EN NUESTRA CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN NUESTRA CÓRDOBA > REGIONES.
Por Redacción El Meridiano | 2018-05-16 00:00:00

Lo mismo de todos los años

Afectación en el municipio Buenavista. Miembros de la Defensa Civil y el Municipio realizaron el censo.

El fin de semana las lluvias, las crecientes súbitas de arroyos y el desbordamiento del río San Jorge afectaron a varios municipios cordobeses.

Según el área operativa de la Defensa Civil seccional Córdoba, en La Apartada se censaron 300 familias en sectores como La Balsa y Puerto Córdoba.

En el municipio Buenavista la afectación en las comunidades de Manzanares, Puerto Córdoba y Coyongo dejan 60 familias damnificadas. El alcalde Miguel Guzmán afirmó que aunque el año pasado el Municipio realizó trabajos preventivos, miembros de la comunidad retiraron los sacos incrementando el riesgo.

En Puerto Libertador la quebrada Morrocoy inundó a 10 familias y los dos deslizamientos en La Unión dejaron siete familias perjudicadas. En Ayapel se emitió una alerta temprana de evacuación de 425 personas en la zona de Seheve, en caso de que el río Causa abra una boca en las zonas bajas.

Lo anterior, tras una sesión del Consejo de Gestión del Riesgo, en el que participaron la alcaldesa Maricel Náder, y Fabián Lora, director en Córdoba de la Oficina de Gestión del Riesgo.

En el municipio Sahagún las creciente súbitas del arroyo San Juan inundaron a 86 familias siendo el barrio Bernardo Duque, el más afectado. Hasta la zona llegaron los bomberos, el fin de semana, y el alcalde Baldomero Villadiego, estuvo ayer y se acordó el envío de maquinaria.

En San Andrés de Sotavento, al cierre de esta edición, voluntarios de la Defensa Civil realizaban visitas en las zonas afectadas por el arroyo Mochá.

En San Carlos se tuvo que evacuar a 50 familias a alojamientos temporales donde familiares o amigos. Se afectaron los barrios San Nicolás, Los Abetos y Remedia Pobre, así como El Hato, Arroyo Grande y La Coroza. La afectación total podría superar las 80 familias.

TE DESTACAMOS

En Chimá, Sahagún y Buenavista declararon la calamidad pública. La gobernadora (e) Sandra Devia afirmó: "Hemos tomado distintos niveles de contingencia por los altos niveles del río San Jorge y ahora se suma el tema de HidroItuango. Los municipios Ayapel y Montelíbano están pendientes de esta situación".


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.