EN DIA 7 CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN DIA 7 CÓRDOBA > MONTERÍA, CÓRDOBA
Por Redacción El Meridiano | 2016-12-18 00:00:00

Geraldine, campeona de la vida y del ciclismo

El síndrome de Down no es una enfermedad, como muchos creen, es una condición genética. 

Geraldine, en plena faena de entrenamiento sobre su 'caballito de aluminio' en la calle 44 del barrio Sucre, donde vive con sus padres. 'Gera' requiere de otra 'bici' más liviana para futuras competencias. Se espera que alguna autoridad administrativa de Montería o del departamento de Córdoba tome cartas en el asunto. 


Por: Rafael Anzoátegui 

Como Geraldine Paola Plaza Suárez hay millones en el mundo, y tienen algo en común: nacieron con síndrome de Down. 

Sin embargo, esta condición especial le hizo ver a sus padres y a sus maestros, a muy temprana edad, que ella nació con un talento innato: el ciclismo y el baile. 

Geraldine tiene 26 años y es el centro de atención de sus padres, hermanos y el resto de la familia. 

Rosario Suárez, su madre, contó que a los cuatro días de nacida descubrió que 'Gera' –como le dicen cariñosamente–era una niña especial. 

Luego el ginecólogo que la atendió en el parto se lo corroboró. 

Los primeros meses fueron de no aceptación de su hija con esa condición, pero a medida que la niña crecía, Rosario empezó a amarla, y mucho más cuando ya en la escuela, observó a otros niños igual que ella. 

"Tener a 'Gera' me dio la oportunidad de aprender a conocer a estos seres especiales, y por eso le doy gracias a Dios porque, además, la familia y yo nos hemos unido más alrededor de ella; es mi compañera", expresó Rosario con los ojos brillantes. 

Explicó que descubrió su inquietud por el deporte de las bielas y los pedales, cuando alguien llegaba de  visita a su casa en bicicleta, y ella se la llevaba a escondidas y la montaba sin que nadie le enseñara. 

La progenitora desempolvó el baúl de sus recuerdos y, entre risas, relató que notó la inclinación de su hija por el ciclismo cuando tenía  10 años de edad. 

"El mismo año que la matriculé me llamaron del colegio y me dijeron que estaba apta para las olimpiadas especiales".

Rosario destacó que 'Gera' ha participado varias veces en eventos ciclísticos de la Fundación para la Investigación y el Desarrollo de la Educación Especial (Fides) en Bogotá, Sincelejo, Magangué, Turbaco (Bolívar) y Santa Marta, entre otras ciudades del país. 

La mujer resaltó que su hija casi siempre ocupa el primer lugar por su talento, y en una sola ocasión llegó de segunda en una competencia.

Cuando regresa al barrio Sucre, que es donde reside con sus padres, los vecinos la reciben con pancartas y una banda 'pelayera' que es la música que más le gusta. 

Ganaba y se detuvo en mitad de la pista 

Rosario explicó jocosamente que la vez que 'Gera' ocupó el segundo lugar, en Bogotá, fue porque ella le había dicho en casa, antes del viaje, que corriera duro porque "te vamos a ver por la televisión". 

Eso hizo, pero en medio de la competencia vio una cámara y se detuvo en la pista y empezó a lanzar besos y a saludar para que sus padres y familiares la vieran. 

"Eso le costó la medalla de campeona, pero para ellos todo eso se vale", aceptó Rosario entre risas.

El síndrome de Down

Álvaro Bustos González, médico pediatra y decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad del Sinú, explicó que el síndrome de Down es una condición de nacimiento que se debe a una alteración cromosómica, pero que no es una enfermedad. El galeno agregó que el genoma humano cuenta con 46 pares de cromosomas. 

Trisomía 21

En el síndrome de Down, por un accidente de la biología, aparecen tres cromosomas en el par 21, de ahí que esta condición se conozca también como 'trisomía 21'. 

Esta entidad es más frecuente en hijos de padres mayores, pero no es raro verla en hijos de padres jóvenes. Bustos subrayó que algunos niños con 'trisomía 21' pueden desarrollar el espectro autista de la personalidad, pero esto no es exclusivo de ellos. 

Destacó que existen muchas de estas personas que nacen con más capacidades de aprendizaje que otras. 

La personalidad

La psicóloga en Desarrollo Organizacional y Procesos Humanos, Indira Osorio Llorente explicó que aunque existe similitud en los comportamientos de las personas con la condición del síndrome de Down, también es cierto que el entorno familiar es determinante en la estabilidad emocional y en la evolución o involución de ellos. La psicóloga  señaló que cuando se tiene esta condición existen alteraciones conductuales que los lleva, en muchos casos, a ser agresivos; otros tienen alteraciones en el ciclo del sueño lo que les produce insomnio y por consiguiente permanecen irritados o molestos por algún tiempo. Osorio recomendó que las personas con síndrome de Down sean tratados o  evaluados por profesionales idóneos, para que lleven una vida tranquila en familia. Esto les permitirá cumplir con sus roles en distintas actividades diarias.

TE DESTACAMOS

Las mujeres adolescentes y adultas con síndrome de Down, por lo general, pueden quedar embarazadas. De ahí del riesgo de abuso sexual y otro tipo de maltrato en hombres y mujeres. Los padres y cuidadores deben aprender a ayudarle a la persona con síndrome de Down a enfrentar instantes de frustración. Al mismo tiempo, es importante estimular la independencia para que sean autosuficientes. Recientemente se conoció un ensayo clínico en el que se describe una moderada mejora con un tratamiento que combina la estimulación cognitiva con la administración de té verde.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.