El sector agropecuario debe ser el nuevo petróleo de Colombia

Por Erasmo Zuleta Bechara

El caso de Chile siempre me ha generado interés. No solo porque es un país con condiciones relativamente similares a las de Colombia sino porque a nivel latinoamericano es referente en muchos sentidos. 

Por Erasmo Zuleta Bechara

El caso de Chile siempre me ha generado interés. No solo porque es un país con condiciones relativamente similares a las de Colombia sino porque a nivel latinoamericano es referente en muchos sentidos. 

En lo personal me resulta interesante la forma en que ha sabido explotar su potencial agrícola. Al igual que Colombia, tiene amplia diversidad geográfica y esto le permite diversificar su oferta agraria ante el mundo. Compite directamente con países como Noruega, el principal exportador de salmón, y también ha logrado posicionarse muy bien como país productor de vino. 

Es tal el cuidado chileno con su agro que cuando alguien visita ese país no puede llevar ningún producto de origen animal o vegetal; hasta una manzana podría ser portadora de una plaga y alterar el sistema agrícola de Chile. 

¿Por qué en Colombia no hemos podido fortalecer nuestra agricultura de la misma manera?

Como he dicho en repetidas ocasiones, en Colombia tenemos un potencial agrario desaprovechado. Es bastante paradójico que los mayores índices de pobreza del país estén en regiones rurales, cuando el campo podría ser fuente de riqueza. 

En el caso de la región Caribe, y más específicamente del departamento de Córdoba, el sector ganadero debe crear una hoja de ruta para ofrec er alimentos de calidad sin dejar de lado el compromiso con el medio ambiente. 

Este departamento, cuya actividad ganadera es pieza clave de su economía, exportó 17.200 toneladas de carne de ganado hacia Rusia, Jordania y otros nueve países, lo que representa 2.2% del PIB. 

El departamento de  Córdoba, que presenta un índice de pobreza del 46%, podría fortalecer su agricultura fomentando cultivos de productos como el algodón.

Es importante fortalecer el agro colombiano porque nuestra economía necesita brindar alternativas a la explotación minera. 

 No solo por el impacto que causa al medio ambiente sino porque no podemos tener una economía que dependa de las variables de este sector. Además, es sabido que en un futuro no muy lejano el mundo enfrentará una crisis alimentaria debido a la sobre explotación de los recursos naturales. 

Según la organización Global Footprint Network, año tras año, el planeta consume más recursos de los que puede producir. 

Por lo tanto, es una sabia decisión mirar hacia el campo desde ahora. Conviene establecer medidas de protección para ganaderos y desarrollar herramientas tecnológicas que estimulen la producción agrícola.

Desde el Congreso de la República debemos tener presente todo lo anterior y la producción agrícola como alternativa a los hidrocarburos debe estar entre las prioridades del Gobierno. El trabajo en equipo es determinante para brindar las soluciones que el campo colombiano necesita. 

Cuando hablo de trabajar juntos, no es solo trabajar junto al gremio, sino trabajar juntos todos aquellos quienes estamos representando a nuestro pueblo. 

Por lo tanto hay que dejar diferencias políticas a un lado, ya que estas no pueden afectar a los pequeños, medianos y grandes productores que hoy requieren nuestro apoyo.

Educación y Equidad, nuestros primeros cien días

Por María Vitoria Angulo*

La vía para enfrentar los enormes desafíos del país y construir futuro con equidad y oportunidades es la educación.

Por María Vitoria Angulo*

La vía para enfrentar los enormes desafíos del país y construir futuro con equidad y oportunidades es la educación. Sin embargo, en estos últimos años han crecido los rezagos y las disparidades, creando la necesidad de recursos y transformaciones del sector. Más que programas de gobierno, el reto es hacer un gran pacto como país, reconociendo que la educación no es de izquierda ni de derecha, es de todos. Los primeros 100 días de gobierno han sido intensos y retadores, reconociendo contextos regionales y sumando recursos para soportar la política que el país requiere. Todo esto, financiera y socialmente responsable. 

El gobierno le apuesta a la equidad, el emprendimiento y la legalidad. Estos pilares requieren un sector educativo vigoroso para materializarse en todo el país. El Presidente ha señalado que “la educación es un poderoso factor de cambio al dotar a niños y jóvenes de habilidades para que tengan más oportunidades de movilidad social, puedan dilucidar un camino de progreso y comprendan la importancia de su rol ciudadano en torno a deberes y derechos como  expresión de la civilidad de una sociedad”. 

Abordamos la educación con enfoque integral desde primera infancia hasta educación superior, con bienestar, mayores oportunidades de acceso, calidad en los aprendizajes, más y mejor educación rural. Promovemos educación media integral, la virtual, el desarrollo profesional de maestros y directivos para que lideren la transformación educativa, ambientes dignos de aprendizaje y una agenda de impulso a la educación superior; apoyados en diálogo franco y respetuoso con los actores del sector.

 En medio de la coyuntura actual no solo hemos propuesto, sino vamos cumpliendo en varios frentes. Presentamos un nuevo modelo de alimentación escolar para mejorar la calidad, aumentar la cobertura y el número de días que los niños cuentan con el servicio. Basado en transparencia, procesos competitivos y plurales, focalización bajo criterios técnicos y minutas alimenticias que responden a realidades regionales. Incrementamos el presupuesto (48,3%), pasando de 5.3 a 5.6 millones de niños atendidos los 180 días de la jornada escolar y llegando a 7 millones al finalizar el gobierno y buscamos cerrar la brecha entre lo rural y lo urbano con mayor acceso a la educación, fortalecer la infraestructura educativa rural y las residencias escolares.

 Diseñamos estrategias para el acompañamiento a docentes y directivos, como la Escuela de Liderazgo, formación posgradual con foco en maestros rurales, formación continuada, cuatro líneas de investigación, fortalecimiento a Escuelas Normales Superiores y Centros de Innovación Regional y lanzamos Generación E para reducir barreras de acceso a educación superior de los más vulnerables y fortalecer las instituciones públicas, permitiendo el acceso de 336.000 jóvenes. 

Nuestro compromiso con la educación pública superior se refleja en el aumento de recursos: las transferencias de la Nación crecerán em un IPC más tres puntos porcentuales en 2019 y en IPC más cuatro puntos en 2020, 2021 y 2022; adicionalmente, $1.2 billones para el cuatrienio. En el marco del Presupuesto Bienal de Regalías, con el liderazgo de gobernadores y  Congreso, se espera destinar $1.2 billones para fomentar inversión en infraestructura, dotaciones y proyectos regionales.  

La política educativa es una apuesta para cerrar brechas sociales y económicas en el eje de Equidad del Plan de Desarrollo. Esto es posible construyendo relaciones de confianza y definiendo de manera participativa y con los territorios, las prioridades en la agenda educativa, reconociendo la diversidad étnica, el patrimonio cultural y la participación social, en busca del gran pacto por Colombia.

*Ministra de Educación

La paradoja del gas domiciliario

Por  Héctor Vergara Sierra

La discusión acerca de cómo se está llevando a cabo la extracción minera en Colombia es un tema que ha cobrado pertinencia debido a las posiciones acerca de la responsabilidad ambiental y con miras al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible planteados por la ONU.

Por  Héctor Vergara Sierra

La discusión acerca de cómo se está llevando a cabo la extracción minera en Colombia es un tema que ha cobrado pertinencia debido a las posiciones acerca de la responsabilidad ambiental y con miras al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible planteados por la ONU. Adicionalmente, otra discusión que va ligada a la anterior es la de la responsabilidad social que tienen las empresas que se dedican a la extracción de recursos naturales no renovables con respecto a los territorios donde ejercen dicha extracción. 

La Constitución Política de Colombia establece en su artículo 334 que el Estado debe intervenir en la explotación de los recursos naturales no renovables para racionalizar la economía con el fin de mejorar, en el plano nacional y territorial, la calidad de vida de sus habitantes. Esto quiere decir que el Estado en articulación con las empresas de extracción de recursos y con el beneficio de las utilidades que estas aportan a las finanzas de la Nación, velará porque sean los territorios los que se beneficien prioritariamente con programas sociales o inversión en servicios públicos. Una de las grandes paradojas que enfrenta el país en la actualidad es la triste realidad de que aquellas regiones con mayor riqueza en recursos naturales, y que por esto están situadas las más importantes actividades mineras, son las regiones en donde más se refleja la pobreza y la falta de servicios básicos domiciliarios. El Ministerio de Minas y Energía cuenta con dos entidades adscritas encargadas de celebrar y fiscalizar contratos de concesión y convenios de extracción. Estas son la Agencia Nacional de Minería, y la Agencia Nacional de Hidrocarburos; esta última encargada específicamente de los contratos acerca de la extracción de petróleo y gas. Dentro de los procesos de contratación se contempla la figura de los Planes de Gestión Social (PGS), los cuales tratan de compromisos adquiridos por las empresas titulares que consisten en desarrollar y facilitar proyectos de impacto social que mejoren la calidad de vida de aquellos territorios en los cuales se lleva a cabo la extracción. Se esperaría que con la implementación de estos planes los resultados de la realización de programas sociales fueran significativos con respecto a la mejora de la calidad de vida de las comunidades, principalmente al acceso a servicios públicos, ya que la brecha acerca de la cobertura de estos servicios es considerable. La evidencia demuestra que los planes no están causando el impacto que deberían, ya que los proyectos no son pertinentes ni prioritarios y no se ocupan de las necesidades básicas de las comunidades. 

Para garantizar que estos planes se ocupen del desarrollo de proyectos prioritarios en nuestros territorios que faciliten la gasificación de aquellas localidades rurales que hacen parte de las zonas de influencia donde se desarrolla la explotación y/o transporte de recursos naturales no renovables, que constituyan la base para la prestación de los servicios públicos domiciliarios, en los próximos días radicaré un proyecto de ley reglamentario y regulatorio que priorice la ampliación de la cobertura de dichos servicios en los planes de gestión social. Es pertinente hacer la salvedad que este proyecto no pretende convertirse en un obstáculo para los titulares mineros que operan a lo largo del territorio nacional, al contrario, tiene como finalidad reorganizar el proceso de planeación usado por las empresas a través de los planes de gestión social, a fin de generar una estrategia a corto y largo plazo que permita darles manejo a las crisis sociales ligadas a la ejecución de proyectos mineros, garantizando que el aprovechamiento de los recursos naturales propenda por el máximo beneficio posible a las comunidades. 

Las nuevas generaciones

Por Rafael González Martelo

Las responsabilidades sociales y políticas que tienen las nuevas generaciones son fundamentales para el crecimiento de nuestro país, pues es indispensable tener unos jóvenes libres en sus decisiones, excluidos de cualquier influencia de la politiquería, para que no recorran el mismo camino trillado por el cual han caminado muchos durante años.

Por Rafael González Martelo

Las responsabilidades sociales y políticas que tienen las nuevas generaciones son fundamentales para el crecimiento de nuestro país, pues es indispensable tener unos jóvenes libres en sus decisiones, excluidos de cualquier influencia de la politiquería, para que no recorran el mismo camino trillado por el cual han caminado muchos durante años. Necesitamos nuevas generaciones innovadoras, que lleguen a los espacios de poder pensando en el futuro con la decisión de trabajar para el beneficio de la comunidad, demostrando que la juventud es parte fundamental de las transformaciones sociales y políticas.

Cuando a un ciudadano le preguntan qué es la política, responde que los políticos son corruptos, que solo buscan los votos en épocas electorales y no regresan con soluciones. No alcalizarían estas líneas para escribir lo que hoy perciben los colombianos sobre la política. Algunos autores dirán que la política es la búsqueda del bien común. Otros que es la institucionalidad en su máxima expresión, y muchos otros que la política encuentra su esencia en el poder.

El rumbo político del país  tenemos que entregárselo a aquellas personas que vivan, sientan y tengan pasión por lo que hacen; que se sientan obligadas a servir; que no deslegitimen la esencia del poder primario; que sepan y entiendan que el empoderamiento de las comunidades en los procesos de transformación son necesarios para el desarrollo de las mismas; que el electorado siempre, como regla general sin excepción, va a estar por encima del elegido, y que las prerrogativas son en favor del ciudadano. 

Entendido así, estaremos hablando de la esencia política, donde el gobernado es quien termina legitimando las políticas públicas en una sociedad. Es indispensable renovar el pensamiento ciudadano, hay que darles cabida a las nuevas formas del ejercicio político y para ello es importante que la comunidad comience a creer en nuevos liderazgos, representados en la actuación de los jóvenes que vienen abriendo un camino muy diferente para generar los cambios de los que todos hablamos, pero a los que no contribuimos.

Los políticos toman las decisiones más importantes de nuestro país y es por ello que debemos elegir a quienes tienen verdadera vocación para representar de la mejor manera el interés primario. Si así fuere, podría afirmarse que las nuevas generaciones gozarán de un futuro totalmente diferente al que a las actuales nos ha correspondido afrontar.

 Es el momento en que la sociedad permita que los jóvenes que vienen haciendo carrera de la mejor manera y que actúan en la política puedan exponer sus liderazgos, ideas, propuestas y proyectos encaminados a satisfacer sus necesidades para que exista esa tan anhelada convivencia pacífica que tanto reclaman los ciudadanos.

Es importante que el ciudadano elector les dé una oportunidad a los políticos que con esfuerzo, constancia y disciplina han llegado a los escenarios de poder para materializar, bajo unos principios y valores, un nuevo modelo de país.

Así se estaría gobernando de una manera ejemplar, mostrándoles a los incrédulos que sí es posible el ejercicio limpio de la política.

Descubriendo los planes del enemigo

Por  Elizabeth Zuccardi Porras

Una cosa son los planes que Dios tiene para esta generación y otra lo que el diablo tiene con esos planes.

Por  Elizabeth Zuccardi Porras

Una cosa son los planes que Dios tiene para esta generación y otra lo que el diablo tiene con esos planes. El Señor quiere que los jóvenes vean visiones, que profeticen, que sean adoradores y que permanezcan en su presencia esperando su segunda venida (Joel 2:28); Por el contrario, el diablo quiere pervertir la mente de los niños y jóvenes para dañarles el carácter e impedirles que vivan en santidad, sin la cual nadie verá la gloria de Dios. (2 de Timoteo 3) también debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2 porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 3 sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4 traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios; hombres corruptos de entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Pero el Espíritu Santo quiere forjar en ellos el carácter de Jesucristo. Lee 2 de Timoteo 3: que dice: 10 pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia. 14 pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste; 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras.

El enemigo ha tomado los consejos de la Biblia para educar a los niños enseñándoles desde pequeños la ideología de género, con la cátedra del desarrollo de la libre personalidad; Fíjese que da resultados porque en Proverbios 22: Dice: 6 enseña al niño el camino en que debe andar, y aun cuando sea viejo no se apartará de él. 

Así que es tiempo de avisarle a la gente la clase de peligros que van a sufrir sus hijos, para que estén avisados y huyan y pongan a salvo a su descendencia. Por eso debemos conocer la agenda LGTB y el "lobby" que viene construyendo desde hace varios años, como un pulpo que tiene sus tentáculos por todos lados inoculando su veneno. Principalmente ha tomado los colegios y las universidades y su propaganda está circulando libremente por la web, vía internet, accesible a todas las edades y haciendo su trabajo en la mente de los niños para inculcarles su doctrina desde tempranos años de edad.

Estos grupos cuentan con el apoyo estatal,  han destinado recursos económicos, no pocos, para que ellos sigan haciendo tu tarea con el eslogan de la enclusión y la aceptación a los derechos  de la diversidad de género, sin darse cuenta de que con ello están coartando los derechos de los que no compartimos su ideología y tenemos que soportar que la trasmitan  sin restricción , afectando la vulnerabilidad de nuestros pequeños, que se ven influenciados por el medio social, cargado de la influencia que tienen los medios de comunicación que trasmiten libremente su postura ante la ideología de género.

Contrario a todo este plan diabólico, Jesús dijo: "dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos. 

Debemos advertir de los peligros y de los planes de satanás, Ya que el anticristo tendrá el carácter del  hombre inicuo que aborrecerá el amor a las mujeres. Tal como lo anuncia el profeta Daniel 11:37 del Dios de sus padres no hará caso, ni del amor de las mujeres.

El Pocho, ejemplo de valentía

Por Samuel Morales Turizo. ¿Cuánto vive el hombre, por fin? ¿Vive mil años o uno solo? ¿Vive una semana o varios siglos? ¿Por cuánto tiempo muere el hombre? ¿Qué quiere decir para siempre?: Pablo Neruda

Por Samuel Morales Turizo. ¿Cuánto vive el hombre, por fin? ¿Vive mil años o uno solo? ¿Vive una semana o varios siglos? ¿Por cuánto tiempo muere el hombre? ¿Qué quiere decir para siempre?: Pablo Neruda

El hombre en la Tierra siempre deja una huella perdurable. Que sea esta la oportunidad para resaltar a Darceth Elías Chamorro Turizo. No solamente las personas sobresalientes tienen la ocasión de ser exaltados, también es importante dar a conocer a las personas que vivieron en anonimato, pero siguiendo y respetando los preceptos de Jesucristo y las buenas costumbres.

Solo cuando fallece una persona que queremos se entiende el verdadero sentido de la vida y la existencia de Dios. La muerte inesperada y reciente de Darceth Elías Chamorro Turizo, conocido popularmente como El Pocho, me ha conmovido enormemente.

Cuando me enteré en Cartagena de Indias de la partida del Pocho, sentí un profundo desconsuelo, me unía con él la misma sangre por línea materna, me contagió con su sonrisa franca de gente buena se fue con 56 años y tenía sin duda, la energía para vivir otros tantos.

El Pocho se dedicó a servir y no hacer mal físico a nadie. Era un hombre extraordinario, un excelente conversador, amaba a la naturaleza, estaba atento a los últimos acontecimientos deportivos y como siempre hablando de fútbol.

El Pocho pegó su primer grito anunciando su entrada a la vida en el barrio San Juan de Corozal, muy cerca de la casucha de la bruja María Pérez, ubicada a orillas del arroyo de Tusa, donde ella tenía una cría de marranos.

Me lo imagino en su niñez y en su tierna juventud, corriendo y jugando con sus amigos por las polvorientas calles de Corozal, especialmente por los sectores aledaños a su casa, como las canchas de fútbol de la Normal, de San Francisco y de la Plaza Junin. El Pocho amó a Corozal, quería inmensamente su entorno y su gente que constantemente lo impregnaba de cariño.

 Cuando estaba bien de salud, el Pocho se levantaba todos las mañanas a oír el trinar de los pájaros, el canto de las cotorras, también le fascinaba el aroma de los frutos frescos. Lo recuerdo que se emocionaba cuando escuchaba los porros sabaneros y la música de acordeón.

En lo referente al tema religioso, en la plenitud de su vida se destacó por ser un católico ferviente, asistía todos los jueves al Santísimo y los domingos a misa en la Iglesia San José de Corozal. En todo momento su pasión fue el fútbol, lo combinaba con el arbitraje, hincha a morir de el Junior de Barranquilla y de La Selección Colombia. 

Regularmente estaba presente en las tertulias que se realizaban en los alrededores de el parque Central de Corozal. Poseía una memoria prodigiosa, sobresalió por ser un empedernido lector, especialmente de El Meridiano de Sucre, leía con mucha atención las páginas editoriales y la deportiva. Oía radio y veía televisión, esencialmente los programas deportivos.

Superó con valentía y estoicismo su penosa enfermedad, se fue como los grandes, pensando en la victoria. El Pocho descolló por su amor por lo suyo. Ya que, al transitar el mundo onírico, doce horas antes de abandonar este mundo, experimentó el fallecimiento de nuestra madre, sinónimo que partió de esta dimensión con la certeza de no proporcionable dolor a su madre por su partida.

Adiós, adiós, Pocho, nos queda la huella inolvidable de tu persona maravillosa y que siempre nos hará gritar con amor tu nombre, que vivirás siempre en nuestras entrañas. Pocho, descansa en paz, porque la muerte y los difuntos siempre han ocupado un lugar sublime en la cultura humana.