Viajando de una evocación a otra

Los libros de poesía de Danith Urango Tuirán están poblados de imágenes de la hierba alta del monte, de rosales; jardines salvajes, de ruidos extraños que proceden de un bosque antiguo. Se anima a descifrar a Dante, a escribirle rimas a superhéroes y se pone en plan jurásico dándole una mente reflexiva y sabia a los dinosaurios en su poemario Yo fui un Pterodáctilo. Posee una cualidad poco común entre los poetas, la versatilidad, además de gran sentido del humor.