EN LA VIDA SOCIAL SUCRE

EN SUCRE > EN LA VIDA SOCIAL SUCRE > SINCELEJO
Por Redacción El Meridiano | 2018-01-12 00:00:00

Seguimos celebrando la exaltación del porro

William Antonio Salleg, presidente del Grupo de Comunicaciones EL MERIDIANO, encabezó anoche la celebración que fue ambientada por una pareja de bailadores de porro.

¿Qué mejor manera de celebrar la inclusión de la palabra porro como género musical en el diccionario de la Real Academia Española que bailando ese ritmo? 

Anoche la sede de EL MERIDIANO en Sucre  se convirtió en una pista de baile que evocó las grandes ruedas de fandango que se hacen a la luz de las velas. 

Y no es para menos. El Grupo de Comunicaciones EL MERIDIANO con el libro Tributo al Porro logró que la RAE incluyera dicha palabra con la definición: "Música y canto originarios de la costa norte de Colombia, con influencia de los ritmos africanos" y "Baile que se ejecuta al compás del porro".


William Antonio Salleg Taboada, presidente del Grupo de Comunicaciones EL MERIDIANO.

"Cuando las cosas se hacen con entrega, compromiso, profesionalismo, convicción y, sobre todo, con un excelente equipo humano los objetivos se alcanzan, no importan cuáles sean los pasos. Estas son las palabras que expresé en mayo de 2016 en el evento de lanzamiento de Tributo al Porro en esta ciudad:

'Igual que hace 21 años, el 7 de marzo de 2015, emprendimos una misión: la del cambio. Nos propusimos ser diferente. Nos propusimos estar a la altura de una región que merece grandes esfuerzos por parte de todos. Hace un año decidimos entregar un grupo de comunicaciones al Caribe Meridiano conformado por Sucre, Córdoba, el sur de Bolívar, Bajo Cauca y Urabá antioqueño, no solo con una óptica de informar más y mejor cada día sino, tal como lo contempla nuestra misión organizacional, generar contenidos que lo transformen. Contenidos que valoren la cultura y la educación. 

Ha pasado solo un año y nuestros colaboradores del Grupo de Comunicaciones EL MERIDIANO han trabajado con compromiso para seguir aportando para el desarrollo de nuestra querida región. Es un orgullo para mí como presidente de esta organización y para todo nuestro equipo presentarles a todos un sueño hecho realidad: el libro Tributo al Porro. Un proyecto que se gestó hace seis meses en las entrañas de nuestra empresa y que luego de un largo recorrido es una realidad literaria al servicio de nuestra cultura de Colombia. 

Más allá de haber hecho una figura literaria que llegará a miles de personas en nuestro país le vamos a demostrar y evidenciar a la Real Academia Española que el porro es más que los conceptos que ellos tienen en sus diccionarios. Le vamos a demostrar que el porro es el ritmo musical que llevamos en la sangre. Es el ADN de todos los que somos y vivimos en esta tierra. Hoy le prometemos a ustedes y al resto de colombianos que gastaremos todo el tiempo que tengamos que invertir para que la RAE adopte este concepto y lo lleve al diccionario. 

Este recorrido apenas comienza con una carta  que remitiremos a esta institución y que hace parte del libro. Mientras, ya empezamos a llegar a instituciones educativas, universidades, a nuestros suscriptores, a empresas, al Estado, a todo nuestro país, y a quien sea necesario para que todos sientan lo que hoy sentimos nosotros por nuestro amado porro'. A estas palabras que expresé hace más de 18 meses solo me queda agregarle ¡lo logramos! ¡Que viva el porro! ¡que viva nuestro Tributo al Porro!


Luis Germán Rubiano, director general del Grupo de Comunicaciones EL MERIDIANO.

"Se demostró con Tributo al Porro que en un grupo de trabajo se pueden gestar ideas con evidentes consecuencias que impactan a todo un país. Nosotros logramos algo que afortunadamente teníamos casi que el valor moral de hacerlo porque convivimos permanentemente con los actores, con el porro. Hace parte de nuestra idiosincrasia. Exaltar la labor de los músicos que no viven de su música generalmente, sino que tienen otras actividades; llegar a cada uno de los rincones de Córdoba, de Sucre, Antioquia, Bolívar y otras zonas como el Cesar donde tuvimos la oportunidad de difundir lo que se hace por allá en referencia al porro, para demostrarle a la Real Academia que claramente el significado que ellos tienen en el diccionario debería darse en el contexto de nuestras raíces.

Fue un producto y una obra literaria de la que pudimos sacar mucho orgullo. Con ayudas externas sacamos esto adelante. Muchas estrategias se confeccionaron en la construcción. No solo es literal, sino audiovisual.

En este 2018 viene 'Su majestad el Porro', porque no termina lo que nosotros sentimos y queremos hacer por nuestro ritmo. Vamos a seguir avanzando tanto por el material que se quedó por fuera, y porque hay mucho más por contar".


Rodrigo Ricardo Bray, director de EL MERIDIANO en Sucre.

"Yo me quiero referir particularmente a que además de conseguir el objetivo, que tiene un significado acorde a lo que es la expresión musical de la Costa norte colombiana, hemos venido logrando una integración de la Sabana, de las viejas Sabanas de Bolívar, la integración de las mismas costumbres. Tenemos la música más hermosa del universo, en la unidad de los departamentos de Sucre y Córdoba. 

Quien lea Tributo al Porro percibe con facilidad que somos dos departamentos unidos, más que por la cultura, por la música, por las costumbres. Es decir, Sucre y Córdoba a partir de la publicación seguirán siendo conocidos como una sola región íntegra de esa música tan hermosa".


Inis Amador Paternina, investigador y folclorista.

"En buena hora EL MERIDIANO, como toda una expresión cultural como lo es el periodismo, conforma una sola familia. Nos sentimos empoderados porque tenemos derecho a defenderlo. 

Este reconocimiento de Tributo al Porro ha sido una denodada lucha de la música. Hemos sido cultores de ella y cuasimúsicos que nos atrevemos a chiflar un porro bien entonado haciendo las veces de todos los instrumentos. Y las bandas de viento a veces son peyorativamente maltratadas en la radio. Cuando invocan un espectáculo dicen: Silvestre Dangond y una banda regional. ¡Qué tristeza! En los carteles taurinos las bandas figuran como si fueran unas agregadas culturales. Nadie las menciona (...)".


 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.