23 de junio de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

¿Cuál oposición?

Por
1 de mar. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Por Bibiana Cabarcas

Salvo por el Centro Democrático que se declaró desde el primer día del actual gobierno en oposición, los demás partidos se declararon de gobierno o independientes, esto con el fin de no quedarse por fuera, en estos cuatro años, de lo que puedan percibir como colectividad e individualmente.

El muro de contención debe ser el congreso y los gremios, y aunque las marchas indican el descontento de la sociedad.

Es así como el partido liberal en cabeza de César Gaviria, La U dirigido por Dilian Francisca Toro y el partido conservador ahora con Efraín Cepeda como director, le hicieron la venia al actual gobierno, que ha constituido una verdadera aplanadora en el congreso, sin que haya un verdadero control a las reformas que proyecta hacer.

Muchos votantes de estos partidos respaldaron a sus congresistas con la esperanza en que ellos defenderían sus derechos y no dejarían que ideas absurdas y traídas de los cabellos fueran leyes de la república, pero, esto no ha sido posible y una tras otra, empezando por la tributaria se han aprobado a pupitrazo limpio, sin importar los reparos de sus electores y sus reales preocupaciones, que no son menores frente al horizonte que se avizora.

Con la reforma a la salud, no se espera un panorama distinto, ya se han visto por redes sociales los encuentros muy amigables entre el presidente y los directores de estas colectividades, y seguramente no estarán hablando de sus próximas vacaciones, deben estar haciendo los "acuerdos programáticos" destinados a que se aprueben las cacareadas reformas, tan lesivas para la ciudadanía, tanto para los enfermos, como para los empresarios e inversionistas.

Algo parecido ocurrió en Venezuela, en donde los "enchufados" le dieron vía libre a las ideas socialistas de Chávez y Maduro a cambio de prebendas que los favorecieran a ellos y sus familias, sin importarles la suerte del pueblo que los eligió; las consecuencias están a la vista, y aquí estamos recorriendo peligrosamente el mismo camino.

El muro de contención debe ser el congreso y los gremios, y aunque las marchas indican el descontento de la sociedad, no es con marchas y con likes en redes sociales como se enfrenta a un gobierno que ya conoce la medida en la que caben los políticos. Se necesitan congresistas comprometidos con sus electores y sus necesidades, que piensen en las futuras generaciones de colombianos incluidos sus propios hijos y descendientes, gremios fuertes que defiendan sus colectividades, es la hora del compromiso por la patria y su gente, este sí sería el verdadero cambio.