Concejal propuso liquidar el Imder

El concejal Carlos Díaz Lázaro propuso ayer que el Instituto Municipal de Deportes y Recreación, Imder, se liquide, debido a que es un órgano descentralizado que afronta una crisis financiera, que lo hace inviable.

El concejal Carlos Díaz Lázaro propuso ayer que el Instituto Municipal de Deportes y Recreación, Imder, se liquide, debido a que es un órgano descentralizado que afronta una crisis financiera, que lo hace inviable.

El Instituto afronta demandas laborales que superan los 700 millones de pesos, interpuestas por exfuncionarios de la entidad, como el exdirector Miguel Homar, quien nunca se pagó un salario y al salir interpuso una demanda por más de 500 millones de pesos.

En parafiscales que se dejaron de pagar desde el 2012 se deben más de un millón de pesos y en servicios públicos cobrados en los diferentes escenarios deportivos, urbanos y rurales, se deben  más de 400 millones, y otros pendientes suman 270 millones para un total mil 466 millones de pesos en cuentas por pagar.

Lo que preocupa de la propuesta de liquidar el Imder es que se vuelva como la liquidación de los bomberos, con grandes gastos administrativos.

A lo anterior, se suman el hecho de las investigaciones que cursan, ante la Contraloría, por supuestos malos manejos de los recursos del instituto durante el año pasado y el hecho de que la fase municipal de los juegos Supérate no se ha realizado porque el Imder no ha podido firmar el convenio con el alcalde, porque no tiene facultades para ello.

Por su parte el concejal Alejandro Otero intervino y dijo que es necesario que se conozcan los nombres de los responsables del desfalco al Imder de Cereté.

Con la propuesta de la liquidación se expuso también que con la posibilidad de que el Instituto desaparezca se constituya una secretaría de Deporte o una coordinación de deporte adscrita a una secretaría.

Evolución

Con 58 años de historia el barrio 24 de Mayo no es ni sombra de aquel sector subnormal donde se asentaron las primeras familias invasoras en terrenos sedimentados que dejó a su paso el  río Sinú cuando pasaba por Chuchurubí.

Pie de lucha

Trabajadores del Estado del área de la salud y del magisterio de los municipios del medio Sinú se tomaron ayer las principales calles de esta localidad con varias exigencias, que van más allá de la sola mejora salarial.