COLUMNAS DE OPINIÓN

EN OPINIONES > COLUMNAS DE OPINIÓN > REDACCIÓN
Por Redacción El Meridiano | 2017-04-21 00:00:00

Expomujer: una esperanza

Por Édgar Arrieta González. Promover la igualdad entre el hombre y la mujer y el empoderamiento de estas es uno de los objetivos de la Administración Municipal dirigida por el alcalde doctor Jacobo Quesseps Espinosa, entendiéndose empoderamiento como un requisito fundamental para superar el hambre, la pobreza y las enfermedades.

En Sincelejo se presentan grandes retos para aminorar las desigualdades existentes entre hombres y mujeres, ya que el trato igualitario a todas las personas de una sociedad no es el elemento fundamental para generar igualdad cuando no existen las condiciones necesarias para acceder a oportunidades. Por tal razón, la Administración Municipal trabaja en políticas, programas y proyectos que buscan transformar la inequidad entre géneros ya que en este sentido, esta perspectiva contribuirá a democratizar la sociedad al eliminar obstáculos y discriminaciones, estableciendo condiciones más equitativas para la participación de la mujer que representa el 60 % de la población sincelejana. Ejemplo de ello el evento organizado por la Oficina de la Gestora Social dirigida por Angélica Cuevas, Expomujer, en la que sus participantes demostraron sus habilidades en la elaboración de objetos, los cuales tuvieron acogida entre el publico asistente, por lo que esperamos se continúen realizando, ya que a través de estas actividades la mujer sincelejana muestra a propios y foráneos sus capacidades en manualidades y sus deseos de superación. 

 Las condiciones de extrema pobreza tienen un impacto contundente para el desarrollo de las mujeres en relación a salud, educación, alimentación, acceso a vivienda, etcétera. Los bajos niveles de educación en la mujer la condicionan a grados de dependencia muy altos con la consecuente falta de autonomía, pues no cuentan con los recursos indispensables y apropiados para acceder al mundo laboral en igual condición en relación a los hombres. Estas condiciones, producto a su vez de factores socioculturales y determinantes históricos, conllevan a que muchas mujeres asuman oficios y labores en condiciones poco dignas. Los hogares que dependen de la mujer tienden a ser más pobres que los que están a cargo de los hombres. Esta situación ha propiciado a la Administración gestionar políticas públicas precisas dirigidas a mejorar estas condiciones de vida. Con todo, la mujer sincelejana tiene disciplina de lucha, ha demostrado generosidad en su entrega a sus semejantes, tiene resistencia para el dolor físico, más intuición, más sentimientos y más sensibilidad. Estas cualidades deben ser exaltadas y puestas al servicio de un ideal de cambio convertido en el ideal de la mujer sincelejana. Enhorabuena Expomujer.      


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.