EN NUESTRO SUCRE

EN SUCRE > EN NUESTRO SUCRE > COROZAL, SUCRE
Por Redacción El Meridiano | 2018-07-11 00:00:00

Candado a gerencia de Las Mercedes

Durante seis horas, trabajadores del Hospital Regional Nuestra Señora de Las Mercedes cerraron con candados las oficina de la Gerencia (foto arriba der), Pagaduría y la farmacia (foto abajo der.). Con gritos exigieron a la gerencia pagar los salarios que adeuda a los empleados del sindicato.  


Empleados de planta y sindicato del Hospital Regional Nuestra Señora de Las Mercedes de Corozal cerraron ayer con candados las oficinas de la Gerencia y Pagaduría y la farmacia. 

Esto en protesta porque a los empleados del sindicato de trabajadores Sintragesa les adeudan 4 meses de salarios, primas, seguridad social y cesantías.  

Ludis Márquez, auxiliar de planta de sala de parto del centro asistencial, dijo que cerraron las oficinas porque la gerente Eugenia Díaz nunca da la cara a este problema que viene desde hace 5 años. 

"Ella ya ni viene. La semana pasada pidió tres días de permiso que pasó encerrada en su oficina para que nadie la molestara. Ya el giro llegó y había dicho que les iba a pagar, pero ayer (martes) dijo que ya no lo iba a hacer", manifestó. 

Agregó que en el hospital se utilizan las amenazas para evitar que los empleados exigían el pago por sus servicios. 

"Estamos protestando poquitos empleados porque aquí se maneja la amenaza. 'Si tú participas en una reunión te botamos'. Aquí están callados la junta directiva y ciertos administrativos, pese a conocer la situación, por miedo a que los boten", denunció.

Añadió que el hospital también les debe 7 meses a la empresa de vigilancia y 6 a los operarios de cocina.  

En el hospital de Corozal trabajan 300 empleados por sindicato y 33 por nómina.  

Carmen Teherán, auxiliar de enfermería de planta, indicó que se unió a la protesta en solidaridad con sus compañeros. 

"Hoy no estamos en pos de pelea, sino de dialogar. Esto que estamos haciendo es para que ella (la gerente) venga a poner la cara y busque una solución. Por eso, nos parece irrespetuoso el audio que mandó con una doctora en donde nos informaba que ni venía ni iba a pagar. Me parece una falta de respeto porque nosotros no somos manejados de la finca de ella", reprochó.

Afirmó que a raíz de esto, en el último mes han fallecido cuatro compañeros y otros dos están hospitalizados debido a que no les han pagado la salud. 

"Ayer (martes) enterramos a una compañera que estuvo varios días mal por aneurisma. Ella no tenía la salud pagada y el estrés por las deudas la puso peor. Cuando lograron solucionarle fue demasiado tarde. Tenemos que aguantar tantas cosas con nuestro trabajo. Aquí hay excelentes enfermeras. Se enterró a una excelente enfermera. ¿Qué va a esperar? Que se mueran todos ", dijo con indignación. 

Miguel Ojitos, coordinador de enfermería del personal del sindicato, manifestó que buscan respuestas sobre el pago de sus honorarios. 

"Además del caso de la compañera fallecida, tenemos los casos de otros trabajadores que en el último mes se han incapacitados porque están cansados y extenuados. El estrés por el no pago de los salarios y la seguridad social es la causa de que se presenten estas consecuencias. El personal muchas veces me llama porque no tiene para comer o que no pueden venir al turno porque no tienen para los pasajes y viven lejos del hospital", indicó. 

'Lo que hicieron fue ilegal': gerente Díaz

La gerente de Las Mercedes, Eugenia Díaz, indicó que ayer se iba a pagar, pero no lo hicieron porque encontraron las oficinas cerradas.  

"Hasta que no abran Tesorería no se pueden autorizar los pagos. Lo que sucedió es un acto delicado porque también cerraron el almacén y están poniendo en peligro la vida de los usuarios. Me estoy asesorando jurídicamente y con el Ministerio de Trabajo para tomar acciones", advirtió. 

Desmintió que la enfermera que falleció no tuviera su seguridad pagada. "Ella era de planta y con ellos los pagos van al día", dijo. 

Asimismo negó las supuestas amenazas al personal del hospital. "Cada quien tiene derecho de luchar por sus derechos, pero poner candados a los puertas no es la manera de hacerlo.  Las señoras de la planta que están bien con los pagos son las promotoras. Eso es incitar a la violencia porque las cosas se resuelven con el diálogo. Nunca he amenazado a nadie, me considero una persona muy respetuosa. Yo quisiera tener la plata para pagarles, pero los giros no llegan completos y la situación en el hospital es la misma que la de los otros del departamento", aseguró.  

Levantaron el paro

Luego de seis horas de protestas los trabajadores acordaron levantar el paro y reunirse hoy con la gerente. 

Así lo informó, Héber Arrieta Arrieta, personero de Corozal, que se reunió con algunos manifestantes y trabajadores del área administrativa para mediar la situación. "Se acordó una reunión con representantes del sindicato, del Ministerio del Trabajo, Secretaría de Salud de Sucre y la Procuraduría", anotó Arrieta. 

TE DESTACAMOS

Algunos funcionarios y usuarios del Hospital de Corozal indicaron que les preocupa que por el paro la prestación del servicio, que ha mejorado, desmejore.


Compartir
Sin comentarios, sé el primero en comentar.