EN LOS BARRIOS DE SINCELEJO

EN SUCRE > EN LOS BARRIOS DE SINCELEJO > SINCELEJO
Por Redacción El Meridiano | 2017-04-21 00:00:00

Lo sindican de estafa agravada

Para la cárcel La Vega

Más de 200 personas de bajos recursos y desplazadas le entregaron dinero en 2015 a Julio César Cordero Pico, a quien la Fiscalía le imputó los delitos de estafa agravada masiva y concierto para delinquir.

María Eugenia López Gaviria malvendió su vivienda en Cartagena por 5 millones de pesos y le entregó un millón  a Julio César Cordero Pico, al que ayer, una jueza de control de garantías le dictó medida de aseguramiento en centro carcelario por concierto para delinquir y estafa agravada masiva. Este último delito tiene una pena mínima de 11,6 años de prisión. 

López narró que gracias a una sobrina que vive en Sincelejo se enteró de las actividades de Cordero, el cuál prometía tener accedo directo a viviendas de interés social. Por esto, López no dudó en venirse a Sincelejo y contactar a Cordero. 

El sindicado fue enviado a la cárcel la Vega porque, según la jueza, sí representa un peligro para la sociedad.  "Está representando un peligro para la comunidad porque además de los hechos y la calidad de la conducta, vemos que hay una anotación en 2009 por el mismo delito, por lo que probablemente vuelva a incurrir en este tipo de conductas a futuro...". El sindicado tiene una anotación  por estafa. Y aunque, según la jueza, no es un antecedente penal porque quedó en etapa de indagación, se infiere que puede repetir el engaño. 

Entre el material probatorio que presentó la Fiscalía, la jueza no destacó tanto el dinero que perdió cada persona para la supuesta vivienda, sino la cantidad de dinero que se perdió en general y al tipo de población a la que se enfocó la estafa. 

"Cordero afectó el patrimonio económico de familias en estado de vulnerabilidad. Es la población más pobre del país que ha sido golpeada por las situaciones de violencia que han atravesado en sus lugares de origen", afirmó. 

Decía que iba a ser concejal 

Otra prueba que presentó la Fiscalía fue el hecho de que Cordero no solo prometió a los afectados que recibirían una vivienda, sino que se lanzó al Concejo de Sincelejo para el periodo 2016-2019. Con esto generaba más confianza en los afectados. Dos días antes de las elecciones desapareció.  

Álvaro Feria Guzmán, otro testigo citado por la jueza, afirmó que trabajó como portero en las oficinas de la fundación Huellas de Humildad, creada y usada por Cordero Pico para prometer las viviendas de interés social. Cordero aseguró a los afectados que tenía convenio directo con Comfasucre. Funcionaba en la carrera 17 con 22 B de El Centro.

Él mismo lo diseñó

En su declaración, Feria aseguró que a diario llegaban líderes comunales a entregarles sumas de dinero y que este los convencía de que trajeran más. Según Feria, Cordero recibía las sumas de dinero que iban desde los 200 mil pesos hasta los 22 millones, y a cambio de esto les entregaba un recibo de vivienda autenticado firmado y sellado con su nombre, el cual él mismo diseñó y formuló, dijo.

 En la declaración, Feria aseguró que en la oficina también trabajaba Eloina Caldera Gil, presunta pareja de Cordero, y Enith Arena, suegra, ambas capturadas el pasado 7 de abril por estafa agravada. 

Ante la insistencia de los afectados, Cordero los envió a Comfasucre a preguntar por las viviendas que supuestamente le correspondían. Allá les afirmaron que la fundación Huellas de Humildad no tenía ningún tipo de convenio con Comfasucre. 

TE DESTACAMOS

El pasado miércoles, Julio  César Cordero Pico, sindicado de los delitos de estafa agravada y concierto para delinquir, se entregó al CTI de la Fiscalía porque tenía orden de captura. Ayer, una jueza de control de garantías lo envió a la cárcel La Vega. 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.