Un refugiado entre los heridos

En medio de la agresión de la que fueron objeto tres personas que no tenían nada que ver con los disturbios de la noche del viernes, cuando el Escuadrón Antimotines de la Policía fue a despejar la vía Lorica-Chinú, a la altura del corregimiento Los Corrales, un venezolano refugiado en una invasión cercana, fue la tercera persona herida y ayer su mamá llegó a Montería para ponerse al frente de su caso.