EN NUESTRA SINCELEJO

EN SUCRE > EN NUESTRA SINCELEJO > SINCELEJO, SUCRE
Por Redacción El Meridiano | 2017-01-12 00:00:00

Que denuncie

No vamos a patrocinar irregularidades. Por eso pedimos al gobernador Édgar Martínez que si tiene pruebas de las autoamenazas de docentes las haga llegar a la Fiscalía: ADES.

Miembros de la Asociación de Educadores de Sucre (ADES) llevaron a cabo ayer la primera junta del año 2017.

"Sería bueno que si el gobernador Édgar Martínez da declaraciones a la prensa sobre docentes que se autoamenazan en Sucre para lograr traslados, muestre las evidencias o pruebas". 

Esta expresión la lanzó ayer, en medio de una junta, Édinson Arrieta Garay, presidente de la Asociación de Educadores de Sucre (ADES). 

Dichas declaraciones fueron dadas por el gobernador a mediados de diciembre, porque de manera recurrente estos casos se registraron en la Mojana, paradójicamente la región donde hay más solicitudes de traslado debido a que está lejos de Sincelejo. 

'Se montó otro negocio'

En ese entonces el gobernador dijo: "Se montó otro negocio con relación a las personas que pedían traslado: les cobraban los 15 o 20 millones de pesos, los mandaban para la Mojana y la persona decía que no quería estar allá e inventaban el cuento de que estaban siendo amenazados".

Martínez aseguró que en el 2016 estuvo varias veces en dicha región y constató que no hay guerrilla, menos ahora que firmaron el acuerdo de paz. "¿Quién los va a amenazar?", se preguntó Martínez.

Arrieta insistió en que si el gobernador tiene esas evidencias, que las dé a conocer a la Fiscalía porque ellos como directivos "no pueden patrocinar irregularidades". 

Las amenazas

Recordó que el año anterior se registraron amenazas a docentes en Guaranda y San Onofre. 

En el departamento se habían interpuesto cerca de 50 denuncias por estos hechos y fueron priorizadas 20, por la complejidad de los casos. 

Uno de los hechos que más llamó la atención a las autoridades y por el que designaron a policías judiciales de la Sijín para que investigaran, ocurrió en Guaranda. 

Allí un grupo que se identificó como Los Matones ingresó a un salón de clases y escribió en el tablero los nombres de docentes a los que les exigían que se fueran.

En su momento las autoridades de investigación atribuyeron el caso a delincuentes comunes, por la forma cómo actuaron los supuestos amenazadores.

TE DESTACAMOS

•    El gobernador Édgar Martínez afirmó que tuvo conocimiento de que algunos docentes en la Mojana hacían cartas o le decían a algunos "pelaos" que pintaran las paredes con amenazas. 
•    En agosto pasado en una reunión extraordinaria con la fuerza pública se concluyó que había autoamenazas.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.