Apostarle a lo rural

Hemos insistido en varias ocasiones desde esta tribuna sobre la importancia de que el sector rural de Sincelejo y el resto de municipios de Sucre cuenten con una red vial en buen estado que les facilite a los campesinos sacar sus productos hasta las plazas de mercado, así como trasladar las herramientas y elementos necesarios hasta sus predios para ejercer su labor.

Hemos insistido en varias ocasiones desde esta tribuna sobre la importancia de que el sector rural de Sincelejo y el resto de municipios de Sucre cuenten con una red vial en buen estado que les facilite a los campesinos sacar sus productos hasta las plazas de mercado, así como trasladar las herramientas y elementos necesarios hasta sus predios para ejercer su labor.

Por eso, nos parece bien que el Gobierno nacional se esté apersonando de la situación y haya decidido destinar 1.5 billones de pesos para que se adecuen las vías terciarias del país, como un complemento a las grandes e importantes inversiones en las carreteras nacionales.

Es una buena noticia que sin duda contribuirá a reactivar la economía regional y que además abaratará los costos de transporte que inciden en el precio de los productos.

A crear cuerpos de bomberos

Uno de los componentes fundamentales de la política pública de prevención y atención de desastres son los cuerpos de bomberos.

Uno de los componentes fundamentales de la política pública de prevención y atención de desastres son los cuerpos de bomberos. Tanto así que en reiteradas ocasiones la Procuraduría les ha recordado a las autoridades correspondientes que no gestionar la creación de esos entes podría constituirse en una violación del Código Único Disciplinario porque con esa omisión se estaría “permitiendo que se origine un riesgo grave o un deterioro de la salud humana, el medio ambiente o los recursos naturales”. Sin embargo, tal parece que no se le ha prestado la debida atención a esto, pues en el país de los 1101 municipios más de 640 no cuentan con cuerpos de bomberos y en Sucre, por ejemplo, de los 26 solo 6 lo tienen. 

El reciente incendio ocurrido en el barrio Palacio de Sincé, donde ocho viviendas se incineraron (cuatro totalmente y cuatro parcialmente) en un santiamén y pudieron haber sido más si no hubiese sido por la rápida reacción de los bomberos de esa población, de Corozal y Sincelejo, relativamente cercanos al lugar de la tragedia, hace que se ponga otra vez sobre el tapete este asunto, pues no creemos que crear un cuerpo de bomberos sea algo tan complicado y difícil como para que en nuestro departamento 20 municipios carezcan de ellos. Consideramos entonces que los alcaldes de tales localidades deberían pensar en eso y la Procuraduría actuar, ya que tiene herramientas disciplinarias para ello.

Vamos bien

Enhorabuena para los 739 estudiantes de la IE Nuestra Señora de las Mercedes del municipio de Sucre que ayer el presidente Juan Manuel Santos les hizo entrega formal de una nueva infraestructura escolar luego de que en el 2010 se quedaran sin sede a consecuencia de la ola invernal que desbordó ríos, caños y ciénagas en la Mojana.  

Enhorabuena para los 739 estudiantes de la IE Nuestra Señora de las Mercedes del municipio de Sucre que ayer el presidente Juan Manuel Santos les hizo entrega formal de una nueva infraestructura escolar luego de que en el 2010 se quedaran sin sede a consecuencia de la ola invernal que desbordó ríos, caños y ciénagas en la Mojana.  

Y hoy, por fin, se les hizo realidad el anhelo de estrenar un colegio que consta de modernas instalaciones adaptadas para personas con discapacidad y las necesidades de la comunidad estudiantil. Se trata pues de una magnífica obra que hace parte del Plan de Acción Integral de la Mojana a cargo del Fondo Adaptación. 

También enhorabuena para los sincelejanos que recibieron de manos del primer mandatario de los colombianos la puesta en servicio de 12 kilómetros de la segunda calzada a Sampués que hace parte de la concesión Sucre-Córdoba. Esta es una de las obras que sin duda poco a poco le están cambiando la cara a una ciudad que se proyecta como emporio industrial y comercial en la Costa Caribe. Vamos bien.

La salud, prioritaria

Es persistente la crisis del Hospital Local de Tolú. Y esta, aunque viene de tiempo atrás, no ha sido atendida en debida forma por la actual administración. En el Concejo se ventila por estos días la situación y hasta ahora no aparece ninguna solución pronta no obstante las reiteradas promesas de tomar correctivos. 

Es persistente la crisis del Hospital Local de Tolú. Y esta, aunque viene de tiempo atrás, no ha sido atendida en debida forma por la actual administración. En el Concejo se ventila por estos días la situación y hasta ahora no aparece ninguna solución pronta no obstante las reiteradas promesas de tomar correctivos. 

Inaceptable que siendo Tolú un municipio con suficientes recursos, en el presupuesto no se destinen partidas suficientes para solventar en forma definitiva la crisis del Hospital. Valga anotar, por ejemplo, que a los empleados les adeudaban nueve meses de salarios y solo les pagaron dos, y que, según fuentes de dicho centro asistencial, no hay los insumos médicos más elementales para prestarles los primeros cuidados a los pacientes. 

La salud es un asunto prioritario y como tal debe tener prelación en el quehacer de los gobernantes. Si esto no ocurre se puede concluir que no están siendo fieles a su compromiso de trabajar por el bienestar general de la comunidad.

En una sola dirección

El martes pasado se constituyó en Sincelejo la Federación de Ganaderos de la Sabana (Fegasabana) que, según sus directivos, buscará la unión del gremio con el fin de que los ganaderos trabajen en una sola dirección y contribuir de esta forma a sacar adelante el sector. 

El martes pasado se constituyó en Sincelejo la Federación de Ganaderos de la Sabana (Fegasabana) que, según sus directivos, buscará la unión del gremio con el fin de que los ganaderos trabajen en una sola dirección y contribuir de esta forma a sacar adelante el sector. 

Realmente, la ganadería colombiana ha experimentado muchos avances en materia de genética y productividad a través del tiempo, lo que ha servido para abrir nuevos mercados a nivel internacional y de esta manera vender los excedentes. 

Todo ello puede fructificar en mayores alcances si las agrupaciones que los congregan aúnan esfuerzos y voluntades. De igual forma, los propósitos comunes les dan más legitimidad para concertar políticas públicas con el sector oficial. La ganadería necesita para seguir creciendo, además del esfuerzo continuado de quienes se dedican a ella, el apoyo estatal, en especial con programas de fomento y seguridad en el campo.

Visión futurista

Es una buena noticia que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo haya ofrecido respaldo a los grandes proyectos que se quieren ejecutar en Sucre y su zona de influencia. Entre estos se destacan la Zona Franca de Sincelejo, Prosincelejo, el Tren Río Mar y el puerto Yatí, este último en Magangué. Estas ambiciosas iniciativas, de singular importancia para la región, sin duda impulsarán en forma notable el desarrollo y serán, una vez convertidas en realidad y llevadas a buen término, fuentes de empleo y signos de progreso. 

Es una buena noticia que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo haya ofrecido respaldo a los grandes proyectos que se quieren ejecutar en Sucre y su zona de influencia. Entre estos se destacan la Zona Franca de Sincelejo, Prosincelejo, el Tren Río Mar y el puerto Yatí, este último en Magangué. Estas ambiciosas iniciativas, de singular importancia para la región, sin duda impulsarán en forma notable el desarrollo y serán, una vez convertidas en realidad y llevadas a buen término, fuentes de empleo y signos de progreso. 

Si queremos romper las barreras del subdesarrollo es necesario pensar en grande y con visión futurista. Es eso precisamente lo que hacen quienes han abordado con éxito las iniciativas arriba señaladas y ejercen el liderazgo. Además, es muestra de que nuestra clase dirigente es consciente de los desafíos que traen consigo los nuevos tiempos en un mundo globalizado con exigencias cada vez mayores.