Erosión que desplaza

Es lamentable que a los residentes de varias zonas costeras de Córdoba les toque observar impotentes cómo son desplazados por el implacable mar, otrora su más grande aliado. 

Es lamentable que a los residentes de varias zonas costeras de Córdoba les toque observar impotentes cómo son desplazados por el implacable mar, otrora su más grande aliado. 

Más lamentable aún es saber que los afectados han tocado todas las puertas posibles de las entidades pertinentes, pero pasan los años y siguen en las mismas: sin lograr la solución del gran problema que les representa la erosión marina. 

Esas instituciones, que ya han debido hacer algo definitivo, se la han pasado, eso sí, haciendo estudios y más estudios y proponiendo estrategias y más estrategias, que solo quedan en eso: solamente propuestas. Y mientras, los pueblos perdiendo sus calles y los pobladores perdiendo sus viviendas. 

No puede ser que el camino a seguir para las comunidades sea resignarse a ver cómo el mar se traga sus bienes, mientras las autoridades se  toman su tiempo, bastante tiempo por cierto, en busca de una solución que parece cada vez más lejana.

Ahora nadie responde

Qué tendrá que pasar para que algún funcionario o entidad del nivel nacional le preste atención, por fin, a las mil y una advertencias que se han manifestado desde hace tiempo sobre el mal estado en que se encuentra el Puente Metálico de Montería. 

Qué tendrá que pasar para que algún funcionario o entidad del nivel nacional le preste atención, por fin, a las mil y una advertencias que se han manifestado desde hace tiempo sobre el mal estado en que se encuentra el Puente Metálico de Montería. 

Es inconcebible que ni la administración municipal ni los líderes cívicos hayan podido lograr una respuesta acertada de Invías, ANI o Vías de las Américas, que lo que han hecho es 'tirarse la pelotica' entre sí, como si esa estructura no tuviera doliente.

No hay derecho a que después de seis meses de la última comunicación en la que se decía que en octubre de 2016 se determinarían los trabajos que requería el puente, a estas alturas no se haya movido una paja y, peor aún, no se sepa a quién le toca hacerlo. 

Entre tanto, los ciudadanos que tienen que utilizar el puente a diario siguen exponiéndose a la posibilidad de que la estructura colapse, porque no ha habido poder humano que logre la intervención definitiva que necesita esta emblemática obra de los monterianos. 

Pueda ser que cuando decidan hacerlo no sea demasiado tarde.

En el Día del Agua

Entre los servicios públicos, sin duda alguna el de vital importancia es el del agua, por lo que la prestación de este debería ser garantizado cien por ciento por las administraciones municipales, de tal manera que la escogencia de los operadores encargados de tan alta responsabilidad tiene que ser acertada, es decir, con la suficiente experticia y capacidad operativa y económica que asegure un óptimo servicio. 

Entre los servicios públicos, sin duda alguna el de vital importancia es el del agua, por lo que la prestación de este debería ser garantizado cien por ciento por las administraciones municipales, de tal manera que la escogencia de los operadores encargados de tan alta responsabilidad tiene que ser acertada, es decir, con la suficiente experticia y capacidad operativa y económica que asegure un óptimo servicio. 

Lamentablemente eso no es lo que se observa en algunas localidades del departamento de Córdoba, donde protestan casi a diario por el mal servicio prestado. 

Nos parece grave que el turismo en San Antero, por ejemplo, se esté afectando bastante por las fallas en el suministro de agua potable, ¡con tanto esfuerzo que ha costado sacar adelante este renglón de la economía cordobesa! 

Que hoy, Día Mundial del Agua, sea la ocasión precisa para que gobiernos y operadores le busquen solución definitiva al problema de la falta del preciado líquido en las comunidades.

Los controles son necesarios

La movilidad en inmediaciones a las instituciones educativas, colegios y universidades, es un verdadero caos y las autoridades de tránsito en Montería no pueden seguir con la excusa de que están socializando los Planes de Seguridad Vial, cuando esa es una norma que rige desde hace más de 20 años. 

La movilidad en inmediaciones a las instituciones educativas, colegios y universidades, es un verdadero caos y las autoridades de tránsito en Montería no pueden seguir con la excusa de que están socializando los Planes de Seguridad Vial, cuando esa es una norma que rige desde hace más de 20 años. 

Se va a completar el cuarto mes de 2017, tiempo más que suficiente para que ya se hayan tomado las acciones que eviten afectar la movilidad en sectores aledaños a colegios y universidades que funcionan en la capital, que en su mayoría son residenciales.

Como ha sido imposible implementar estos planes, lo único que se le pide a los encargados del tránsito local, es que al menos tomen medidas provisionales para acabar con el desorden vehicular que al final termina afectando a muchas comunidades, que siempre se preguntan lo mismo, ¿y dónde está la autoridad?

Acciones rigurosas

Causa preocupación que continúen presentándose robos masivos de reses en los departamentos de Córdoba y Sucre, con un modo de operación similar desde hace varios meses y que las autoridades todavía no hayan logrado dar con los responsables de estos ilícitos.

Causa preocupación que continúen presentándose robos masivos de reses en los departamentos de Córdoba y Sucre, con un modo de operación similar desde hace varios meses y que las autoridades todavía no hayan logrado dar con los responsables de estos ilícitos.

En los casos recientes que se han presentado no solo llama la atención el robo de ganado como tal, sino que los delincuentes, valiéndose de guías de movilización que no corresponden a las reses hurtadas, logran movilizarlas tranquilamente por las vías de diferentes entes territoriales sin que nadie pueda detenerlos, porque los documentos que portan son supuestamente los que corresponden a las bestias transportadas.

Si se ha sofisticado la metodología del abigeato, más deben sofisticarse los sistemas de las autoridades para contrarrestar este delito; pero mientras eso ocurre, deben extremarse al máximo las medidas de revisión del ganado al momento de ser movilizado; que en los retenes respectivos no solo se vigile si se lleva o no un documento, sino que se verifique rigurosamente si este corresponde realmente al ganado que se transporta. De lo contrario, este naciente carrusel del ganado, continuará creciendo hasta dejar los hatos más que diezmados.

Lo que faltaba

Lo que faltaba en Montería: que los revoltosos de la Unicor tengan aprendices. Por lo menos eso fue lo que pareció verse en el último desorden que generaron los llamados ‘capuchos’, cuando al frente de la universidad algunos adolescentes con uniforme del Inem azuzaban a la Fuerza Pública

Lo que faltaba en Montería: que los revoltosos de la Unicor tengan aprendices. Por lo menos eso fue lo que pareció verse en el último desorden que generaron los llamados ‘capuchos’, cuando al frente de la universidad algunos adolescentes con uniforme del Inem azuzaban a la Fuerza Pública, como refuerzo de los primeros o en una especie de ‘avanzada’ hasta cuando los desadaptados salieran del claustro universitario a agredir a los policías y causar caos.

Aunque las directivas del colegio afirmaron que los estudiantes inemitas solo estaban observando, pues coincidió el desorden con su salida de clases, lo cierto es que nunca debieron estar ahí, aprendiendo malas mañas. Claro, que en ese momento ya no es responsabilidad de la institución sino de los padres de familia, que deben enseñarles a sus hijos que ese no es el camino para protestar, y si así lo están haciendo reprenderlos como es debido. 

Aunque ya no son tan frecuentes estos desórdenes, parece que la directiva de la Universidad de Córdoba tendrá que hacer un esfuerzo más para erradicar de una vez por todas a los ‘capuchos’ que dañan la imagen de nuestra Alma Mater.