EN NUESTRO PAÍS

EN NOTICIAS > EN NUESTRO PAÍS > CARACAS, VENEZUELA.
Por Redacción El Meridiano | 2017-03-20 00:00:00

Hay hambre

La crisis que atraviesa Venezuela ya llamó la atención de las Naciones Unidas que pidieron elecciones libres y con transparencia. 

El gobierno de Nicolás Maduro ha sido indiferente a la crisis que se vive. La ONU le dio un ultimátum.

Foto por: Internet

Por segunda vez en lo que va de año, la Asamblea Nacional (AN) decretó la semana pasada crisis alimentaria en este país, ante la difícil situación que atraviesa.

 El debate fue abierto por el diputado Carlos Paparoni del partido Primero Justicia, quien afirmó que 3 millones de venezolanos buscan comida en la basura, y el 80% de la población están pasando hambre. La crisis ha empujado al desespero a los venezolanos más pobres, tanto así que en el país ya son comunes los casos de personas que han muerto por el consumo de yuca amarga, un tubérculo cuya toxicidad radica en el ácido cianhídrico (o cianuro de hidrógeno), un compuesto que genera daños en el aparato digestivo, las células nerviosas y en órganos como los pulmones y los riñones. En Venezuela, la yuca amarga es procesada para la elaboración del casabe, un delgado pan tradicional de las etnias indígenas. Solo de esa manera es comestible. Los ingresos de un 93, 23 familias venezolanas no son insuficientes para comprar alimentos y el 32,5% (9,6 millones de personas) solo comen dos o menos veces al día, según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), elaborada el año pasado por tres prestigiosas universidades de este país. Lo que no se encuentra con facilidad en los supermercados está en las calles de Caracas, en puestos de vendedores ambulantes. Se llaman 'tetas' por su forma similar a un seno, pero son bolsas plásticas que contienen porciones mínimas de café, azúcar, aceite, leche y otros productos básicos. Sus costos son asequibles para las personas con poco dinero. "No cuentan con las condiciones higiénicas necesarias para ser consumidos, esto los convierte en una amenaza para la salud. De este modo pueden provocar enfermedades e intoxicaciones, porque se desconoce su procedencia", dice Maritza Landaeta, coordinadora de investigación de la Fundación Bengoa para la Alimentación y Nutrición.

TE DESTACAMOS

El Gobierno de Venezuela rechazó la recomendación de un grupo de seis países, entre ellos Brasil y España, que pidió  la liberación de los presos políticos, en el marco del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.