran bajo la figura de la reestructuración de pasivos.
En la ley 550 de 1999 claramente reza que cuando un ente territorial se encuentra bajo esa figura no proceden los embargos, incluso los procesos ejecutivos que estén en curso se suspenden de pleno derecho. Pero Ordóñez, conociendo el contenido de la norma, decretó los embargos por sumas superiores a 20 mil millones de pesos en favor de la IPS Fundación Nueva Esperanza, involucrada en el cartel de los enfermos mentales.

Según narró la Fiscalía, el peculado sería por 3.400 millones de pesos.

Lo que le espera ahora a Ordóñez es enfrentarse a un juicio oral y púbico que le permitirá defenderse de los cargos endilgados por el ente acusador. Pero antes de esto, la funcionaria de la Rama Judicial debe ser acusada por la misma Fiscalía ante el Tribunal Superior de Sincelejo.

Material probatorio
En entrevista con el apoderado de la víctima (Gobernación de Sucre), Héctor Merlano, señaló que existe buen material probatorio que demuestra la culpabilidad de la funcionaria. “Ella sabía que no procedía esos embargos judiciales, porque fueron dos que dictó a favor de esas IPS. La otra es Camino a la Virtud. Ella sabía que hay un acuerdo de reestructuración de pasivos. El título ejecutivo no presta mérito ejecutivo, pues las personas atendidas no correspondían a la población pobre no asegurada. Todas están aseguradas, ya sea por el régimen contributivo o subsidiado”, dijo Merlano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.