EN NUESTRA SINCELEJO

EN SUCRE > EN NUESTRA SINCELEJO > SINCELEJO, SUCRE
Por Redacción El Meridiano | 2017-03-19 00:00:00

Caso Érika Yeneris

Es absurdo que Aldana pida libertad: Enid Gutiérrez

Érika Yeneris Gutiérrez, sincelejana asesinada por su esposo, el coronel (r) Joaquín Aldana que ahora pide cupo en el Tribunal de Paz.

"Él no mató a un perro. Fue a un ser humano. Es absurdo que Aldana pida libertad". Con estas palabras  Enid Gutiérrez, madre de Érika Yeneris, reprocha que el asesino de su hija esté pidiendo libertad condicional.

Se trata del coronel (r) Joaquín Enrique Aldana Ortiz, condenado a 33 años de cárcel. Es considerado uno de los asesinos más despiadados del país por haber desmembrado a su esposa hace más de siete años en Ibagué (Tolima). 

Aldana solicitó, a través del Ministerio de Defensa, que lo tengan en cuenta para obtener beneficios que aplican para miembros de la fuerza pública que cometieron conductas delictivas en el marco del conflicto y que llevan más de cinco años detenidos. 

El oficial (r) está dispuesto a someterse a las reglas de la justicia transicional y contribuir a la verdad, justicia y reparación de las víctimas.

"Cómo es que él va a pedir esos beneficios. Han sido siete años muy duros  desde que él mató a mi hija", recrimina Gutiérrez.

Enid Gutiérrez asegura que el coronel (r) Aldana tiene que pagar por el homicidio de su hija.

Por la deuda que tiene con la Justicia no parece posible que Aldana sea cobijado por los beneficios de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que establece penas alternativas hasta de ocho años por crímenes graves. 

La familia Yeneris Gutiérrez, que reside en el barrio 20 de Julio de Sincelejo, ha consultado con su abogado para que se tomen acciones que impidan que Aldana recupere la libertad.

No ve a su nieta

Enid Gutiérrez, que está en Cartagena actualmente, le dijo a EL MERIDIANO que la familia de Aldana ha puesto a su nieta menor (12 años) en su contra. "Ella no quiere saber nada de mí. Dice que yo le quité a su papá, como ella estaba más pequeña", narra Enid con voz entrecortada. En cambio, con la hija mayor de Érika sí tiene buenas relaciones y se la pasa con ella en las vacaciones.

TE RECORDAMOS

Érika Cecilia Yeneris Gutiérrez tenía 32 años cuando fue asesinada. La hallaron muerta el 9 de septiembre de 2009, en la vía Ibagué- Alvarado (Tolima). En primer lugar se encontró su cabeza y sus brazos en bolsas plásticas, días después siguieron apareciendo los demás  miembros.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.