Golpe en la cabeza le costó la vida

Golpe en la cabeza le costó la vida

Sincelejo: Que se esclarezcan los hechos es la petición que hacen los familiares de Manuel Enrique Díaz Padilla, quien falleció la noche del martes en la unidad de cuidados intensivos de la clínica María Reina, en Sincelejo, centro asistencial donde ingresó la noche del 10 de septiembre.
Sus hijos Andrea y JavierDíaz, en entrevista con este medio contaron que una de las hipótesis, y que es materia de investigación, es que su papá lanzó una expresión a la mesera de un establecimiento público, ubicado sobre la Variante a Tolú, en Sincelejo, pero serán las unidades investigativas que esclarezcan las causas de este acto de intolerancia que le costó la vida a Manuel Díaz y se dé captura al presunto agresor.
La víctima, de 51 años de edad, al parecer fue agredido por la pareja de la mesera, haciendo que cayera al piso y se golpeara fuertemente la cabeza. El hombre resultó con un fractura en el cráneo que lo mantuvo 10 días en coma inducido.
“No hay pruebas aún, queremos que se investiguen y esclarezcan los hechos. Él era un buen padre, responsable, ayudaba a todo el que podía, no hay queja de él por parte de sus familiares, amigos y vecinos”, expresaron los hijos de Manuel Enrique, que llegó a la ciudad de Sincelejo a sus 4 años de edad, pese a que nació en Planeta Rica (Córdoba), localidad donde ayer era trasladado por sus familiares para darle cristiana sepultura. Díaz Padilla era padre de 5 hijos, actualmente estaba residiendo en el barrio El Rubí, de Sincelejo y se desempeñaba como maestro de obras. Con esta muerte violenta los homicidios en Sucre ascienden a 138 en lo corrido de este año. La inspección técnica a cadáver estuvo a cargo de la Policía Judicial Sijín Sincelejo.

Autor: El Meridiano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.