Grave que haya zonas vedadas

Lo que era un secreto a voces parece estarse confirmando: que en el departamento de Córdoba y su capital sí hay zonas vedadas para las autoridades, en donde solo impera la ley impuesta por los grupos armados ilegales. 

Lo que era un secreto a voces parece estarse confirmando: que en el departamento de Córdoba y su capital sí hay zonas vedadas para las autoridades, en donde solo impera la ley impuesta por los grupos armados ilegales. 

Grave, muy grave, que miembros del Cuerpo Técnico de la Fiscalía (CTI) denuncien que para ellos ya es imposible realizar labores investigativas y de inspección técnica de cadáveres en algunas zonas de Montería. Lo peor es que ya no es solamente en lugares apartados, sino también, cada vez más, en las goteras del área urbana de esta ciudad. 

Que se afirme que en el 80 por ciento de los municipios de Córdoba el CTI no puede llevar a cabo su trabajo es alarmante. Y lo es aún más que en algunos casos ni siquiera la misma Policía se atreva a llegar a esos sitios considerados vedados. 

Las autoridades respectivas deben reaccionar ante esta grave situación. No pueden permitir que haya zonas vedadas, tierra sin ley, en ninguna parte de la geografía cordobesa, mucho menos en la propia capital.

Apostarle a la educación

Complace mucho cuando se producen noticias relacionadas con el bienestar de adolescentes y jóvenes, un sector clave de la población, pero que no ha sido muy atendido a través de la historia de nuestro país. Y qué bueno que esas informaciones tengan que ver con el acceso a los estudios superiores. 

Complace mucho cuando se producen noticias relacionadas con el bienestar de adolescentes y jóvenes, un sector clave de la población, pero que no ha sido muy atendido a través de la historia de nuestro país. Y qué bueno que esas informaciones tengan que ver con el acceso a los estudios superiores. 

Para nadie es un secreto que dadas las dificultades económicas, el Icetex se convierte en una gran opción para muchos estudiantes que quieren  ingresar a una universidad. Por eso, con la sanción de la Ley de Contribución Solidaria para la Educación Superior se renuevan las esperanzas para miles de jóvenes de escasos recursos que desean estudiar una carrera.

Es un alivio el hecho de que los préstamos del Icetex ahora se hagan para estudiar en cualquier universidad y no solo en las acreditadas. De igual forma, que el programa 'Ser Pilo Paga' se haya ampliado a todos los programas de estudio, sean acreditados o no. Y para completar el alivio para padres de familia e hijos, qué bueno que se haya eliminado la figura del codeudor y el cobro de intereses de mora, entre otros cambios.

Trabajo decente

En la vida cotidiana ocurre que desconocemos el alcance y contenido de las normas que amparan los derechos y obligaciones tanto de los patronos como de los trabajadores.

En la vida cotidiana ocurre que desconocemos el alcance y contenido de las normas que amparan los derechos y obligaciones tanto de los patronos como de los trabajadores. Y es ahí cuando otros se valen de la ocasión para sacar provecho de ese desconocimiento.

Enhorabuena se viene implementando la llamada inspección móvil, que busca velar por la protección de los derechos laborales de los trabajadores del campo y de sus patronos. Es una población vulnerable que construye país desde las regiones rurales apartadas y que por su misma naturaleza están expuestos a que se les conculquen sus derechos. 

Necesaria iniciativa la del Ministerio del Trabajo-Viceministerio de Relaciones Laborales e Inspección-Dirección de IVC, que busca el acercamiento entre el sector central de la administración con las regiones y territorios remotos para velar por todos aquellos que desarrollan actividades agropecuarias, que realizan actividades en la informalidad, que sean adolescentes trabajadores de dichas zonas y que la presencia de la autoridad del trabajo no sea permanente. Importante objetivo para la implementación del trabajo decente.

*María Eugenia Aparicio Soto, directora (i)

Un paso importante

Ante la ola violenta que se está presentando en algunas regiones del país, en donde tienen presencia los llamados grupos armados organizados y disidentes de las Farc, resulta una noticia reconfortante para esas comunidades la posibilidad de que los integrantes de esos grupos se puedan someter a la justicia. 

Ante la ola violenta que se está presentando en algunas regiones del país, en donde tienen presencia los llamados grupos armados organizados y disidentes de las Farc, resulta una noticia reconfortante para esas comunidades la posibilidad de que los integrantes de esos grupos se puedan someter a la justicia. 

Con la nueva ley de sometimiento sancionada por el Presidente Juan Manuel Santos se renueva la esperanza de que se reduzca considerablemente la violencia generada por ellos y de paso también el tráfico de estupefacientes, tema en el que no le ha ido bien al Gobierno colombiano, según los últimos informes. 

Esta ley es clave en la medida en que los integrantes de esas organizaciones delictivas acepten someterse a la justicia, o por lo menos la mayoría de ellos, y de esta forma dar continuidad al proceso de paz y mejorar la seguridad de los colombianos. 

Esperemos que así sea por el bien del país, claro está que a aquellos que no les interese someterse debe seguírseles combatiendo con todas las herramientas disponibles.

Una luz de esperanza

Por fin se comienza a vislumbrar justicia en el tema de las pensiones de vejez de las madres comunitarias de este departamento.

Por fin se comienza a vislumbrar justicia en el tema de las pensiones de vejez de las madres comunitarias de este departamento. Por lo menos así parece, toda vez que el Tribunal Administrativo de Córdoba falló a favor de una madre comunitaria de Montería en ese sentido, ordenándole al Icbf pagar los aportes parafiscales faltantes para su pensión de vejez. 

Es un fallo de segunda instancia de suma importancia y que puede ser histórico, pues podría tomarse como base para las centenares de madres comunitarias en todo el país, que desde hace bastante tiempo vienen luchando para que se les reconozca ese derecho.

Independiente de las razones financieras que tiene el Estado para oponerse, no se puede negar que es un simple acto de justicia reconocerles el valioso trabajo que estas mujeres desempeñan en la formación de la primera infancia y la entrega en su labor diaria por el bienestar de los niños a su cargo. Lo menos que puede hacer el Gobierno es garantizarles que tengan una vejez digna.

Desafío principal

Uno de los principales desafíos de seguridad para el Estado actualmente es sin duda garantizar la vida de dirigentes sociales y defensores de derechos humanos, contra quienes se ha recrudecido la violencia a lo largo y ancho del país. 

Uno de los principales desafíos de seguridad para el Estado actualmente es sin duda garantizar la vida de dirigentes sociales y defensores de derechos humanos, contra quienes se ha recrudecido la violencia a lo largo y ancho del país. 

Y es un desafío mayor, porque en la medida en que esa situación permanezca inexorablemente afectará la consolidación de la paz y las condiciones necesarias para que esta sea estable y duradera. 

El reto para el Estado se centra en hacer presencia efectiva en aquellas zonas donde grupos armados ilegales se disputan el control territorial de las áreas desalojadas por las Farc, que es donde más se han presentado los asesinatos de los líderes sociales. 

La Comisión Nacional de Garantías de Seguridad debe evaluar las medidas de protección que le brinda a cada líder y ejecutar a la mayor brevedad las acciones tendientes a cumplir con la obligación constitucional de protegerlos. No se puede permitir que grupos armados que buscan apoderarse del narcotráfico y la minería ilegal sigan asesinándolos.