Hubo tensión entre Kosovo y Serbia

Hubo tensión entre Kosovo y Serbia

Belgrado. Los ánimos entre Kosovo y Serbia se calmaron ayer tras una noche de incertidumbre y protestas de los serbokosovares por la decisión del gobierno de prohibir documentos de identidad y matrículas serbias en su territorio, una medida que fue al final aplazada bajo presión internacional.

Los serbios de Kosovo retiraron ayer los bloqueos de carreteras en el norte de la antigua provincia serbia, cuyas autoridades habían cerrado dos pasos fronterizos con Serbia. Las autoridades kosovares pretendían aplicar desde la medianoche lo que califican como una “medida de reciprocidad”, ya que Serbia tampoco acepta los documentos de identidad ni las matrículas de Kosovo, una exprovincia serbia que se declaró independiente en 2008.

Tras horas de incertidumbre, incluyendo algunos disparos y sirenas antiaéreas, el gobierno del primer ministro Albin Kurti retrocedió ante las presiones de la Unión Europea (UE) y de EEUU, y anunció que aplaza la aplicación de las medidas hasta el 1 de septiembre. Ese anuncio calmó la tensión, aunque persistía por la condición a los serbios a que retiren las barricadas de las carreteras que llevan hacia los pasos fronterizos de Brnjak y Jarinje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.