Así puedes tomar buenas fotografías

Así puedes tomar buenas fotografías

Aunque la mayoría de personas no tienen en cuenta la importancia de cumplir con varios requisitos para tomar una buena foto, sí es fundamental entender, por lo menos, lo básico en la composición de la fotografía, que no es más que la forma que tienes de explicar la historia que contiene una imagen.

Ten en cuenta el encuadre: Es cuando ordenamos y hacemos que nuestra imagen explique la historia que queremos contar: la composición es el lenguaje de nuestras fotografías como la que vemos en el siguiente ejemplo:

Aquí vemos un encuadre en plano general de un concierto donde comunicamos sobre la tarima donde está el artista y el público que disfruta del mismo.

Otro punto fundamental son las líneas: estas implican movimiento, sugieren dirección u orientación y le dan a la foto sensación de profundidad y de distancia. Estas pueden ser utilizadas conscientemente para guiar los ojos del espectador hacia el punto de máximo interés de nuestra foto.

En este ejemplo vemos como todas las líneas, incluyendo la de la sombra, nos llevan a un mismo punto de interés.

La regla de los tercios es la gran ayuda para todo fotógrafo porque se convierte en guía de composición que coloca al sujeto en el tercio izquierdo o derecho de una imagen, lo que deja los otros dos tercios más despejados. Si bien hay otras formas de composición, por lo general, la regla de los tercios te lleva a hacer fotos atractivas y bien compuestas.

En este ejemplo vemos que lo que más llama la atención es la mirada de la iguana, ojo que está en uno de los puntos de referencia de la regla de tercio.

Otra regla fundamental es la de los impares, algo que para las fotos es más atractivo porque los ojos se suelen dirigir hacia un elemento central mientras que los otros funcionan como soporte compositivo.

En este ejemplo vemos tres jardineras que encajan perfectamente en la fotografía y le dan un equilibrio a la imagen.

Para una buena foto, entre las que están las que son sin profundidad de campo, que es un concepto muy importante porque está relacionada con la calidad de la misma y afectará por completo a la imagen final.

En este ejemplo mostramos nitidez en la jardinera miniatura y la imagen final es la que está desenfocada.

Y finalmente algo básico que te ayudará es el equilibrio, que no es más que imaginar una balanza de las de toda la vida. En esas balanzas se alcanza el equilibrio cuando el peso en ambos lados es los más idéntico.

Una fotografía de un parque con el peso repartido en todo el encuadre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.