Uniformes contaminados

Por  Juan Alberto Granados. Paseando por las calles, centros comerciales y en fin lugares públicos, encontramos gran cantidad de personas vestidas con uniformes. Generalmente esos ciudadanos manejan en ellos colores fuertes como morado, café, azul, verde, etc. Coloraciones que van de acuerdo, sobre todo en salud, a la especialidad.

Por  Juan Alberto Granados. Paseando por las calles, centros comerciales y en fin lugares públicos, encontramos gran cantidad de personas vestidas con uniformes. Generalmente esos ciudadanos manejan en ellos colores fuertes como morado, café, azul, verde, etc. Coloraciones que van de acuerdo, sobre todo en salud, a la especialidad.

El uniforme busca diferenciar las prendas por color y por medio de signos y símbolos aplicados en él para lograr su identificación, orientar e informar a la sociedad. Buscar una identidad al personal de salud mediante simbologías de la prenda a nivel público y, de esta manera, intenta mejorar la organización del sistema y situar a la comunidad. Pero en el sitio de trabajo. Además, su uso corresponde con un reglamento especial que debe cumplirse en el lugar de operación. En algunas empresas ni siquiera puede traspasar su sitio de destino laboral, so pena de ser sancionado su usufructuario por el mal uso. Un ejemplo es que no está permitido circular fuera del recinto del hospital con bata o cualquier uniforme sanitario, y mucho menos utilizarlos en restaurantes, bares, etc.

Un uniforme (del latín "uniformis") es un conjunto estandarizado de ropa usado por miembros de una organización mientras participan en la actividad de esta.

Dicho lo anterior este escrito tiene como intención alertar a las autoridades competentes, sobre todo a las de salud, para que hagan cumplir sus respectivos reglamentos, puesto que esta ropa generalmente contaminada se está paseando en todos los sitios cotidianos con las imprevisibles consecuencias para la salud pública.

Generalmente esa ropa sucia está impregnada de muchos microbios que ya se han convertido en superbacterias mortales que son resistentes a muchos antibióticos. Ellas  tienen habilidades para encontrar nuevas formas de resistir el tratamiento  y también pueden transmitir material genético que permite que otras bacterias no respondan a los fármacos. La resistencia a los antibióticos está creciendo y la medicina se está quedando sin opciones de tratamiento.

En las últimas décadas, las bacterias resistentes a los fármacos, como el estafilococo dorado (MRSA) o el Clostridium difficile, se han convertido en una amenaza para la salud mundial, mientras que cepas de superbacterias de infecciones como la tuberculosis y la gonorrea son ahora intratables.

Los uniformes de todo tipo, salvo excepciones, deben ser utilizados solamente en el sitio de trabajo porque generalmente están contaminados por gérmenes que inclusive  pueden afectar a sus portadores dados las precarias normas de seguridad en el trabajo y menos deben ser usados en el transporte y sitios públicos para evitar la infección cruzada. Alerta, autoridades competentes, para tomar las medidas del caso y hacer cumplir las normas por el bien de la salud pública.