TransformaciónEs imperativo apropiarse de todos los niveles del uso de nuevas tecnologías que proporcionarán herramientas de competitividad y productividad.

Es imperativo apropiarse de todos los niveles del uso de nuevas tecnologías que proporcionarán herramientas de competitividad y productividad.

Hace alrededor de unos quince años las compras a través de Internet eran vistas en Colombia como algo aún exótico. Hoy día, según el más reciente informe de una consultora calificada, en nuestro país ocho de cada diez personas han hecho algún tipo de compra en línea en los dos últimos años.

Adicionalmente se resalta que los estratos 1 y 2 son los que más  han incrementado sus compras a través de internet, lo que deja claro que adquirir productos en línea no es privilegio de las denominadas franjas económicas pudientes. Está al alcance de todos. Estos nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de transformar o evolucionar para estar a tono con las tendencias y las exigencias de un mundo que gira a la velocidad de un "click". Y no se trata de cambiar, por ejemplo, un producto que se ofrece, sino que se deberían hacer innovaciones en la manera de comercializarse. Por eso, de la mano de las capacitaciones que se brindan en técnicas para elaborar un producto o en emprendimiento, debe ir la formación en nuevas tecnologías aplicadas. De esta manera se logrará más productividad y, claro está, más competitividad.

¡A investigar!

Acabar con la corrupción es una exigencia moral en la que todos debemos participar empezando con no tolerarla ni justificarla.

El municipio de Morroa fue escenario de la segunda jornada de Bolsillo de Cristal en el departamento de Sucre, un importante espacio que abre la Fiscalía General de la Nación a la comunidad para que esta denuncie posibles actos de corrupción, un fenómeno que ha hecho metástasis en el país y las regiones, y traído como consecuencia el debilitamiento de las finanzas del Estado, el estancamiento del desarrollo y mucha injusticia social, amén de la pérdida de confianza ciudadana en su clase dirigente. 

En la jornada se recibieron alrededor de 50 denuncias de todo tipo, unas con más fundamentos que otras pero que en todo caso deben dar pie para que la Fiscalía se emplee a fondo en su misión de investigar para que se haga justicia y se desmonte la estantería de quienes ven en los recursos públicos un botín para enriquecerse.

Y es que es hora de que se le ponga cortapisas a ese cáncer que se ha devorado los recursos que con tantos sacrificios pagan los contribuyentes que son todos los colombianos y quienes residen en este país.

A centrarse en lo esencial

Con el peso específico que tiene San Benito Abad en muchos aspectos, entre ellos el turismo religioso por las masivas peregrinaciones al Santuario del Señor de los Milagros, es incomprensible que a estas alturas de su historia no cuente con un alcantarillado que la importancia de su población amerita, lo mismo que Santiago Apóstol, su corregimiento más relevante.

Con el peso específico que tiene San Benito Abad en muchos aspectos, entre ellos el turismo religioso por las masivas peregrinaciones al Santuario del Señor de los Milagros, es incomprensible que a estas alturas de su historia no cuente con un alcantarillado que la importancia de su población amerita, lo mismo que Santiago Apóstol, su corregimiento más relevante. Por esta razón es inconcebible que el Plan Departamental de Agua y la Alcaldía de ese municipio, a quienes corresponde precisamente velar por la ejecución de dichas obras, se enfrasquen en una polémica que en vez de contribuir a sacarlas adelante lo que hacen es entorpecerlas, pues sabido es que cuando se presentan acusaciones mutuas sobre culpabilidades se utilizan las energías es en defender sus posiciones antes que en encontrar soluciones. 

Deberían entonces las mencionadas entidades hacer un alto en el camino y dedicar sus esfuerzos en hallar consensos que conlleven a cristalizar las realizaciones que claman con angustia los sambenitinos y santiagueros que lo único que piden es que se haga justicia con ellos y les permitan contar con sus alcantarillados, obras fundamentales en lo que a saneamiento básico se refiere. El próximo martes está previsto un debate en la Asamblea Departamental sobre esta materia. Ojalá las discusiones se centren en la búsqueda de soluciones antes que en recriminaciones recíprocas que no conducen a nada distinto que a retrasar los proyectos. 

Alarmante

Un informe reciente de la Defensoría del Pueblo en Sucre da cuenta de que en el departamento están vigentes un informe de riesgo y dos alertas tempranas, encontrándose bajo la lupa de la entidad los municipios de Sincelejo, Corozal, Sampués, San Marcos, San Benito, los del Golfo de Morrosquillo y dos de la Mojana. 

Un informe reciente de la Defensoría del Pueblo en Sucre da cuenta de que en el departamento están vigentes un informe de riesgo y dos alertas tempranas, encontrándose bajo la lupa de la entidad los municipios de Sincelejo, Corozal, Sampués, San Marcos, San Benito, los del Golfo de Morrosquillo y dos de la Mojana. Especialmente son focalizados los casos de Guaranda y Majagual por tratarse de violencia contra la población civil derivada del control territorial que ejercen determinadas organizaciones delincuenciales. La Defensoría pone particular énfasis en los homicidios selectivos, narcotráfico, amenazas y extorsiones en San Onofre. 

Lo   descrito anteriormente es un cuadro realmente alarmante  que deberá ser motivo de atención de las autoridades e investigaciones de la Fiscalía. En Sucre hay signos de veras preocupantes de que la violencia podría retornar si no se toman medidas concretas y eficaces para evitarlo.

Un avance

La  Asamblea Departamental aprobó en segundo debate la tasa a cobrar por la llamada estampilla pro-Universidad de Sucre que deberán pagar quienes contraten con el Departamento y las entidades territoriales, dinero que deberá ser utilizado en infraestructura y actividades misionales de dicho centro educativo. 

La  Asamblea Departamental aprobó en segundo debate la tasa a cobrar por la llamada estampilla pro-Universidad de Sucre que deberán pagar quienes contraten con el Departamento y las entidades territoriales, dinero que deberá ser utilizado en infraestructura y actividades misionales de dicho centro educativo. El importe será de 1,5 % hasta llegar a un monto total de 50.000 millones de pesos. Los directivos de la Universidad, según lo han manifestado, esperaban que al menos se cobrase el 2 % con el fin  de recaudar dichos fondos en un tiempo más reducido. 

Cierto  que nuestra alma máter tiene necesidad de percibir muchos más recursos de los que recibe en la actualidad pues las metas para mejorar la calidad académica son altas y las proyectadas inversiones en infraestructura también son costosas. No obstante, es un avance significativo contar con estos recursos a futuro que le sirvan para cumplir los objetivos antes señalados. 

Sería oportuno que la Asamblea se ocupe en las sesiones ordinarias de ventilar la posibilidad, con el lleno de los requisitos legales, de destinar aportes adicionales a la Universidad que obviamente deberán ser iniciativa del Ejecutivo Departamental. Si hay voluntad política habrá fórmulas y caminos para hacerlo.

Debe hacerse control

Es apenas lógico que los hoteleros de Coveñas se preocupen y exijan un buen servicio de aseo en ese balneario.

Es apenas lógico que los hoteleros de Coveñas se preocupen y exijan un buen servicio de aseo en ese balneario. Según algunos de ellos, en el pasado puente festivo, cuando arribaron oleadas de turistas, eran las 10 de la mañana de determinado día y la empresa encargada no había recogido las basuras. Es lógico suponer que esta es una circunstancia muy desagradable para ellos y los visitantes, que contribuye además a darle un mal aspecto a la población. 

El hecho de que la recolección de desechos haya sido asignada a una empresa en particular no exime al alcalde de su responsabilidad como primera autoridad. Entre estas se destaca exigir que se preste un buen servicio de aseo y en caso contrario tomar las medidas administrativas a que hubiere lugar. En el mismo sentido debe actuar el Concejo, que es coadministrador, pero en su caso solicitando se cumplan en debida forma las cláusulas contractuales entre la empresa recolectora y el Municipio. Este debe ser, nada más ni nada menos, uno de sus objetivos de control.