EN NUESTRA SINCELEJO

EN SUCRE > EN NUESTRA SINCELEJO > SINCELEJO, SUCRE
Por Redacción El Meridiano | 2017-09-14 00:00:00

En desventaja

La Registraduría Nacional del Estado Civil  informó ayer que 45 grupos políticos han hecho el proceso de inscripción por el método de firmas para Senado de la República y Cámara de Representantes en 2018. 

El "boom" de las firmas o aval del pueblo para inscribir candidaturas es la nueva estrategia utilizada por partidos, movimientos políticos y quienes aspiran llegar a la Presidencia o al Congreso de la República. 

Sobre esta práctica, que  no es nueva pero a la que muchos han acudido para lograr sus planes políticos, EL MERIDIANO consultó a congresistas de Sucre.

La senadora Teresita García Romero, del Partido Opción Ciudadana, dijo que se trata de un fenómeno que se da como resultado de la renuencia de aspirantes que se ven encasillados con un partido político que les obstaculice una posterior estrategia de acuerdos interpartidistas.

"Este fenómeno en definitiva tiene un efecto debilitador frente a los partidos legalmente constituidos. Además que tendría implicaciones orgánicas en la estructura legislativa, debido a que estos candidatos por firmas serían la representación de diversos movimientos y grupos significativos de personas, lo cual dificultaría las coaliciones", afirmó García.

El senador Antonio Guerra y el representante Nicolás Guerrero aseguraron que seguirán en sus partidos políticos.

Antonio Guerra de la Espriella, senador de Cambio Radical, indicó que "lo de firmas obedece a que este mecanismo tiene ventajas frente a la inscripción por partido como fecha de inicio de campaña, publicidad previa y la posibilidad que adhieran partidos y grupos de ciudadanos".

El representante a la Cámara por La U Nicolás Guerrero Montaño expresó que la oferta electoral para conseguir votos, actualmente, muestra omitir las preferencias e inclinaciones de los partidos, y el resultado no es necesariamente de competencias.

"Hoy, hay una buena parte de los posibles candidatos presidenciales queriendo ser avalados por firmas, otros buscando opciones de centro, que se conoce como votación del votante mediano. Otros buscan un voto de cambio, es decir, el llamado elector flotante o el indeciso", aseveró Guerrero. 

En desacuerdo

José Carlos Mízger, representante de Opción Ciudadana, se mostró en desacuerdo con la recolección de firmas.

"Se está violando el principio de igualdad. Los que pertenecemos a un partido o movimiento político con personería jurídica nos encontramos en desventaja frente a estos, ya que tienen la posibilidad de darse a conocer ante la opinión pública y población votante, lo cual indica que de cierta manera empiezan campaña", plantea Mízger.

TE DESTACAMOS

• Algunos congresistas  como Teresita García coinciden en que la polarización que se vive en el país "ha enrarecido el ambiente al interior de todos los partidos políticos".  
• El representante Nicolás Guerrero opinó que el "panorama es incierto, en donde abundan los candidatos presidenciales, algunos con dimensiones políticas e ideológicas".


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.