Comandante de estación pidió que se dieran de baja 19 cartuchos: Procuraduría

Comandante de estación pidió que se dieran de baja 19 cartuchos: Procuraduría

Redacción: Durante las audiencias preliminares contra el teniente coronel Benjamín Darío Núñez Jaramillo, que se reanudaron ayer, y continúan mañana miércoles, la Procuraduría General de la Nación reveló que el pasado 25 de julio, durante la persecución a los jóvenes asesinados de Chochó, corregimiento de Sincelejo, 19 cartuchos fueron accionados contra la humanidad de Carlos Alberto Ibáñez Mercado, Jesús David Díaz Monterroza y José Carlos Arévalo Contreras. Al parecer la orden fue dada por el comandante de estación.
En la diligencia de medida de aseguramiento, los representantes de víctimas solicitaron al juez que Núñez Jaramillo debe ser recluidos en una cárcel de máxima seguridad ya sea La Tramacúa, en Valledupar o la cárcel de Cómbita (Boyacá).
Como se recordará los jóvenes, oriundos del corregimiento Chochó, en Sincelejo, fueron asesinados el pasado 25 de julio en un falso positivo de la Policía y por este triple homicidio ya 10 policías fueron judicializados y enviados a una cárcel del país.
A La Picota, en Bogotá, fueron trasladados 6 de los 10 policías procesados por el crimen de los tres jóvenes ellos son: Santiago Garavito Díaz, Álvaro Álvarez Ricardo, Yamit Henao Araque, Uber Mieles Arroyo, Bernardo Pontón Mercado y Leila Ávila Pestana. Estos fueron cobijados con medida de aseguramiento intramural el pasado 31 agosto. Sobre el presunto homicida del patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, también asesinado el día en que murieron los jóvenes inocentes de Chochó, el sujeto aún goza de su libertad, ya que no ha sido ubicado por las autoridades. El crimen quedó grabado en cámaras de seguridad donde se logra evidenciar cuando el sujeto entra a una panadería, pleno Centro de Sampués, y estando el uniformado de espalada, le dispara.
Al teniente coronel Benjamín Núñez le fueron imputados los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, cargos que no aceptó.

Autor: El Meridiano

Noticia anterior

Amor y amistad

Noticia siguiente

Los aumentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.