21 de junio de 2024
Tendencias

© 2023 El Meridiano.

Amores ghosting (fantasmas)

Por
19 de may. de 2023

Compartir con:

thumbnail

Por Glenda Karina Fuentes Acosta

Cuando me hablan de fantasmas siento gran curiosidad, pero a la vez me da un miedo terrible porque no deja de ser tenebroso aquello que no puedo ver a ciencia cierta con mis propios ojos, por lo que prefiero salir corriendo antes que arriesgarme a tener un tremendo susto.

Últimamente me siento un poco anticuada cuando leo y escucho en las redes sociales podcast (programas de radio emitidos por internet) en los que hablan de diferentes temas, entre esos de algo tan importante y especial como lo son las relaciones sentimentales. En los que encontramos un sin número de modalidades que generan el mínimo compromiso, de las cuales me llama la atención una llamada "Ghosting" que significa fantasma. Y no precisamente porque es una relación oculta, sino porque lleva implícita una acción dañina y lasciva consciente que consiste en dar por terminada una relación afectiva cortando todo contacto sin mayor explicación, dejando al otro en una incertidumbre que incluso puede llevar a la depresión.

Me genera gran preocupación que la insensibilidad se convierta en moda y que el desvalor del ser humano cobre relevancia en las relaciones interpersonales. No quiero indicar que las parejas están llamadas a permanecer en una relación en la que ya no quieren estar, pero si considero que hay valores básicos que no se pueden perder como lo son el respeto y la honestidad. El respeto hacia otro ser humano y la honestidad para hablar con franqueza, así la verdad duela, yo prefiero una verdad que duela a una incertidumbre que me mantenga en la penumbra de la pregunta ¿que pasó? ¿Qué hice? ¿Es mi aspecto? Etc.

Si bien, no podemos pretender controlar el comportamiento de los seres humanos, si podemos trabajar en establecer criterios conjuntos de crianza, en los que busquemos formar personas cuidadosas de las emociones de los demás. No podemos seguir hablando de salud mental, de empatía, solidaridad, si no aunamos esfuerzos en romper con estereotipos, modas y moldes.

No pueden ser las redes sociales las que coloquen las tendencias de cómo debemos desarrollarnos en nuestra vida profesional, relacionarnos con los demás y hasta marcar las pautas de relaciones sentimentales. Tampoco pueden ser estas las que sigan creando estereotipos de belleza, de salud y de moda. Satisfacer esas demandas son cargas que no todos estamos en condiciones de soportar, la inteligencia artificial nos lleva la delantera, no es sencillo comprender que no somos el filtro de la foto y que somos mucho más porque tenemos un alma que no puede ser maquillada a conveniencia.
Dicen Diego Torres y Carlos Vives que no está de moda enamorarse, ya nadie quiere ser sincero, yo creo que si el amor es una moda, no saben lo que se están perdiendo los que siguen las tendencias.