“El día que iban a aplastar a Satanás”

“El día que iban a aplastar a Satanás”

Autor: Rafael Páez

Todos los habitantes de la Ciénaga de las Marías sabían del evento, ese domingo era la fecha que la pastora del caserío había anunciado que iban a aplastar a Satanás en el culto de las siete de la noche. Yo más que nadie estaba ansioso y contento de presenciar realmente como era que la pastora iba a desterrar al malvado del diablo y sus fechorías malignas.

Mi amigo Angel me invitó a que entraramos al culto y poder ver de cerca como era que la pastora iba a aplastar a Satanás, casi toda la gente de esa región estaban presentes, yo estaba acomodado en una de las primeras sillas de la iglesia evangélica.

Después de haber cantado muchas alabanzas a Dios, la pastora ordenó ponermos de pie y cerrar los ojos, así fue que comenzó a orar con gran fervor reprendido toda clase de malos pensamientos, de maldad, de enfermedad, de espiritus de vicios, de deseos pecaminosos, cuando estaba terminando de reprender al diablo, Leonardo Serpa se acercó a la silla de la pastora y le puso una rama de limón con muchas espinas, terminado el culto la pastora ordenó sentarnos y de repente un grito se escuchó en toda la iglesia
¡Te reprendo Satanás en el nombre poderoso de Dios!

Está viendo- pastora respondió Leonardo por estar aplastando a Satanás le puyó las nalgas.
Desde ese día me dí cuenta que Satanás es el mismo hombre disfrazado de diablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.