Abogado de Benjamín Núñez pide que no lo manden a La Picota

Abogado de Benjamín Núñez pide que no lo manden a La Picota

Redacción: El abogado del teniente coronel Benjamín Núñez Jaramillo le solicitó al Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Tolú que cambie el lugar de reclusión de su defendido.
A Núñez, quien es señalado de ser el asesino de tres jóvenes en medio de un procedimiento policial el pasado 25 de julio, dicho juzgado le dictó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario el pasado miércoles 14 de septiembre.
En el momento del dictamen, el juez no especificó donde estaría recluido Núñez.

A Núñez le imputaron homicidio agravado, privación ilegal de la libertad y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

Núñez manifestó desde la primera audiencia que desea llegar a un acuerdo con la Fiscalía. A través de su abogado sugirió como lugar para cumplir la medida de aseguramiento la escuela de Policía Nacional Miguel Antonio Lleras Pizarro, ubicada en Bogotá, o a la estación de carabinero en el comando de la Policía Metropolitana de la capital de la República.
Según el abogado de Núñez Jaramillo, Sergio Ramírez Mantilla, en los establecimientos policiales citados el imputado estaría custodiado por guardianes del Inpec, como lo exigió en su decisión un Juez de Control de Garantías.
Ramírez Mantilla aduce que en La Picota están varios de los patrulleros imputados en ese proceso y eso “podría conllevar a que, la Fiscalía y los apoderados de las víctimas, argumenten en un futuro que Núñez Jaramillo obstruyó la justicia”.
De los 10 procesados por los homicidios de Carlos Alberto Ibáñez, José Carlos Arévalo y Jesús David Díaz, seis de ellos ya están en La Picota. Se trata de los patrulleros Santiago Garavito Díaz, Álvaro Álvarez Ricardo, Yamit Henao Araque, Uber Mieles Arroyo, Bernardo Ponton Mercado y Leila Ávila Pestana.

En contra
El abogado penalista Aníbal Garay, defensor de víctimas, calificó la petición del abogado de Núñez, quien al momento de los hechos por los que es procesado fungía como comandante operativo de la Policía en Sucre, como unas pataletas de ahogado. “Aquí hay un juez que impuso una medida de aseguramiento. Este defensor insistió en manifestarle ‘señor juez, cuál es la ERE (Establecimiento de Reclusión Especial). concreta y directa’, porque yo peticioné Combita, Boyacá, y la cárcel de máxima seguridad de Valledupar, llamada La Tramacua. Hay pabellones especiales en la cárcel de Montería para funcionarios públicos. No entiende este defensor cuál es la insistidera, la razón o el fin que este señor esté en una escuela militar y no donde debe estar, un centro de reclusión que por ley le ha impuesto un juez de la República”, señaló Garay.

Autor: El Meridiano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.