China advierte, sigue la tensión con EE.UU.

China advierte, sigue la tensión con EE.UU.

Tapéi. La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, llegó ayer a Corea del Sur para continuar con su gira asiática, tras su visita relámpago a Taiwán que desató fuertes críticas desde Pekín y represalias contra la isla.

La política estadounidense tiene previsto reunirse hoy en Seúl con su homólogo surcoreano, Kim Jin-pyo, antes de desplazarse ese mismo día a Japón, que será la última parada de su gira asiática.

Pelosi, quien pasó menos de 24 horas en una visita no anunciada oficialmente a la isla, prometió durante su estancia que Estados Unidos “no abandonará a Taiwán“, mientras que China anunció medidas “contundentes y efectivas“ que incluyen sanciones al territorio insular y un amplio despliegue militar en torno al mismo.

Taiwán, con quien Estados Unidos no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EE. UU., debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de la isla y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático.

China insiste en “reunificar“ la República Popular con la isla, que se gobierna de manera autónoma desde que los nacionalistas del Kuomintang (KMT) se replegaran allí en 1949 tras perder la guerra civil contra los comunistas y continuaran con el régimen de la República de China, que culminó con la transición a la democracia en la década de 1990. Pero desde entonces han tomado fuerza las voces que reclaman declarar la independencia de Taiwán como Estado soberano.

El presidente del Comité de Exteriores del Senado de Estados Unidos, Bob Menéndez, propuso suministrar más ayuda militar a Taiwán y que su país designe a la isla como Aliado Estratégico No Miembro de la Otan.

Las consecuencias

China convocó al embajador de Estados Unidos en Pekín tras el arribo a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Durante su conversación con el embajador Nicholas Burns, el viceministro de Asuntos Exteriores, Xie Feng, expresó “fuertes protestas” por la visita de la legisladora demócrata a la isla autónoma, que China considera parte de su territorio.

“El movimiento es extremadamente indignante y las consecuencias son extremadamente graves”, dijo Xie, según recoge la agencia de noticias estatal china Xinhua. “China no se quedará de brazos cruzados”, añadió. El viaje de Pelosi, la funcionaria estadounidense de más alto nivel que visita Taiwán en 25 años, disparó las tensiones entre las dos mayores economías del mundo, y Pekín lo consideró una gran provocación. Xie dijo que “Estados Unidos pagará el precio de sus propios errores” e instó a Washington a “abordar inmediatamente sus errores y tomar medidas prácticas para deshacer los efectos adversos causados por la visita de Pelosi a Taiwán”, informó Xinhua.

“Taiwán es el Taiwán de China, y Taiwán acabará volviendo al abrazo de la patria. El pueblo chino no tiene miedo de los fantasmas, la presión y el mal”, dijo Xie a Burns, según Xinhua.

Luego de estas declaraciones, Estados Unidos dijo que está “preparado” para la respuesta que tenga China por la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense.
“Estados Unidos no busca ni quiere una crisis. Estamos preparados para gestionar lo que Pekín decida hacer”, dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca el coordinador de Comunicaciones del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby.

Kirby aseguró que las advertencias lanzadas por Pekín durante las últimas horas están “en la línea” con lo que Estados Unidos había anticipado, y defendió que “no hay ninguna razón” por la que el Gobierno chino use este viaje como “pretexto para aumentar su actividad militar” en la región. Recordó que aviones militares chinos sobrevolaron el estrecho de Taiwán mientras Pelosi se aproximaba a la isla y predijo que China seguirá desarrollando maniobras de este tipo durante los próximos días, incluso después de la visita de la presidenta de la Cámara.

El más rastreado

El avión que llevó el pasado martes a la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán fue el más seguido en la historia del sitio web Flightradar24 de rastreo de vuelos. “Al momento de aterrizar en Taipei, (el vuelo) SPAR19 fue observado por más de 708.000 personas en el mundo lo que lo convierte en el vuelo más seguido en vivo en la historia de Flightradar24”, dijo la empresa.

Tras decolar en Kuala Lumpur, el avión que la transportó ya era seguido por más de 200.000 personas al sobrevovolar Indonesia y “la cantidad fue subiendo a medida que el aparato se acercaba a Taiwán”, informó el sitio web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.