EN NUESTRA CÓRDOBA

EN CÓRDOBA > EN NUESTRA CÓRDOBA > MOÑITOS, CÓRDOBA
Por Redacción El Meridiano | 2017-03-20 00:00:00

El mar los desplaza

Los dueños de esta vivienda han tenido que correr la cerca cuatro veces. El mar, que cada día se adentra más hacia la población de Santander de la Cruz, corre la línea costera.


La erosión marina es un enemigo que ha acechado por muchos años a la población de Santander de la Cruz. Sin embargo, no han encontrado guardianes que les ayuden a enfrentarla.

Con el propósito de encontrar ese aliado que les muestre el camino que deben seguir y que se hagan las acciones correspondientes para contrarrestar este mal fue que pusieron en el año 2015 una Acción Popular. Aún el Tribunal Administrativo de Córdoba, que la estudia, no ha dado su fallo al respecto.

Pero la comunidad está confiada en que este ente les dará la razón de que se necesitan prontas acciones de las autoridades ambientales nacionales y departamentales para contrarrestar la acción de la erosión marina en el corregimiento más grande de Moñitos. 

La Acción Popular fue puesta en contra del Ministerio de Hacienda, de Medio Ambiente, de Transporte, de Invías, Departamento de Córdoba, Municipio de Moñitos, CVS y el Ministerio Público.

La destrucción de doce casas en los últimos diez años, 6 de ellas de nativos de Santander de la Cruz, no ha sido suficiente para que las autoridades actúen. En riesgo de ser destruidas por la fuerza del mar están otras 18 viviendas y cabañas.

Esos nativos que perdieron sus viviendas se fueron para casas de familiares, unos viven alquilados y otros emigraron a otras ciudades del país.

Aseguran habitantes de la zona, que las casas que empezaron a ser golpeadas por el mar dieciocho años atrás, estaban a 100 metros de la playa y actualmente son escombros que se han ido al mar y otros que aún quedan como muestra de la potencia de él. 

El Tribunal Administrativo de Córdoba, dentro de las pruebas que pidió fue un concepto técnico del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) sobre lo que sucede en este corregimiento de Moñitos. 

Este organismos adscrito al Ministerio de Ambiente concluyó que el retroceso de la línea costera es facilitado por el tipo de material que conforma la playa, compuesta principalmente por rocas finas. Es decir, que estas no resisten el fuerte oleaje y las escorrentías favoreciendo la erosión.

Según el concepto técnico el proceso erosivo se intensifica en verano por la falta de sedimento, asociado a la acumulación de arenas en las bocas de caños y la fácil movilidad de arenas por el viento hacia adentro de los pantanos.

Por esta situación se pierde la conectividad entre pantanos y el mar y se favorece el traspaso de sedimentos desde el frente de playa hacia las áreas inundables. Con la consecuencia de que la arena cubre las raíces de los manglares y los ahoga.

Recomienda el Invemar que se hagan estudios para diseñar alternativas de solución, que incluya estudios de impacto ambiental y las etapas de seguimiento. 

TE DESTACAMOS

En 2015 la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y del San Jorge (CVS) avisó a la Alcaldía de Moñitos sobre el problema de erosión costera y solicitó la reubicación de 30 casas, eso no se dio. Se han perdido casas y calles, y nadie se ha apersonado del tema.
Debido a la erosión la comunidad de Santander de la Cruz se ocupó, hace diez años, de que nadie sacara arena de ese territorio. 


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.