El rastro de Odebrecht

El pasado 21 de diciembre, en un acuerdo con la justicia de los Estados Unidos y de Suiza, esta firma brasilera reconoció haber pagado sobornos por  $800 millones de dólares a funcionarios públicos de los gobiernos de Angola, Mozambique, Colombia, México, Panamá, Guatemala, República Dominicana, Perú, Argentina, Venezuela, y Ecuador, para obtener beneficios en contrataciones públicas.