EN NUESTRA CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN NUESTRA CÓRDOBA > TIERRALTA
Por Redacción El Meridiano | 2017-01-07 00:00:00

Rescatado de castigo

La Defensoría de Familia se encuentra adelantado todas las acciones pertinentes para verificar si el niño era objeto de maltrato reiterativo. 

A través de un video que circuló ayer, se pudo evidenciar  el momento en el que la policía rescata a un menor a quien su progenitora mantenía atado a un poste bajo el candente sol, a manera de castigo. El hecho causó conmoción nacional. 


Un video que circuló ayer en las redes sociales, donde se observa a un niño de dos años amarrado a un poste bajo el inclemente sol, causó indignación y rechazo en este municipio, donde tuvo lugar el hecho.

Al parecer, el pequeño habría sido atado al poste del patio de su vivienda  por su madre de 22 años, identificada como Shirley Martínez, quien alegó ante las autoridades que lo hizo porque "el niño es muy necio y le gusta salir sin permiso". Sin embargo, este tipo de castigos son considerados inhumanos,  crueles y van en contra de los derechos del niño.

Los hechos ocurrieron en el barrio 9 de agosto de Tierralta. Sus habitantes aún no salen del asombro.

De acuerdo con el comandante encargado del departamento de Policía de Córdoba, teniente coronel Javier Pineda Sáenz, el suceso ocurrió el pasado 2 de diciembre, pero solo hasta ayer se divulgaron las imágenes que causaron conmoción no solo en el municipio de Tierralta, sino en todo el país.

Lo hacía con frecuencia

Según vecinos del sector, la joven que es madre de tres hijos, estaba acostumbrada a aplicar este tipo de castigos. Incluso, hacían llamados a las autoridades cuando se percataban de la situación, pero solo hasta el pasado 2 de diciembre la Policía encontró a la mujer en flagrancia. 

Los uniformados estaban realizando actividades de patrullajes y fueron informados de la grave situación.  

Al llegar al lugar, observaron por encima del muro del patio y al constatarse del hecho, irrumpieron en la vivienda. 

De inmediato las autoridades se llevaron al infante y ahora permanece bajo la custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf), donde se le están restableciendo sus derechos.

Mientras que la madre, fue dispuesta a disposición de la Fiscalía por el delito de violencia intrafamiliar, pero quedó libre en una audiencia preliminar dado que el juez encargado del caso consideró que la mujer es madre cabeza de hogar. Sin embargo, el Icbf le está haciendo seguimiento a sus otros dos hijos.

La Policía hace un llamado para que se denuncien este tipo de casos.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.