Fallo favorece a exconcejales

El Tribunal Superior de Montería declaró la prescripción de la acción penal contra los exconcejales Octavio Agresott Domínguez, Luis Primera Mélendez y Amparo Ortega Novoa. 

El Tribunal Superior de Montería declaró la prescripción de la acción penal contra los exconcejales Octavio Agresott Domínguez, Luis Primera Mélendez y Amparo Ortega Novoa. 

La decisión también cobija a Carmelo Agámez Berrío, pero desfavorece a los también exconcejales René Torrente, Concepción Curi Guerrero y José Andrés Julio, toda vez que el Tribunal no declaró la prescripción de la acción penal.

A estas personas, excepto a Agámez, el Juzgado Penal del Circuito Especializado de Descongestión de Montería los condenó a seis años de prisión por el delito de concierto para delinquir por promover grupos armados ilegales.

A Agámez y al exalcalde de Sincé Oliverio Oliver Moreno los absolvió.

Los condenados fueron acusados por reunirse con el jefe paramilitar Rodrigo Mercado Pelufo, alias Cadena, el 19 de marzo de 2003 en el sitio conocido como  La Gallera, en el corregimiento de Berrugas, de San Onofre, donde las Autodefensas presentaron como candidato único a la Alcaldía a Jorge Blanco Fuentes, conocido como el Pule. 

La decisión del Juzgado fue apelada ante el Tribunal. Este decidió confirmar la condena de los exconcejales y revocar la absolución de Agámez y mantener la de Oliver.
Ante este resultado, Alfredo Sotomayor, apoderado de los exconcejales,  solicitó al Tribunal, a través de un memorial, abstenerse de remitir el fallo a la Corte Suprema. Según

Sotomayor, la acción está prescrita porque han transcurrido más de seis años desde el momento de la acusación.
En decisión del 8 de junio de este año el Tribunal resolvió la solicitud de Sotomayor en la que declara la prescripción de la acción penal.