Dispuestos a colaborar

Pensar en ciudad es estar dispuesto a hacer sacrificios en pro del desarrollo de esta; es estar dispuesto a soportar algunas incomodidades que trae consigo el progreso. 

Pensar en ciudad es estar dispuesto a hacer sacrificios en pro del desarrollo de esta; es estar dispuesto a soportar algunas incomodidades que trae consigo el progreso. 

En este modo deberemos estar los monterianos a partir de los próximos días, debido al inicio de la construcción del Puente del Asilo, una obra fundamental para el mejoramiento de la movilidad de la ciudad y que sin duda le dará imagen de gran urbe. 

Todos, absolutamente todos los ciudadanos, debemos entender la importancia de esta obra de infraestructura y aportar a su construcción. ¿Cómo? Primero, armándonos de paciencia para afrontar las incomodidades que se pueden presentar en la movilidad por los cambios necesarios de ruta. Segundo, acatando al pie de la letra los desvíos y las nuevas rutas sugeridas por la oficina de tránsito. 

Por su parte, las autoridades deben garantizar el orden del tráfico e informar oportuna y ampliamente todos los cambios y todas las opciones, empleando la divulgación y el personal necesarios y suficientes.

Córdoba debe ser prioridad

Es realmente preocupante que el asunto de la siembra de los cultivos ilícitos se esté 'saliendo de madre' en la región Caribe, sobre todo en este departamento, según lo anunciado por la Fiscalía General de la Nación. 

Es realmente preocupante que el asunto de la siembra de los cultivos ilícitos se esté 'saliendo de madre' en la región Caribe, sobre todo en este departamento, según lo anunciado por la Fiscalía General de la Nación. 

Mientras los ojos de las autoridades nacionales, encargadas de combatir ese flagelo, se centran en el interior y sur del país, de alguna manera se ha descuidado la región Caribe, y en departamentos como Córdoba y Bolívar 'calladamente' se han ido incrementando de forma exagerada la presencia de los llamados narcocultivos. 

Si no se le presta la debida atención a estas zonas, de seguro pronto tendremos un problema de tamaño mayúsculo con el creciente cultivo de la mata de coca, pues es de todos sabido que la comercialización de esta se utiliza para financiar los grupos armados al margen de la ley y por ende aumentan los índices de criminalidad en las zonas donde se pelean el control de esa actividad. 

Se necesitan operaciones contundentes, policivas y militares, para combatir estos cultivos y en ese sentido Córdoba debe estar entre los departamentos priorizados, antes de que las cosas empeoren.

Soberbia del nivel central

Claro que fue una farsa y una burla la reunión sostenida entre los representantes de la Agencia Nacional de Infraestructura, los alcaldes de Montería, Tierralta y Valencia y los delegados de las comunidades afectadas por la reubicación del peaje El Purgatorio del Kilómetro 18 al kilómetro 13. 

Claro que fue una farsa y una burla la reunión sostenida entre los representantes de la Agencia Nacional de Infraestructura, los alcaldes de Montería, Tierralta y Valencia y los delegados de las comunidades afectadas por la reubicación del peaje El Purgatorio del Kilómetro 18 al kilómetro 13. De que otra forma se puede catalogar que los funcionarios de Bogotá hayan venido, supuestamente, a dialogar y concertar con los afectados, pero que no tuvieran en cuenta las propuestas de las autoridades cordobesas y ni siquiera se hayan tomado unos días para analizarlas, solo vinieron a imponer su autoridad.

Una muestra más de la prepotencia del nivel central al imponer su ley sobre lo regional y al demostrar que le interesa más garantizar el equilibrio económico de una empresa privada que garantizar que no haya afectaciones para cerca de cincuenta poblaciones rurales de los tres municipios antes mencionados. No es justo que se trate a la comunidad cordobesa de esa manera tan despectiva y menos que se le imponga un insensato modelo económico, como el de la vía a Tierralta, en el que la que invierte es la Gobernación y la comunidad paga el peaje, pero el concesionario no puede invertir en su mantenimiento. ¡Qué tal!

Esa es la actitud

Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza y que trabajando en equipo se consigue mucho más, lo cual parecen haberlo entendido muy bien los congresistas del Caribe colombiano. 

Siempre se ha dicho que la unión hace la fuerza y que trabajando en equipo se consigue mucho más, lo cual parecen haberlo entendido muy bien los congresistas del Caribe colombiano. 

Enhorabuena se evidenció una reacción conjunta ante el anuncio del Gobierno Nacional de reducir el presupuesto de inversión preliminar para esta sección del país, fieles a su intención anunciada de trabajar en bancada por la defensa y bienestar de esta región. 

Y qué bien que, seguramente, a raíz de esa unión política el Ejecutivo escuchó a la bancada Caribe y decidió aumentar el presupuesto inicial que había anunciado y que se ejecutará en la vigencia del 2019. 

Se podría decir que nuestros congresistas pasaron la primera prueba como bloque. Esa es la actitud que se debe mantener siempre frente a todos los temas que competen a esta zona de Colombia, dispuestos a trabajar aliados para el desarrollo de proyectos de alto impacto, como los que tienen que ver con la búsqueda de la equidad y la reducción de la pobreza extrema en esta región.

Enfrentar el nuevo reto

Que se iban a presentar disidencias por parte de miembros de las Farc en el proceso de paz adelantado con el Gobierno colombiano era de esperarse y seguramente estaba presupuestado por el Estado. 

Que se iban a presentar disidencias por parte de miembros de las Farc en el proceso de paz adelantado con el Gobierno colombiano era de esperarse y seguramente estaba presupuestado por el Estado. Lo que realmente preocupa es que sea casi la mitad de los combatientes los que se han apartado del proceso y regresado a las armas, según un informe del periódico estadounidense The New York Time. 

Las dificultades presentadas en la reinserción a la vida civil, el acoso de los paramilitares para adueñarse de las zonas dejadas por los guerrilleros y la amenaza de los grupos armados ilegales para reclutarlos en sus filas son argumentos que expone la disidencia y los cuales también debieron ser previstos por el Gobierno, de tal manera que se pudieran minimizar sus consecuencias. 

Lo más grave es que esa disidencia ya está haciendo alianzas con grupos criminales que tienen fama de crueles, lo que puede significar que su actuar sea más despiadado, sin escrúpulos y sin ninguna ideología ni interés diferente al narcotráfico y sus derivados.

Qué mala administración

Aunque las noticias sobre corrupción en Colombia, y particularmente en Córdoba, lamentablemente ya no sorprenden, no deja de ser decepcionante y vergonzoso que donde la Contraloría General de la República 'pone la lupa' encuentra hallazgos fiscales y administrativos. 

Aunque las noticias sobre corrupción en Colombia, y particularmente en Córdoba, lamentablemente ya no sorprenden, no deja de ser decepcionante y vergonzoso que donde la Contraloría General de la República 'pone la lupa' encuentra hallazgos fiscales y administrativos. ¿Será que no hay una sola entidad gubernamental que no esté sumida en la corruptela? 

Para el ciudadano común es difícil entender cómo puede ser posible que un acueducto que se empezó a construir en el año 2010, con recursos de regalías, aún no se haya terminado y para rematar, lo que lleva construido no cumple con las calidades de obra requerida. 

De igual manera, no se necesita ser una lumbrera para saber que si se planeaba construir unos 'muelles' marítimos había que contar necesariamente con que los municipios beneficiados podían garantizar su adecuado mantenimiento, si no era así no debieron haberse construido en esos lugares, pues hoy se encuentran convertidos solo en miradores totalmente abandonados. 

Son solo dos ejemplos. Nos faltarían muchos renglones en esta columna para referirnos a todos los casos de mala administración de los recursos públicos en nuestro golpeado departamento.