EN LA VIDA DE HOY CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN LA VIDA DE HOY CÓRDOBA > MONTERÍA
Por Redacción El Meridiano | 2017-01-02 00:00:00

Rossana Zuleta, asumiendo retos

Rossana Zuleta, gestora social del Departamento, junto a su esposo el gobernador Edwin Besaile Fayad, conforman una pareja que se apoya permanentemente. Dice ella que él es un hombre muy receptivo y siempre la escucha.


Hace exactamente un año Rossana Zuleta Bechara asumió un nuevo reto en su vida:   desempeñarse como gestora social del Departamento. Desde ese momento su vida dio un giro importante, pues pasó de una existencia tranquila a liderar un mar de actividades diversas a las que dedica gustosa su tiempo y a las que les ha dado su impronta.

Si bien, Rossana, como buena cordobesa, conocía el Departamento, ahora ha llegado de la mano de su esposo, el gobernador Edwin Besaile Fayad, a rincones insospechados de nuestra geografía en donde no solo se ha integrado con las comunidades conociendo de cerca su problemática, sino que desde su oficina desarrolla programas para proporcionarle calidad de vida a distintos segmentos poblacionales, eso, revela ella, hace sonreír su espíritu.

Sus consentidos

Las personas de la tercera edad en Córdoba, son sin duda los consentidos de la gestora social; Rossana desde que comenzó a delinear su hoja de ruta, se enfocó en ellos para desarrollar un programa que hoy se ha ganado la admiración general.

"La iniciativa de realizar este programa, 'Mis años dorados' para los adultos mayores, surge porque siempre he tenido muy presente la enfermedad que frenó la vida productiva de mi abuelito, Elías Bechara Zainúm, Él perdió el habla y la parte motriz, con el paso de los años él se fue deteriorando  y  era cada vez más dependiente de otras personas; Dios fue bondadoso con nosotros y tuvimos la posibilidad de proporcionarle todos los cuidados y las personas idóneas para su cuidado; entonces yo me ponía  a pensar  en las personas que no tienen manera ni recursos, cómo hacen para proporcionar calidad de vida a sus adultos mayores.", puntualiza.

Para ella es doloroso que  muchísimos adultos mayores no reciban la atención que requieren, "cuando envejecemos volvemos a ser niños; a los setenta u ochenta años volvemos a ser sumamente vulnerables y en muchas ocasiones están solos, sin quien cuide al adulto mayor a quien van haciendo a un lado; a raíz de eso mi interés para que Edwin me apoyara en este proyecto, y él lo hizo gustoso".

- El programa "Mis años Dorados ha causado gran impacto en el departamento ¿a qué se debe, qué hace especial el programa?

" Porque se están haciendo cosas muy positivas que no se hacían anteriormente. Se tenía la concepción que atender al adulto mayor era darle una ración de comida y eso no es así. Atender al adulto mayor es integral: fisioterapia, ejercicios, brigadas dentales, ópticas, controles de salud, entretenimiento. Es proporcionarle calidad de vida completa".

"Buscamos atenderlos en todos los sentidos. Tengo un equipo muy bueno y estoy 'encima' atenta a todo lo que tiene que ver con el programa y la atención a los adultos mayores, desde la alimentación, la ropa y las actividades que se programan para ellos, día a día"

"cuando veo a los adultos mayores vulnerables, a los menores con necesidades y veo que a través de mi labor hay posibilidades de mejorar sus condiciones de vida y arrancarles una sonrisa, eso me hace feliz".

Grandes de corazón

Todos los esfuerzos de Rossana no se han enfocado en los adultos mayores, precisamente recientemente se lanzó el programa 'Grandes de Corazón'

"Este programa, pienso que llega para tocar el corazón de todo el mundo;  es para atender niños que nacen con discapacidades, que no hablan, que no escuchan, que sufren del corazón, que adolecen de algún órgano, y no tienen atención de ningún, tipo" explica la gestora.

En estos momentos a través de este programa se están atendiendo 80 niños en Montería "y me da mucho dolor que no sean más; le pido a Dios y a Edwin que podamos avanzar más y estoy dispuesta a gestionar y a tocar puertas en Bogotá o en cualquier otro lugar para brindarle atención a estos niños en condición de discapacidad; para eso estoy al lado de mi esposo; para ayudarlo a gestionar en estos proyectos".

Compartiendo sonrisas

En la reciente Navidad se vio a Rossana muy activa liderando las novenas de aguinaldos en diferentes barrios de Montería. Miles y miles de niños de la capital, asistieron a las jornadas que disfrutaron y en las que todos compartieron.

"Anteriormente los líderes iban a las casas y les entregaban los regalos, pero quisimos entrar en contacto directo con los niños; y así lo hicimos. Entregamos muchos aguinaldos e hicimos sonreír a miles de niños, que eran felices con los obsequios. Fue un proyecto satisfactorio que buscamos continuar replicando cada año".

Lo que viene

El 2016 fue el año del 'arranque' que fue afortunado para la gestora social, quien tiene otras propuestas para el año nuevo.

"Seguiremos fortaleciendo los programas que comenzamos y están marchando y ahora queremos proyectarnos también en la prevención  de embarazos en adolescentes; he quedado aterrada porque en los recorridos que he hecho en varias comunidades, veo a niñitas de 14 y 15 años  hasta con dos hijos; si bien un hijo es una bendición, todo es a su debido tiempo y hay que realizarse primero como persona y madurar para poder proporcionarle a sus descendientes un futuro estable"

En este campo analizará diferentes estrategias exitosas en el resto del mundo, para poder diseñar un plan que realmente permita prevenir el embarazo en adolescentes e implementarlo en el Departamento.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.