Propiedad privada en 1886 y 1991

Por José Luís Montes Regino. Uno de los grandes problemas que ha enfrentado Colombia en toda su historia es el acceso democrático a la propiedad privada. 

Por José Luís Montes Regino. Uno de los grandes problemas que ha enfrentado Colombia en toda su historia es el acceso democrático a la propiedad privada. 

Los motivos brotan como el sudor por los poros, son muchos e indescifrables resolverlos. 

Falta de dinero en la población más vulnerable, permisibilidad estatal, ausencia de voluntad política, acaparamiento de bienes inmuebles, tradición cultural del enriquecimiento masivo para ser mejor persona, conflictos sociales, guerras civiles, denegación sistemática para adquirir propiedad mediante subsidios, sistema bancario radical en sus posiciones que impiden el acceso a créditos blandos a los pobres para compra de vivienda, reformas agrarias fracasadas. 

Estos son algunos de los fenómenos sociales y jurídicos que a manera de muro impiden superar el escollo, haciendo más difícil convertirnos en un país de propietarios. 

Hemos avanzado en los últimos años pero nos falta demasiado, por aquella tarea pendiente de dignificación al campesino, mejorar la capacidad de compra en la población trabajadora, ya sea a través de créditos o aumentando su salario y otorgarles los subsidios al mayor número de pobres que les permitan tener sus propiedades. 

Veamos cómo ha sido el impacto normativo conforme a las dos últimas constituciones políticas, la de 1886 (Rafael Núñez) y la de 1991 (César Gaviria), respecto a establecer garantías del sagrado derecho a la propiedad privada; la primera de corte centralista, la segunda, descentralizada o regional. 

Sin duda, la Constitución de 1886 trató de apaciguar todo el maremágnum social de la época, los momentos de efervescencia y calor llegaron al punto más álgido con la Guerra de los Mil Días (1899-1902), de nada sirvió tener ese derecho formalmente; los intereses políticos de los bandos en disputa torpedearon la centralización política y administrativa del país. 

Ya con la Constitución de 1991, actualmente vigente, el derecho a la propiedad privada pasó a tener una función social con claridad definida, es decir, alcanzamos un derecho positivo y material que es palpable, otorgándoles facultades a las personas para adquirir propiedad en la medida en que se convertían en dueños. 

En pocas palabras, dignificamos al hombre, solo que con el pasar de los años, precisamente esa capacidad de compra fue notoriamente extinguida al pueblo raso. 

El espíritu de la norma constitucional encontrada en el artículo 58 busca proteger los derechos y garantías del propietario, sin ir más allá de perjudicarlo. 

En caso de darse la intervención estatal por asuntos de interés general, debe siempre atender a la comunidad. Sin embargo, el individuo tendrá las acciones judiciales para asumir la defensa de su patrimonio. 

Haciendo una breve comparación entre estas dos constituciones podemos encontrar que la de 1886, aparte de ser centralista, era a su vez unitaria que concentraba el poder en sus tres ramas (Ejecutiva, Legislativa y Judicial), siendo la Rama Ejecutiva la de mayor jerarquía a nivel nacional.

 Con la del 91, se democratiza el poder en el ámbito regional, donde suponía que los habitantes quedarían empoderados para adquirir riqueza, que es en definitiva lo que persigue toda sociedad después de satisfacer sus necesidades básicas. 

Es la riqueza la que nos iguala un poco ante un Estado poderoso e inmarcesible, que muy a pesar de haberse mejorado el derecho a la propiedad, existen tropiezos que no dejan avanzar hacia un Estado bienestar para garantizar el arraigo de cada sujeto. Por el contrario, es una condición cada vez en desuso y allí siempre perderá el orden público, la sociedad y el propio Estado.

Donald Trump, el paladín de la Casa Blanca

Por Rafael Hermosilla Cuello. La situación que se vislumbra para el continente americano con la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump es preocupante para los pueblos que conforman la región.

Por Rafael Hermosilla Cuello. La situación que se vislumbra para el continente americano con la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump es preocupante para los pueblos que conforman la región.

En sus primeros días como presidente, el magnate norteamericano inició el desmonte de los pilares de la política exterior de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. 

Por otro lado, le entregó a China la bandera de defensora de libre comercio y líder de la globalización, al retirarse del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Con una ñapa como decimos los costeños: dejó colgados de la brocha a sus aliados del sureste asiático.

En días pasados ordenó la construcción del muro en la frontera con México, lo cual se convirtió en noticia mundial, amenazó con la imposición de aranceles e insultó por su cuenta de Twitter a los mexicanos.

Las acciones de Trump ponen fin a décadas de acercamiento entre los dos países vecinos y dificultan sus relaciones con el resto de América Latina. A pesar de los primeros pininos que se habían dado con su homólogo mexicano, en el despeje del camino hacia la presidencia de la potencia mundial, lo que deja dicho como dice el adagio popular: "Así  paga el diablo a quien bien le sirve".

Trump ha desatado polémica en todas las esferas de las sociedades a nivel mundial, defendió la utilización de la tortura, algo que ni los regímenes totalitarios reconocerían. Ese mismo día emitió una directiva presidencial en la cual prohibió la entrada por 90 días a territorio estadounidense a ciudadanos de Irak, Irán, Somalia, Yemen, Libia, Sudán y Siria. La medida afectó incluso a residentes legales y a individuos con doble nacionalidad. Y también limitó el número de refugiados sirios.

Estas posiciones tienen sus pros y contras en el mundo, puesto que este hombre multimillonario que gobierna este país habla más de la cuenta y parece ser que no le interesa a quien ofende con sus fanfarronadas.

Donald Trump está convencido de que el poder de Estados Unidos se limita a lo militar. Prometió "reconstruir" las Fuerzas Armadas, y a lo económico  realizó un juramento para castigar a países con políticas comerciales adversas a los intereses estadounidenses. 

Está equivocado este hombre que tal vez cree que el mundo es de él. La verdadera fuerza de Estados Unidos proviene de un intangible que nació en los primeros años de la colonización de América del Norte.

Escribió el periodista Alfonso Cuéllar en la Revista Semana: "En 1630 John Winthrop proclamó que la comunidad que él gobernaría en el Nuevo Mundo sería como "una ciudad en una colina, los ojos de todas las personas sobre nosotros. Su visión de un pueblo excepcional y ejemplar perduró por siglos".

La historia reseña que Abraham Lincoln soñaba con "un lugar y tiempo en los cuales América sería nuevamente vista como la última esperanza de la Tierra". 

Sin embargo, estas apreciaciones son opacadas con la polvareda de declaraciones que el señor Trump a diario declara en las redes sociales.

Por otro lado, en una ocasión en su recorrido a la Casa Blanca expresó: "Estoy en guerra con los medios, los periodistas están entre los seres humanos más deshonestos de la Tierra", dijo en un breve discurso ante la plana mayor de la inteligencia estadounidense reunida en el cuartel de la CIA.

Tal vez no ha logrado entender la fuerza que ejerce el periodismo a nivel mundial, y que en un momento de la historia podría desdibujar ese vertiginoso ideal de pasar a la historia como uno de los gobernantes más pedantes y despreciados por la humanidad.

Crecen juntos

Por Selma Samur de Heenan. "Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida". Santiago 1:21

Por Selma Samur de Heenan. "Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida". Santiago 1:21

Jesucristo nos recalcó en varias oportunidades que estaríamos como ovejas en medio de lobos porque es imposible permanecer por fuera del zoológico. Muy especialmente, en la parábola del trigo y la cizaña, nos ha puesto sobre aviso advirtiéndonos que a medida que vaya pasando el tiempo, el bien y el mal crecerán juntos, es decir, que los buenos y los malos se irán perfeccionando. Los primeros en el bien y los segundos en el mal. 

De modo que por eso es que en estos tiempos vemos cosas aberrantes que nos dejan atónitos y no podemos dar crédito a que se cumplan tantas maldades en el mundo.

Está absolutamente confirmado, antes de la siega, los buenos se perfeccionan en el bien, pero los malos se hacen malísimos. Se vuelve imperativo tomar partido y con carácter de notoriedad y radicalidad: o con Cristo o contra Él, dejando de lado cualquier término intermedio.

Recordemos ese pasaje en que el Señor pide a sus ángeles que dejen que el trigo y la cizaña crezcan hasta la recolección. Seguramente lo determinó así para evitar el riesgo de equivocarse, ya que la cizaña se diferencia muy bien y radicalmente del trigo, es decir, los buenos se distinguen claramente de los malos.

Con el pasar de los días, un número cada vez más reducido de la humanidad va subiendo la empinada cuesta que lleva a la virtud y el bien; y la parte más numerosa va descendiendo a un abismo de vicio y de pecado que al parecer no tiene tope.

Esto nos lleva a pensar que muy pronto, al llegar definitivamente la época de la cosecha que para nosotros es el mismo juicio personal, el vicio habrá alcanzado la perfección infernal. 

Esto nos da una explicación de por qué cada vez vemos cosas peores que parecen acelerarse como ráfagas incesantes de odio, y aun aquellos que no creen en la palabra de Dios reconocen que tal y como dice el Apocalipsis, el demonio está suelto y ha recrudecido su maldad como si supiera que le falta poco tiempo y quisiera asegurarse de llevar consigo a la mayor parte de los hombres al verano eterno.

La otra cara de la moneda también existe y debe ser igualmente destacada, está conformada por un grupo de hombres y mujeres de Dios que se encuentran en todos los estamentos de la sociedad y que, en medio de su vocación de vida, están dando la batalla al mal, principalmente con las armas espirituales y el cumplimiento de la voluntad de Dios con el acatamiento de sus mandamientos. 

Estas personas que conforman el llamado "resto fiel" están siendo puestas a prueba, se fortalecen sufriendo las persecuciones de todo tipo: las familiares, sociales, laborales, religiosas e incluso las más dolorosas, aquellas agresiones que hay dentro de la misma Iglesia cuando las personas son atacadas por vivir en coherencia el Evangelio.

De modo que por eso es que en estos tiempos vemos cosas aberrantes que nos dejan atónitos y no podemos dar crédito a que se cumplan tantas maldades en el mundo.

La ceguera, un peligro inminente

Por Elizabeth Zuccardi Porras. Esta generación emergente  está corriendo un peligro inminente, se está quedando ciega. 

Por Elizabeth Zuccardi Porras. Esta generación emergente  está corriendo un peligro inminente, se está quedando ciega. 

Las estadísticas médicas arrojan la más alarmante cifra  de mas de cinco mil millones de personas que van a sufrir de miopía hasta el 2050 y   se están quedando ciegas, por el uso de los dispositivos electrónicos como el celular, tablet, computador y demás aparatos electrónicos, en los que la mayoría  de los usuarios pasan largas horas expuestos a la luz de sus pantallas, lo que ocasiona sequedad en los ojos, en los casos más graves cáncer de retina y miopía, visión borrosa, ojos cansados, además de estres causado por los largos periodos de inactividad física, pero en los que se está inmerso en la pantalla fluorescente del aparato digital.

Como siempre llevo todo lo que aprendo y veo al ámbito espiritual, me quedo asombrada de que así como ocurre el ámbito natural, está ocurriendo con miles de personas que se están quedando ciegas espirituales, porque no ven con claridad los asuntos sobrenaturales que nos están indicando que los tiempos se están acortando y que pronto vendrá Jesucristo nuevamente a la Tierra, para hacer juicio y reinar entre todas las naciones. Pero no ven, están ciegos, con la mirada extraviada, borrosa, a causa de tanta maldad, inmoralidad e incredulidad que ha cegado el entendimiento de la gente, para que viendo no descubran y escuchando no comprendan que estamos en los últimos tiempos. 

Léalo en Efesios 4:17: Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor: que ya no andéis así como andan también los gentiles, en la vanidad de su mente, 18 entenebrecidos en su entendimiento, excluidos de la vida de Dios por causa de la ignorancia que hay en ellos, por la dureza de su corazón; 19 y ellos, habiendo llegado a ser insensibles, se entregaron a la sensualidad para cometer con avidez toda clase de impurezas. 

Con mala visión no se puede andar, es muy peligroso, porque se puede caer en un precipicio sin darse cuenta. 

Qué terrible que esta generación está caminando hacia el barranco de la desesperación, del libertinaje, de la inmoralidad sexual y siguen sin darse cuenta el fin que les espera. 

Busquen Mateo 6:  22 La lámpara del cuerpo es el ojo; por eso, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz. 23 Pero si tu ojo está malo, todo tu cuerpo estará lleno de oscuridad. Así que, si la luz que hay en ti es oscuridad, ¡cuán grande será la oscuridad!.

La gente no solo se está quedando ciega físicamente a causa de la miopía, sino que también están perdiendo de vista todo lo que tiene que ver con Dios, con la fe, con la doctrina de salvación y con todo lo que les impida hacer lo que mejor les parezca. 

Tal como ayer, cuando Jesús caminaba por las calles polvorientas de Jerusalén, hoy recorreré el mundo entero trayendo luz a todo aquel que está en oscuridad, devolviendo la vista a los ciegos, trayéndolos a la libertad por el perdón de sus pecados.

Si seguimos así, sin control, sin que nadie nos estorbe, no vamos a poder ver ni física, ni espiritualmente y estaremos perdidos y se cumplirá la palabra de Jesús que advirtió en Mateo 15:14 "Déjenlos; son ciegos guías de ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, ambos caerán en el hoyo."

Homenaje a destacados ciudadanos

Por Antonio Sánchez Charry. En el Camellón de los Mártires, en Cartagena, frente al Centro de Convenciones, se encuentran los bustos de ilustres cartageneros, mártires de la independencia de la ciudad heróica. Es una manera de rendirle homenaje a quienes dedicaron su vida en aras de un noble propósito.

Por Antonio Sánchez Charry. En el Camellón de los Mártires, en Cartagena, frente al Centro de Convenciones, se encuentran los bustos de ilustres cartageneros, mártires de la independencia de la ciudad heróica. Es una manera de rendirle homenaje a quienes dedicaron su vida en aras de un noble propósito.

Se quedan por fuera númerosos personajes dignos de ser distinguidos.

Por estas tierras cordobesas somos muy poco dados a reconocer o exaltar los méritos de quienes han impulsado el desarrollo de la región. En Montería solo han hecho merecedores de esta distinción los doctores Laureano Gómez y Miguel R. Méndez, cuyos bustos aparecen a los lados de la catedral. Pero si nos detenemos a hacer memoria de cuántos hijos de esta tierra se han hecho merecedores de tales honores seguramente hasta la Ronda del Sinú estaría llena de bustos exaltando la memoria de muchos cordobeses.

Nos atrevemos a señalar a algunos que descollaron en sus servicios a nuestra comunidad. Iniciamos con los nombres de Don Luis Lacharme y Víctor Anaya Puente, dos industriales que impulsaron el desarrollo de Montería. Rosendo Garcés Cabrales, con sus hermosas torres en el corazón de esta capital. Y seguimos con el abogado y senador Remberto Burgos Puche, alma y vida de la creación de Córdoba, y los señores Abel Guzmán Botero, Severo J. García, Miguel Escobar Méndez, Eugenio Giraldo, Marco Pineda, Jerónimo Padrón y Donaldo Cabrales, miembros de la Junta Pro-Departamento de Córdoba; Manuel Antonio Buelvas, William Salleg Sofán, Luis Alfonso Lyons, Libardo López y Rafael Chejne, miembros de la junta que organizó el nuevo departamento. Todos ellos trabajaron ad-honorem durante varios años gestionando la constitución de la nueva entidad departamental.

Igualmente se hacen acreedores de tan alta distinción los escritores y periodistas David Sánchez juliao, Juan Gossaín A., Juan y Delia Zapata Olivella (folcrorista). José Luis Garcés González, Félix Manzur Jattin, Antonio Mora Vélez, entre otros.

Pero un homenaje que permanezca eternamente como ejemplo para las presentes y futuras generaciones habrá que hacerle a la familia Salleg Taboada, fundadores del periódico EL MERIDIANO que empezó a circular en Córdoba y otras regiones del país el 18 de marzo de 1995. Ha sido el mayor aporte que ha recibido el departamento para impulsar su desarrollo. 

Se quedan por fuera números personajes dignos de ser distinguidos. El espacio no nos da para más. El objetivo de esta columna ha sido el de llamar la atención de las autoridades para que no sigan mirando con indiferencia a aquellos cordobeses que han contribuido a la grandeza de esta región.

En el Centro de Convenciones podría abrirse el 'Salón de la fama' para que figurarán allí fotografías de los cordobeses más destacados.

El expresidente Mariano Ospina Pérez, en carta dirigida al doctor Remberto Burgos Puche, fechada en Medellín el 31 de mayo de 1956, que sirvió como prólogo a la obra 'Creación y organización de Córdoba', dice textualmente "En día no lejano se llevará a cabo la sugestión que usted recuerda en su libro, de que en Montería, sobre las orillas del Sinú, debidamente protegidas por sólidos malecones, SE CONSTRUYAN DOS AMPLIOS BULEVARES (las mayúsculas son nuestras) comunicados entre sí por varios hermosos puentes sobre el río".

"En esos bulevares deberán ponerse los bustos de los principales ciudadanos que han trabajado por la tierra de Córdoba. Es un error fundamental creer que se puede edificar el futuro de una nación olvidando a quienes labraron y ennoblecieron su pasado. Los grandes países del mundo han sido aquellos que se apegan a su tradición y honran a quienes la hicieron posible".

La inmigración y su tragedia humanitaria

Por Carlos Vargas Rodríguez. El tema de los inmigrantes y su drama social, toma por momentos relevancia como consecuencia de las políticas de gobierno del presidente Trump y de las diversas posiciones –a favor y en contra- que en Europa tienen algunos países, miembros de la UE.

Por Carlos Vargas Rodríguez. El tema de los inmigrantes y su drama social, toma por momentos relevancia como consecuencia de las políticas de gobierno del presidente Trump y de las diversas posiciones –a favor y en contra- que en Europa tienen algunos países, miembros de la UE.

Las cifras hablan por sí solas sobre un problema que debe de preocupar al mundo entero, en el 2014 según el Banco Mundial se contabilizaron 14,4 millones de refugiados (sin incluir a los 5,1 millones de refugiados palestinos).

En los estudios especializados sobre la inmigración se han determinado que son 10 países los destinos de los migrantes: Estados Unidos, Arabia Saudita, Alemania, Rusia, Emiratos Árabes, Reino Unido, Francia, Canadá, España y Australia.

Mientras que las 10 naciones de origen de los migrantes son: India, México, Rusia, China, Bangladesh, Pakistán, Filipinas, Afganistán, Ucrania y Reino Unido. El corredor de migración más grande del mundo es el de México–Estados Unidos, argumentó apenas obvio para la preocupación del presidente Trump.

Este pasado 16 de febrero se convocó en EE. UU. a todos los trabajadores de diversas nacionalidades para que participaran en el 'día sin inmigrantes' como respuesta a las últimas medidas migratorias; el mensaje era el de decirle a todo el mundo, que los inmigrantes son necesarios.

En los reportes de las cadenas informativas se hablaba de varios restaurantes Mc Donald's que habían cerrado por la ausencia de sus empleados, en varios Estados como en Texas, restaurantes, estaciones de servicio y hasta almacenes en centros comerciales estuvieron solitarios, en el desarrollo de la protesta.

Lo que sí está claro, a pesar de las posiciones radicales de muchos críticos sobre la inmigración, es que la presencia de mano de obra calificada o no, genera ingresos no solo a los países receptores sino también a los de origen. Se comparten conocimientos, también capital y desarrollo cultural.

El argumento, que también es justo y apenas lógico, de que la seguridad es vulnerada por la amenaza del terrorismo con la presencia de inmigrantes, ha servido para la adopción de medidas extremas, que han afectado a cientos de familias desprotegidas en el mundo. 

Colombia, en los últimos años ha modificado las tendencias de desplazamiento desde nuestro territorio; el director de Migración Colombia, Cristian Krüger, explicaba en una entrevista radial cómo hace unos años los colombianos se desplazaban hacia Venezuela y en la actualidad esa tendencia cambió, en el sentido de que son los venezolanos, los que están llegando masivamente a suelo colombiano.

También inmigrantes cubanos han ingresado a Colombia en un largo periplo internacional tratando precisamente de llegar a los EE. UU.

Por el departamento de Córdoba cientos de inmigrantes de la isla caribeña han hecho tránsito, buscando a través del Urabá antioqueño una salida por Panamá hacia Centroamérica.

Los registros oficiales hablan de 6.259 migrantes cubanos que fueron detectados irregularmente en el 2016, por territorio nacional. El asunto es que, si antes mirábamos desde la barrera este problema, ahora no podemos ser indiferentes, ya lo tenemos y se debe pensar en el desarrollo de políticas públicas con alcance nacional, para la atención de los inmigrantes.

Yo particularmente creo, que si la situación en Venezuela colapsa, como de seguro pasará, muchos venezolanos tratarán de llegar a Colombia, buscando un mejor futuro. Hay que estar desde ya preparados.

Lo que sí está claro es que la presencia de mano de obra calificada o no, genera ingresos no solo a los países receptores sino también a los de origen.