A prisión teniente coronel Benjamín Núñez

A prisión teniente coronel Benjamín Núñez

Redacción: Sincelejo. El Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de Tolú cobijó con medida de aseguramiento intramural en un centro de reclusión especial al teniente coronel Benjamín Darío Núñez Jaramillo, implicado en el homicidio de los jóvenes Carlos Alberto Ibáñez, Jesús David Díaz y José Carlos Arévalo el pasado 25 de julio.
A Benjamín Núñez le imputaron los delitos de homicidio agravado, privación ilegal de la libertad, falsedad en documento público y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, cargos a los que no se allanó.
Cabe recordar que el indiciado se entregó el pasado viernes ante el Consulado de Colombia en México. El sábado a las 7:55 de la mañana arribó a Colombia donde minutos después se le notificó la orden de captura que pesaba en su contra por los delitos antes mencionados.
Durante las audiencias preliminares, que culminaron ayer a las 6:42 de la tarde, el togado indicó que el teniente coronel, quien quiere tener un posible acercamiento y negociación con la Fiscalía, debe estar en custodia del Inpec.

Núñez estaría pagando una condena de 50 años de prisión por el triple homicidio.

Pese a que los abogados de víctimas, solicitaron al Juez Segundo Promiscuo de Tolú que al teniente coronel le fuera imputado el delito de tortura, este no fue tenido en cuenta por el ente acusador y el togado. Como se recordará los jóvenes, oriundos del corregimiento Chochó, en Sincelejo, fueron asesinados el pasado 25 de julio en un falso positivo de la Policía y por este triple homicidio ya 10 policías fueron judicializados y enviados a una cárcel del país.
A La Picota, en Bogotá, fueron trasladados 6 de los 10 policías procesados por el crimen de los tres jóvenes ellos son: Santiago Garavito Díaz, Álvaro Álvarez Ricardo, Yamit Henao Araque, Uber Mieles Arroyo, Bernardo Pontón Mercado y Leila Ávila Pestana.
Estos fueron cobijados con medida de aseguramiento intramural el pasado 31 agosto. Sobre el presunto homicida del patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón, también asesinado el día en que murieron los jóvenes inocentes de Chochó, el sujeto aún goza de su libertad, ya que no ha sido ubicado por las autoridades.

Autor: El Meridiano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.