EN DIA 7 CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN DIA 7 CÓRDOBA > REDACCIÓN
Por Redacción El Meridiano | 2016-12-18 00:00:00

TIRO AL BLANCO

Hernando De la Espriella, dos alcaldías en un año

Hernando De la Espriella Burgos, abogado especialista en derecho Constitucional y magíster en derecho administrativo,  se desempeñó en calidad de encargado como alcalde de dos municipios en un mismo año.

Hernando De la Esrpriella, a la derecha, cuando tomó posesión como alcalde (e) de Cereté, en octubre de este año, ante el notario Biliardo José Tuirán.

Mientras centenares de personas en todo el territorio nacional, dan esta vida y la otra por ganarse una Alcaldía, el cordobés Hernando 'Nandy' De la Espriella Burgos, sin buscarlo si quiera, terminó ocupando no una, sino dos alcaldías en un mismo año.

Claro está, lo hizo en calidad de encargado, en los municipios de Buenavista,  y Cereté, cuando los alcaldes elegidos de ambos entes fueron separados de sus cargos y a él le correspondió por decisión del gobernador Edwin Besaile Fayad, asumir las funciones de burgomaestre en estas poblaciones. 

De sus encargos logró salir airoso y algunos ya lo llaman 'Nandy, el alcalde del año' porque no todo el mundo ocupa dos alcaldías distintas en un mismo año.

Él, miembro de una familia cordobesa fuertemente arraigada a la política departamental,  revela cómo asumió estas alcaldías que le llegaron sorpresivamente.

¿Le gustó  la experiencia de haber sido alcalde?

Me gustó, es una experiencia que a cualquier ciudadano enriquece y más cuando uno tiene sentido social que le permita realizar un trabajo comunitario con pertenencia ayudando a todos los sectores sociales de la población. En mis vivencias como alcalde de Buenavista y Cereté pude conocer de cerca las necesidades apremiantes y las fortalezas de cada región, aportando un granito de arena con mi gestión.

Luego de esta experiencia ¿aspiraría a ser alcalde en Córdoba?

Decir que no sería mentira, solo Dios lo sabe; pero en este momento quiero concentrarme y destacarme en mi trabajo como asesor del gobernador Edwin Besaile Fayad en nuestro departamento de Córdoba, ayudando en las metas sociales que orientan el plan de desarrollo.

¿Qué fue lo más difícil de ser alcalde?

Manejar los temas estrictamente políticos no es fácil, más cuando siempre recibí instrucciones de mantener la paz política, respetando a todos los sectores que participaron en la elección de cada alcalde al que reemplacé en su momento. 

Por otro lado siempre tuve la prioridad de mantener el orden público dando parte de tranquilidad a cada municipio, lo cual creo haber logrado con éxito.

¿Dónde se sintió más a gusto, en Buenavista o Cereté?

En Buenavista fui acogido con cariño por amigos de toda la vida, pero indiscutiblemente en Cereté mi pueblo natal tuve una bonita experiencia la cual nunca olvidaré, pues el reencuentro con amigos de infancia y poder tener la oportunidad de conocer de cerca la problemática socioeconómica, ayudando a solucionar en parte cada tema fue  muy satisfactorio. Por lo que agradezco el apoyo y honor que me brindó el gobernador al permitirme dirigir nuestro municipio.

¿Si no  es alcaldía, aspiraría a algún cargo de elección popular para ejercer en Córdoba?

Tengo vocación cívica y mi deseo es servir al departamento y al país, dentro de las posibilidades que se presenten. 

Cada día trae su afán


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.