COLUMNAS DE OPINIÓN

EN OPINIONES > COLUMNAS DE OPINIÓN > REDACCIÓN
Por Redacción El Meridiano | 2017-03-19 23:59:00

¿Mito o realidad?

Por Élmer de la Ossa Suárez

Reflexionemos nuevamente sobre el analfabetismo y el significado que adquiere hoy en día cuando vivimos en una sociedad cada vez más dependiente de la tecnología y en donde hay tantas exigencias para la apropiación del conocimiento, quizás como nunca antes han existido, hasta el punto de que ya no basta saber leer y escribir para quitarnos la etiqueta de analfabetas, pues se habla de otros tipos de analfabetismo más complejos y difíciles de erradicar. 

Pero de todas maneras realizar en nuestros pueblos estrategias y campañas para reducir el porcentaje de iletrados sigue teniendo vigencia y se podría considerar en muchos casos como el primer paso para enfrentar los analfabetismos funcional y tecnológico.

Desde un punto de vista empírico especularemos sobre el mito o realidad de que la lectura tiene una relación biunívoca con la escritura, y no sabríamos si es una herejía decir que la lectura es energía y la escritura materia. Entonces la energía se transforma en materia y viceversa. Si fuese así, sería una aproximación a la solución del problema eterno del hombre, el de querer transformar la materia en energía y alcanzar velocidades insospechadas.

Traigo en nuestra ayuda la percepción de un iletrado, el campesino Luis Carlos Salcedo, del "Mamoncito", vereda de Sincé, analfabeta hasta los ochenta años, y quien una vez que aprendiera a leer, tuvo como por arte de magia la capacidad de expresar lo que estaba sintiendo y filosofar de esta manera: "Después de tantos años de vida y de estar en la oscuridad, he observado que las matemáticas son muy fáciles, lo más bonito es saber leer, antes que escribir. Por eso, creo que la esencia del mundo está en la lectura, más que en la escritura". Su percepción sobre las matemáticas tenía lógica, no de otra manera se podría explicar su capacidad para hacer negocio sin que nadie lo engañara, por ejemplo, vendía cinco terneros al momento del destete al valor de $200 mil pesos cada uno, y no aceptaba que se le pagara la suma total de un millón de pesos, sino en cinco montoncitos de doscientos mil pesos.

Analizando textos de expertos sobre la importancia de la lectura, Rigoberto Lasso Tiscareno, mexicano, afirma que "se ha descubierto que la lectura es una parte importante de la vida, que la lectura es una fuente de experiencias, emociones y afectos; que puede consolarnos, darnos energías, inspirarnos. Significa que se ha descubierto el enorme poder de evocación que tiene la lectura". 

A pesar de la distancia intelectual y geográfica, encontramos en esta afirmación una gran similitud con la humilde opinión de nuestro personaje y resulta paradójico que desde el Ministerio de Educación se intente aumentar la tasa de lectura a 3,2 libros por año, mientras la tasa de analfabetismo nacional es 5,7 % y la de Sucre es casi del 15 %. Sí, sacar esa gran cantidad de sucreños de este estado de oscuridad sigue siendo una tarea prioritaria.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.