Los sacaron

"Veo cómo mis ilusiones se van al piso.  Soy un desplazado de la violencia y ahora del Esta do". Así se expresó, con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, el campesino Pedro Rivera Torres al enterarse de que un fallo del Juzgado Segundo de Corozal, que emitió un juicio de lanzamiento, lo despoja de un pedazo de las 131 hectáreas de la finca Sirena 2, de propiedad de Guillermo Pérez Patiño y de su esposa Carmen Martelo. 

Tractor no se ha entregado

El concejal José Pulgar denunció que hace un año la Corporación Colombia Internacional (CCI) entregó al Municipio un tractor y a la fecha no ha sido entregado a los beneficiarios, un grupo de 27 campesinos que sembrarán maíz.

El concejal José Pulgar denunció que hace un año la Corporación Colombia Internacional (CCI) entregó al Municipio un tractor y a la fecha no ha sido entregado a los beneficiarios, un grupo de 27 campesinos que sembrarán maíz.

La compra del tractor hace parte de un convenio suscrito por el entonces alcalde Edwin M. Mussy con la CCI, que cofinanció 246 millones 390 mil pesos. El Municipio debía aportar una contrapartida de 114 millones 237 mil pesos.

Pulgar dijo que propuso en el Concejo citar al secretario de Planeación, Érik Cohen, pero le fue negado.

No obstante, el secretario sostuvo que en el convenio encontraron irregularidades.  Según él, estaba mal elaborado porque tenía una contraentrega al  valor de la maquinaria y en el convenio no estaba especificado eso. "Comenzamos a buscar el convenio y encontramos que el Municipio tenía que dar una contrapartida. El cuento es que el Municipio en esa época no presentó un certificado de disponibilidad presupuestal", dijo.

Funcionarios de la Secretaría de Planeación se reunirán mañana con los beneficiarios.

Para poder cumplir con el proyecto  el Municipio tenía que tener la contrapartida. "Si ese dinero no estaba en un CDT, cómo podía cumplir la Administración a ese proyecto", afirmó.