EN NUESTRA SINCELEJO

EN SUCRE > EN NUESTRA SINCELEJO > SINCELEJO, SUCRE
Por Redacción El Meridiano | 2018-08-09 00:00:00

Venezolanos esperan apoyo de Duque

La Personería de Sincelejo fue uno de los lugares que habilitaron para el Registro Administrativo de Emigrantes Venezolanos. A la derecha arriba: Luis Quintana Maestre, María Inelba Matera y Daniela González Pereira. Abajo: Yohendry Morales, Irving Sirit Bastidas y Carlos Guzmán Orellana.


En Sucre un total de 5 mil 94 venezolanos fueron contabilizados en el Registro Administrativos de Emigrantes Venezolanos (RAMV). El inicio del gobierno del presidente Iván Duque les abre la esperanza de conseguir nuevas oportunidades y mejorar la difícil situación que han tenido que afrontar desde que abandonaron su país, que está sumido en una crisis económica, política y social.

Irving Sirit Bastidas llegó hace un año y tres meses y cumplió con inscribirse en el RAMV. Pidió que mejore el trato hacia sus compatriotas. Argumentó que eso ocurre por no tener la documentación en regla. "Ojalá pudiera arreglar que nos atendieran en los hospitales y las clínicas. Muchos venezolanos vienen con problemas de salud por desnutrición", afirmó Sirit. 

María Inelba Natera llegó en enero de este año y tiene tres hijos. Espera que le lleguen unos documentos de Venezuela para ponerlos a estudiar. Se dedica a vender agua y dulces en un semáforo. "De vender agua no voy a comer o pagar un arriendo. Necesitamos apoyo en alimentación para pagar un arriendo, que es lo que más nos pega. Queremos trabajar para poder sobrevivir. No queremos regresar a Venezuela tal como está", destacó María.

El Decreto 1288 de 2018 les dará a los venezolanos que se censaron el Permiso de Permanencia Temporal por dos años y accesos a educación y trabajo.

Viven del rebusque

Yohendry Morales trabajaba en su país de electricista. Pide al nuevo gobierno oportunidades laborales. "Estamos en el rebusque en la calle (...). Aquí no hay casi empresas", comentó.

Luis Quintana Maestre también tiene la ciudadanía colombiana. A pesar de eso ha sentido discriminación en el aspecto laboral. "No es posible que por venir de Venezuela nos quieran pagar la mitad de un sueldo. He recibido varias ofertas así", destacó.

Al igual que Sirit, sugiere que se les dé atención en salud a sus coterráneos. "Espero que haya mayor atención en salud. Se atienda a embarazadas, pacientes con problemas renales  y con cáncer. Para ellos, es imposible tratarse en Venezuela por la escasez de medicamentos", sentenció Quintana, que se instaló en la capital sucreña hace cinco meses.

Para Carlos Guzmán Orellana, la situación es más compleja que recibir una ayuda económica. Su anhelo es que los venezolanos sean aceptados tal como ocurrió con los colombianos en el vecino país. "A uno le ofrecen ganar 200 mil o máximo 400 mil pesos, solo por ser venezolano. Apuntó que sería bueno que el nuevo gobierno habilite plazas de trabajo. 

Daniela González Pereira  no alcanzó a registrarse en el RAMV, pero admitió que la vida en Colombia es dura. "Por lo menos tienes la esperanza de que si consigues dinero vas a comer. En Venezuela, ni eso", reflexionó.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.