La eliminación de la circunscripción nacional, sí

Por Eduardo Verano de la Rosa

Pocas cosas enaltecen tanto como enmendar los errores que se han cometido. En el compromiso de enmendarlos descansa la vida buena y la ética.

Por Eduardo Verano de la Rosa

Pocas cosas enaltecen tanto como enmendar los errores que se han cometido. En el compromiso de enmendarlos descansa la vida buena y la ética. Debo reconocer, con humildad, que un gran error, un tremendo error político que cometí fue aprobar la circunscripción nacional en 1991.

En la Asamblea Nacional Constituyente voté con la idea de que este componente del sistema electoral contribuiría a la lucha contra las empresas electorales, la privatización y personalización de la política y a favor del fortalecimiento de los partidos políticos.     

La intención de luchar contra la corrupción política en la sociedad civil con la institucionalización de la circunscripción nacional electoral entronizó la tiranía de las mayorías del poder centralista en contra de la ciudadanía de las regiones periféricas. Se repite el refrán de que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. Repito, el remedio resultó peor que la enfermedad que se pretendía sanar, al consolidarse la tiranía de la mayoría en contra de las regiones periféricas y minarles su representación política.

Antes de la expedición de la Carta Política de 1991, en materia de representación política bicameral, la presencia política de todos los departamentos en el Senado y la Cámara de Representantes estaba garantizada. Cada departamento tenía el derecho de estar representado en el Senado con un número fijo y uno variable. La asignación de cupo fijo era el resultado de cierto respeto al derecho de la representación política de todos los ciudadanos de todos los departamentos, sin excepción. Y este derecho de todos los departamentos,  herederos precarios de algunos derechos de los Estado Federales aniquilados en 1886, era algo democrático. Al lado de la precaria representación política -precaria porque se perdió el derecho político al autogobierno estatal- se respetaba la presencia política en el Senado de los departamentos. Hoy, algunos territorios no la tienen en el Senado porque la Carta Política de 1991 liquidó este derecho. Igualmente, la representación política en los órganos bicamerales se regía por la regla de la proporcionalidad, en la que en forma equilibrada se aseguraba la presencia de las minorías y se permitía que distintas voces pudieran ser escuchadas. El principio de la representación proporcional hoy es inexistente y ha sido remplazado por la de la mayoría y la cifra repartidora, lo que introduce, de plano, un gran desequilibrio en la presencia de las distintas opciones políticas y privilegia a la mayoría. 

El diseñar el modelo de la representación política en los órganos estatales, en especial el de Parlamento Nacional, con fundamento en igualdad de número y en la exclusión de algunos departamentos, al lado de la reglas de la tiranía de la mayoría y la cifra repartidora, sin representación proporcional democrática,  se introduce de manera no democrática la derrota del pluralismo político y se empobrece la democracia. 

Me acabo de enterar

Por Paloma Valencia Laserna

Con esa frase el Presidente Santos pretende eludir la responsabilidad de que su campaña haya violado las reglas electorales.

Por Paloma Valencia Laserna

Con esa frase el Presidente Santos pretende eludir la responsabilidad de que su campaña haya violado las reglas electorales. No es un tema menor como pretenden presentarlo. No es el tamaño de la sanción ni la jerarquía de la norma que prohíbe que empresas extranjeras donen recursos a una campaña. Lo preocupante es que se evidencia lo que empresarios y ciudadanos habían denunciado: Las cuentas de las campañas de Santos no son tan santas como las habían pintado.

Se rumoraba que muchos empresarios fueron 'invitados' a donar a la campaña presidencial y esos recursos jamás fueron reportados en las cuentas de la campaña que supuestamente se financió por entero con un crédito. Y las donaciones se hicieron de manera deliberada usando canales donde no se dejara huella: paraísos fiscales y un entramado de vueltas. 

Tampoco ha presentado el Presidente las cuentas de su fundación Buen Gobierno. Ahí estuvieron contratados muchos colaboradores de la campaña Santos y se recibieron cuantiosas donaciones. ¿Por qué esas cuentas no se incluyeron en los gastos de campaña, si todo ese trabajo era para eso? 

Nos quedamos con la duda de los 12 millones de dólares que los 'comba' habrían entregado al asesor de la campaña Santos, JJ Rendón. Los hermanos Calle Serna dicen que entregaron el dinero para una mediación del asesor ante el Presidente para una negociación que diera lugar a su entrega. La mediación se dio: JJ se reunió con los abogados de los 'comba' y le entregó un video a Santos. JJ dice que él no recibió el dinero, que fue Chica -consejero presidencial para asuntos públicos-. Ahí quedamos. Además el ex fiscal Montealegre desestimó y cerró la investigación por la denuncia de que dos millones de dólares de ese dinero habrían saldado deudas de la campaña Santos/2010. Muchos no confiamos en las decisiones de esa Fiscalía que se politizó. 

El presidente dice que se acaba de enterar. ¿De qué? De que Roberto Prieto, a quien escogió como gerente de su campaña, había participado en la campaña de Samper y que aparece vinculado con los dineros del 8.000. De qué el gobierno le ha dado cerca de 80 mil millones de pesos en contratos a Prieto. De qué muchos empresarios entregaron dineros en el exterior y algunos de ellos han sido favorecidos con contratos de su gobierno. No sorprende que después de la frase "fue a mis espaldas", ahora llegáramos a "me acabo de enterar". 

Otra distracción

Por Rafael Hernández Mestra

La incursión y la provocación que la semana pasada, por parte de la guardia venezolana es un acto inaceptable que cualquier país con dignidad lo mínimo que hubiera hecho es una nota de protesta a través de los canales diplomáticos.

Por Rafael Hernández Mestra

La incursión y la provocación que la semana pasada, por parte de la guardia venezolana es un acto inaceptable que cualquier país con dignidad lo mínimo que hubiera hecho es una nota de protesta a través de los canales diplomáticos.

En efecto, la semanada pasada un grupo de soldados venezolanos, de la guardia nacional instalaron un campamento en territorio colombiano donde se encontraban cultivos de plátanos y otros elementos de pan coger de ciudadanos colombianos.

Recordemos que el gobierno de Álvaro Uribe Vélez había frenado con carácter las pretensiones dictatoriales y expresivas del "nuevo régimen y el socialismo del siglo XXI" que estaba implementando Hugo Chávez en su momento.

Con la llegada al poder del actual gobierno en Colombia todo cambió y a los pocos días de haberse posesionado el Presidente colombiano declaró al tirano e ignorante venezolano el "mejor amigo". 

De ahí en adelante, el pueblo colombiano, mas no el gobierno, ha soportado las peores humillaciones que se hayan visto en las relaciones de Colombia con Venezuela. 

Dio tristeza, dolor e impotencia ver salir de territorio venezolano a colombianos que nacieron, se criaron e hicieron su vida en el vecino país, cruzando el río fronterizo sin ninguna pertenencia y llegando a Colombia como si fuera un país extraño para ellos, no obstante, siendo compatriotas nuestros. Parecían unos parias y pensar que solo esto pasaba en los países árabes donde los musulmanes los tenían apartados, como decimos coloquialmente, "como la mierda del tigre".

La agresión y la provocación que nos hizo el gobierno venezolano ha sido tomado y minimizado por el Gobierno colombiano como un "incidente", y tratado por la cancillería venezolana, manejada por una señora irrespetuosa y bruta, como toda la cúpula presidencial que según las autoridades de Estados Unidos están untadas de narcotráfico, como una "culpa de la naturaleza", como un "error climatológico". ¡Vaya excusa ante un tema de gran envergadura!

Imagínense mis queridos lectores que la explicación dada por la cancillería venezolana es que sobre la parte de la invasión, sobre la zona ubicada en el río cauca "el cauce fluvial se modifica constante, producto de la crecida del río" y por eso ellos creían que estaban en territorio venezolano. Mentiras. 

Todo ha sido como siempre, una cortina de humo, una distracción para acudir al nacionalismo que es imperante en ellos, y la excusa de siempre utilizada por el chavismo para perpetuarse en el poder, pero que esta vez no les funcionará ante los hechos tan evidentes.

TE DESTACAMOS

Según el derecho internacional, el paso de unas tropas de un país a otro es una violación de la soberanía. Colombia debería enviar una nota de protesta al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pues el gobierno venezolano no funciona ni tiene credibilidad diplomática en la región.

El perfeccionamiento policial

Por Gustavo Leal

Importantísimo el Plan Nacional de Restructuración Policial, aunque los esquemas de desarrollo de la institución siempre van adelante en los aspectos administrativos, en la orientación ciudadana y la educación de la prevención objetiva

Por Gustavo Leal

Importantísimo el Plan Nacional de Restructuración Policial, aunque los esquemas de desarrollo de la institución siempre van adelante en los aspectos administrativos, en la orientación ciudadana y la educación de la prevención objetiva, física y psicológica, necesitaba ponerse a tono con los cambios que se están produciendo en el territorio nacional, su implicación en el desarrollo de la vida cotidiana de las ciudades y sus habitantes, de los nuevos riesgos sociales y la evolución cultural de la juventud y el enfrentamiento a los motivos de perturbación en los diferentes estados del tiempo y el volumen de ciudadanos que ocupan los espacios permitidos, vedados y tolerados en las áreas urbanas.

La explicación fue dada con suficiente claridad; la policía debe cumplir su función de protección al ciudadano, ocupar las áreas vacías que hoy no tienen la tutela del Estado y mantener su función preventiva, proactiva y reactiva empleando los elementos legales disponibles que le entrega el poder ejecutivo. Así se entendió el motivo y el objetivo de la reestructuración. Y no involucrarse en aspectos propios de la Fuerzas Militares, sin perder la coordinación fundamental en la operatividad y en los planes de seguridad nacional. 

Preocupa, lo digo porque lo he comprobado y analizado plenamente, y la comisión encargada debería en cabeza del señor Director explicar los planes y programas del manejo de personal en las actividades de sus promociones a los cargos estatutarios, los accesos seguros al sistema de salud, que hoy es muy incompleta y que al aumentar el nivel de incorporación puede sufrir un revés importante para el manejo humanitario de los policiales; además de, qué análisis sobre el futuro se ha realizado, para disminuir el estancamiento de grados que está deteriorando la efectividad del mando y creando un intenso desencanto en el personal. No se trata de crear un clima de desaprobación, lo que se busca es aprovechar este cuarto de hora para mirar en qué se está fallando para corregirlo con sabiduría.

Magnífico que siga la institución anexada al Ministerio de Defensa es una garantía para Colombia, mientras ha permanecido en esa dependencia su desarrollo ha traspasado las fronteras y sus hombres se han especializado con responsabilidad, sabiduría y amor de patria. Ahora le corresponde a la autoridad regional pensar más en seguridad ciudadana, creando presupuestos válidos que permitan en tiempo real la movilidad policial y se facilite, con motivos de prevención, el diálogo urbano en todos los sectores para conocer mejor los aspectos que pueden incidir en el orden público.

Mientras tanto, sabemos que ella está preparada para lo que viene, sabe el manejo de los cambios que se producirán; cual debe ser su actitud y, los colombianos, deben permanecer a su lado.

Seguimos en las mismas

Son recurrentes e innumerables las quejas de los pacientes por la pésima atención en salud que prestan las EPS del país, más de unas que de otras, por supuesto.

Son recurrentes e innumerables las quejas de los pacientes por la pésima atención en salud que prestan las EPS del país, más de unas que de otras, por supuesto. Y entre las que más tienen está Cafesalud, que heredó no solo los miles de afiliados de la extinta SaludCoop, sino también todos sus males.

En varias ciudades, por ejemplo, muchos pacientes con enfermedades complejas no reciben cura, sino dolores de cabeza, angustia, estrés y costos innecesarios. Esto último sucede cuando los remiten a otras ciudades sin viáticos, so pretexto de que solamente tienen derecho a ello quienes viven en la zona rural. Además, según las múltiples quejas, les niegan el suministro de medicamentos de alto costo.

Pero esto no solo ocurre con Cafesalud, sino también con otras EPS que ven en la salud solo un negocio y obligan al paciente a recurrir a tutelas e incidentes de desacato por su mal servicio prestado.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud y la Superintendencia del ramo únicamente prometen soluciones que hasta hora no llegan. ¡Hasta cuándo serán estos pesares!